Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Fiscalía abre diligencias contra los cuatro menores acusados de acoso escolar en Valencia

Otro menor asegura que recibió amenazas del mismo grupo pero que no se atrevió a denunciarlo

La Fiscalía de Menores de Valencia ha abierto diligencias preliminares contra los tres adolescentes de 14 años acusados de agredir, al menos en tres ocasiones, a un chico de la misma edad. Según el informe de la Jefatura Superior de Policía, el menor recibió golpes, puñetazos y patadas por todo el cuerpo, palizas que eran grabadas por uno de los supuestos agresores. De momento, la Fiscalía no ha dictado medidas cautelares. El consejero de Educación, Alejandro Font de Mora, ha valorado la colaboración prestada por los padres de los implicados, tanto de los supuestos agresores como de la víctima, al tiempo que ha pedido una mayor rapidez a la hora de denunciar estos casos.

Font de Mora ha informado hoy de que los hechos tuvieron lugar los días 6, 16 y 17 de noviembre a las afueras del Instituto Juan de Garay, en el barrio valenciano de Patraix. Hasta la segunda paliza, la víctima no acudió a un hospital. El grupo agresor estaba compuesto por cuatro adolescentes de entre 14 y 16 años, mientras otros seis menores de 14 participaron como testigos. Dos días más tarde, la víctima dejó de ir al instituto y en ese momento la dirección comenzó a investigar, puesto que no se había producido ninguna comunicación por parte del chaval a la dirección o el profesorado. El director del IES, Joaquim Carrión, se entrevistó entonces con los supuestos agresores, con la víctima y con los padres de ambas partes "y encontró una buena colaboración de todos ellos".

Posteriormente contactó con la inspección educativa e interpuso una denuncia policial. "Todos los padres han estado a la altura de las circunstancias", ha destacado el consejero, quien ha confirmado que por parte de su departamento y de la dirección del centro se han abierto expedientes administrativos, actualmente en suspenso porque el caso está en manos de la Fiscalía de Menores, que es quien debe decidir sobre la imputación o no de delitos a los adolescentes sospechosos. Asimismo, se investiga la grabación en vídeo, mediante un teléfono móvil, de alguna de las agresiones aunque los sospechosos han argumentado ante la dirección del IES que ese documento ha sido borrado.

Otro chico amenazado

El consejero ha advertido a los responsables de este tipo de actos de que la legislación penal contempla "graves sanciones" para quienes violan los derechos de sus compañeros de estudios, y ha destacado la normalidad que impera en el Juan de Garay, donde se debe "evitar crear alarma porque ha sido un hecho aislado". Respecto al móvil de las agresiones, ha dicho que aún se investiga aunque, a su juicio, "muchas veces no tienen explicación porque no se parece a los de los adultos". El director del centro ha declarado que este caso debe ser abordado con medidas policiales y, especialmente, psicopedagógicas y sin tanta intervención de la prensa.

El grupo de menores estaba compuesto por varios alumnos del Juan de Garay, según Joaquim Carrión, aunque "la mayoría es de otro centro, incluso el principal agresor no está en este instituto, aunque sí alguno del corrillo" que rodeó a la víctima en las palizas. Hasta hace dos semanas "no había nada que hiciera pensar que ocurriese algo. Esta zona es tranquila, nunca hemos tenido un conflicto de este tipo, más allá de los normales que se puedan producir en las aulas", ha señalado el director del centro.

Ha destacado la intervención de los servicios psicopedagógicos del centro "para procurar que esto no ocurra y se normalice la situación" y ha lamentado que el alumno agredido se haya visto en los medios tras haber vuelto a las clases, la semana pasada, "con normalidad". "No sé hasta qué punto perjudica al alumno que se vea todo esto en la prensa, a lo mejor no es muy conveniente; no sé cómo le habrá sentado que se sepa todo esto", ha añadido. Respecto a un posible segundo caso de acoso escolar, concretamente a otro menor que no se ha atrevido a denunciarlo pero que ha de ir acompañado al centro por sus padres, el director ha señalado que le consta que ha sido amenazado por el mismo grupo, "pero no hay nada más".

Un 400% más de denuncias en Madrid

Las denuncias por acoso escolar han aumentado en Madrid casi un 400% en 2005 respecto a 2004, según ha informado el Defensor del Menor de la Comunidad madrileña, Pedro Núñez Morgades. Mientras en 2004 hubo 127 denuncias, entre llamadas telefónicas y quejas tramitadas por escrito, en lo que va de 2005 esa cifra se eleva a 400.

Más información