La OCU denuncia que los serviciones funerarios en España cuestan 2.300 euros

La organización de consumidores critica que las funerarias municipales continúan operando sin competencia

Los gastos fúnebres para un sepelio digno (traslados, gestiones, féretro, tanatosala y corona de flores) con inhumación en un nicho temporal ascienden a un total de 2.297 euros, según ha denunciado hoy la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU), con motivo del Día de Todos los Santos (1 de noviembre). Desde 1996, se ha producido un incremento de precios del 56% (más del 6% al año).

Más información

La elección de la incineración, una opción cada vez más habitual, no puede deberse a criterios económicos, según esta organización de consumidores, ya que, salvo en municipios muy concretos como Madrid y Tarragona, su coste es similar o incluso superior a la inhumación en un nicho temporal, como concluye el estudio realizado por la OCU a 79 empresas funerarias de 21 ciudades españolas y sus cementerios. Según este análisis de OCU-Compra Maestra, la ciudad que tiene el coste medio más elevado, tanto en la opción de inhumación en nicho temporal (3.298 euros) como en la opción de incineración (3.210 euros), es Barcelona.

Ciudades como Zaragoza, Málaga, Palma de Mallorca, y Badajoz (a costa de no figurar la tanatosala en los presupuestos) destacan por ofrecer un nivel de precios más bajo. Además, la OCU critica que en algunas ciudades la carestía de la factura está relacionada con el servicio funerario que se presta y en otras con los gastos asociados a la inhumación o incineración. Añade que estos altos precios cuentan además con la estrategia de las empresas funerarias de limitar la información a sus potenciales clientes.

Falta de información

Así, más del 90% de las funerarias no tiene sus tarifas de precios expuestas en un lugar visible y casi el 70% no las muestra ni siquiera a petición del cliente. En lo que respecta a la elaboración del presupuesto, el 10% de las funerarias se niegan a entregar ningún documento argumentando que no es costumbre "dar detalles hasta después del fallecimiento". Cuando éstas entregan presupuesto, según la OCU, no suelen ser completos (falta identificación de la empresa, fecha etc), ni detallados. Lo justifican diciendo que el detalle se entrega tras la aceptación del presupuesto y es habitual que se ofrezcan sólo precios orientativos.

En cuanto a las funerarias municipales, esta asociación de consumidores denuncia que, a pesar del Real Decreto que en 1996 puso final a los monopolios, continúan operando "sin competencia" por falta de interés de la iniciativa privada o por los "complicados" requisitos que exigen los ayuntamientos para dar licencia de apertura a otras empresas. Esto ocurre en Barcelona, Tarragona y Palma de Mallorca. En los casos de Madrid, Málaga, San Sebastián y Vigo, las funerarias con participación municipal compiten con otras privadas, casos en los que las primeras deberían marcar unos mínimos de calidad y precio que sirvieren de referencia para el resto del sector, añade la OCU.

Pero en Madrid, San Sebastián y Palma de Mallorca, las respectivas empresas municipales entregaron a la OCU presupuestos "con una calidad ínfima". Como ejemplo, la Empresa F. Mixta de Madrid entregó como presupuesto un folio en blanco, sobre el cual aconsejaba al miembro de la organización de usuarios que anotara lo que creyera conveniente y en Pollee (San Sebastián) el presupuesto consistió en un cifra anotada en una tarjeta de visita y algo similar entregaron en la Empresa F. Municipal de Palma de Mallorca.

Sobre la información "parcial e interesada" de algunas funerarias, la OCU destaca que en Madrid únicamente ofrecen un servicio funerario (con o si tanatorio) pese a contar con otros servicios más económicos y que en Barcelona ofrecen como única opción un servicio funerario con un

coste muy elevado, pese a la petición de los autores del estudio de un servicio básico. Por todo ello, la OCU recomienda pedir un presupuesto a tiempo y detallado, si la muerte es previsible; avisar cuanto antes al seguro de decesos, si el fallecido lo tiene; tener en cuenta el 7% del IVA para los servicios funerarios, y saber que los hospitales cuentan con salas de velatorio gratuitas para los pacientes que fallecen allí.

Lo más visto en...

Top 50