Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rajoy asume como "una decisión personal" el recurso contra el matrimonio gay

"Me cueste lo que me cueste tengo que colocar la ley por encima de la oportunidad política", afirma el líder popular

Mariano Rajoy ha zanjado hoy con una frase tajante la polémica abierta en su partido sobre la idoneidad de presentar un recurso en el Constitucional contra la ley que permite los matrimonios homosexuales. "Me cueste lo que me cueste tengo que colocar la ley por encima de la oportunidad política", ha afirmado esta tarde, asumiendo personalmente la interposición -que ya da por segura- de dicho recurso. Por la mañana, unas declaraciones de Esperanza Aguirre criticando la iniciativa había levantado la polvareda política en el PP.

El líder de la oposición ha afirmado además que su partido presentará este recurso "por coherencia y porque es el sentir de muchos españoles". Horas antes, por indicación del propio Rajoy, el secretario de Justicia e Interior del partido, Ignacio Astarloa, había adelantado que no habría marcha atrás en la presentación del recurso pese a las voces discrepantes en el partido. Astarloa salía así al paso de las declaraciones de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, quien esta misma mañana había criticado la iniciativa en el transcurso de una entrevista en Los desayunos de TVE.

Los argumentos de Astarloa fueron los mismos que los que horas después esgrimió el presidente de su partido: que el PP recurrirá cualquier norma que considere inconstitucional porque "el cumplimiento de la ley está por encima de la oportunidad política". Astarloa también pidió al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, que rectificara lo dicho ayer, respecto a que el PP quiere con ese recurso que los homosexuales pierdan derechos adquiridos.

"También presidenta de los homosexuales"

La tormenta en el PP se desató esta mañana con las declaraciones de Aguirre. La presidenta de la Comunidad de Madrid explicó, a preguntas de la periodista Pepa Bueno, que no estaba de acuerdo con que a las uniones homosexuales se les diera el nombre de matrimonio pero que el recurso contra dicha ley tampoco le parecía bueno ni oportuno. Según Aguirre, puede que la ley sea inconstitucional pero "la opinión general es que no se interpreta como una cuestión de coherencia jurídica, sino como un ataque a los homosexuales", y "eso no es bueno para el PP".

La decisión se tomará en el grupo parlamentario, pero si se tomara en el Comité Ejecutivo Nacional la presidenta de Madrid votaría en contra. "Tengo que decir que yo soy presidenta también de los homosexuales y además que yo defiendo los derechos de todos, sean cual sea su orientación sexual y los homosexuales no son unos señores solos representados por los que hablan de ellos en su nombre, son unos individuos libres que han elegido que quieren esa orientación sexual y saben que yo defiendo sus derechos y libertades hasta el final", sentenció.

El pasado lune el secretario general del partido, Ángel Acebes afirmó que se preparaba ya el recurso y que el tema estaba aún en manos de los servicios jurídicos del partido. Según Acebes, sólo en el caso de un dictamen totalmente desfavorable, el PP se plantearía no interponerlo, pero consideró esta hipótesis altamente improbable porque desde las filas del PP "no hay ninguna duda de que la norma vulnera la Constitución".

Divisiones internas

En la última reunión del grupo parlamentaria ya hubo una agria discusión sobre este tema entre el portavoz del PP en el Congreso, Eduardo Zaplana, y el jefe de Gabinete de Rajoy, Francisco Villar, que es diputado por Madrid. Villar tomó la palabra para defender a la diputada Celia Villalobos, que había propugnado la conveniencia de que el PP no se opusiera a las bodas gays, pues eso, a su juicio, da una imagen muy derechista del partido y lo que conviene es que ofrezca una imagen más centrada a la sociedad.

Además de Aguirre, Villar y Villalobos otras voces se han levantado en el seno del partido contra esta decisión. Ayer, el coordinador del Grupo de Lesbianas y Gays del PP, Javier Gómez, pidió a Rajoy, "que pare el recurso contra el matrimonio entre personas del mismo sexo". Si finalmente el PP presenta el recurso, ello no paralizaría la ley. Hasta el 12 de septiembre se habían casado en España 27 parejas homosexuales, y más de 300 habían iniciado los trámites, según el ministerio de Justicia. En cuatro casos los jueces han impedido la realización de las bodas.

Más información