Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La CBS admite que fue engañada en una información sobre el servicio militar de Bush

Una fuente militar proporcionó a la cadena unos documentos cuya autenticidad no puede verificar

La cadena de televisión estadounidense CBS ha admitido que emitió una información errónea sobre el pasado militar del presidente del país, George W. Bush. Esta información estaba basada en unos documentos cuya autenticidad no ha podido corroborar y que fueron proporcionados por una fuente que "engañó" a la cadena. La CBS reconoce que no debió emitir el reportaje.

La cadena ha emitido un comunicado en el que dice que fue víctima de un engaño con los documentos sobre el servicio militar del presidente Bush, que divulgó en un programa el pasado 8 de septiembre. Según el comunicado, la fuente de esa información, el ex oficial de la Guardia Aérea Nacional de Texas Bill Burkett, "ha reconocido que proporcionó los documentos ahora controvertidos" y que "engañó deliberadamente" a una productora de la cadena acerca del origen de los informes. Según el presidente de la división de noticias de la CBS, Andrew Heyward, "sobre la base de lo que sabemos ahora, CBS no puede probar que los documentos son auténticos". Por ello, considera la cadena que "no debimos haberlos usado. Fue un error que lamentamos profundamente".

El comunicado se refiere a un reportaje difundido en el programa 60 minutos el pasado día 8, en el que se hablaba del polémico paso del presidente por la Guardia Aérea Nacional de Texas durante su servicio militar. El reportaje estaba basado en unos documentos supuestamente firmados por el superior de Bush durante su servicio, el comandante Jerry Killian, que insinuaban la existencia de presiones políticas para "edulcorar" la hoja militar del joven Bush y que acreditaban que el presidente incumplió el requisito de someterse a exámenes médicos periódicos para pilotos de la Fuerza Aérea. Killian murió hace 20 años y otros oficiales de la época también han fallecido, por lo que resulta muy difícil obtener testimonios directos.

Poco después de la emisión de los memorandos en el conocido programa informativo, varios expertos en la verificación de documentos señalaron detalles de los papeles divulgados que sugerían que habían sido falsificados. En concreto, algunas de las letras tienen la forma de los modernos procesadores de textos informáticos y no de las máquinas de escribir de comienzos de los años 70.

La cadena ha intentado verificar la autenticidad de los documentos y no ha podido, por lo que estima que ha sido "engañada deliberadamente" por su fuente. La cadena ha identificado a la fuente que facilitó los documentos, el coronel retirado de la Guardia Nacional Bill Burkett, que ha reconocido en otra entrevista con Dan Rather, el responsable de la información, que "engañó deliberadamente" a la productora de CBS News que trabajaba en la información respecto al origen de los documentos. Según el comunicado, Burkett dijo inicialmente a la cadena que "había obtenido los documentos de un antiguo miembro de la Guardia Nacional", aunque ahora sostiene que "los obtuvo de una fuente diferente cuya identidad y conexión con los documentos, CBS no ha podido verificar hasta el momento".

El presentador del programa, Dan Rather, uno de los periodistas de televisión más famosos de EEUU, ha señalado en un comunicado por separado que, tras una investigación adicional, ya no tiene "confianza" en que estos documentos permitan a la cadena mantener su veracidad. "Cometimos un error de juicio y lo lamento", añade Rather.

CBS ha prometido realizar una "revisión independiente" sobre la preparación y emisión del reportaje el 8 de septiembre "para determinar qué acciones deben tomarse". "Nada es más importante para nosotros que nuestra credibilidad".