Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El 'Discovery' se desengancha con éxito de la Estación Espacial Internacional

El transbordador iniciará el lunes su viaje de regreso tras las reparaciones de la nave

El transbordador estadounidense Discovery, con siete tripulantes a bordo, se ha desenganchado hoy con éxito de la Estación Espacial Internacional (ISS), ha informado el Centro de Control de Vuelos Espaciales (CCVE) de Rusia. Tras esta operación, la tripulación de la nave realiza ahora los preparativos para el retorno a la Tierra, el próximo lunes, día 8.

La agencia espacial estadounidense NASA ha decidido que el transbordador está en condiciones seguras para el viaje de regreso y que un trozo de tela aislante bajo la ventanilla de babor en la cabina que se rasgó durante el lanzamiento no presenta un riesgo para la misión.

La comandante Eileen Collins y sus seis acompañantes han tenido una jornada de bastante trabajo, durante la cual han trasladado desde la estación a la bodega del Discovery el módulo de carga Rafaello, de fabricación italiana. La astronauta Wendy Lawrence y el piloto James Kelly han manejado el brazo robótico de la estación internacional para tomar a Rafaello, que llevó a la estación espacial unos 1.700 kilogramos de suministros y ahora está cargado con basura y equipos viejos.

El Discovery es el primer transbordador que ha reabastecido a la estación orbital -un proyecto en el cual participan dieciséis naciones- desde que el Endeavour visitó la residencia orbital en octubre de 2002. Después de que el transbordador Columbia estallara y se desintegrara -un accidente en el que murieron sus siete tripulantes- el 1 de febrero de 2003, la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de EE UU (NASA) había suspendido todas las misiones de estas naves.

En ese periodo, el abastecimiento de la estación orbital y el reemplazo de su tripulación estuvieron a cargo de naves rusas Soyuz y Progress. Durante el lanzamiento del Discovery, el pasado 26 de julio, se desprendieron algunos trozos de espuma del tanque exterior de combustible que, si bien no dañaron la nave, repitieron los desprendimientos que tuvieron consecuencias fatales para el Columbia.

La NASA ha suspendido todos los vuelos de transbordadores hasta que se resuelva el problema de la espuma aislante en el tanque exterior de combustible para los cohetes propulsores. Y previendo que haya una demora en la próxima misión de abastecimiento, ha asignado un día adicional a la estancia del transbordador en la estación espacial para la recolección de desechos. Entre los artículos adicionales que han recogido los tripulantes en su limpieza se cuentan herramientas, repuestos, computadoras portátiles y piezas de máquinas de ejercicio muscular que ya no se usan.