Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Una fundación conservadora de EE UU ofrece 200 dólares a los toxicómanos que se esterilicen

Las asociaciones de libertades civiles califican la medida de "nazi" y advierten de que se parece a la eugenesia

Project Prevention, una fundación conservadora estadounidense, ofrece 200 dólares a los toxicómanos que se acojan a su plan de esterilización. Algunas asociaciones defensoras de los derechos humanos y las libertades civiles ya han calificado el proyecto de "nazi".

El programa de esterilización para toxicómanos, según publica el diario italiano Il Corriere della Sera, se llama CRACK y está amparado por la ley. Su finalidad: evitar que los drogadictos puedan tener hijos que presenten algún tipo de taras congénitas o que queden desatendidos por la situación de sus progenitores.

La propuesta ya ha sido aceptada por 854 personas, el 90% de ellas mujeres. Unas 370 se han esterilizado directamente y el resto han preferido métodos a largo plazo. La fundación, fundada por la actriz Barbara Harris, se ampara en los datos para justificar su iniciativa: alrededor de 740.000 niños nacen en EE UU todos los años de padres alcohólicos o drogadictos y la mitad de ellos sufren graves problemas de salud. Además, según argumenta la propia fundadora de la asociación, "sólo es una opción más, la última decisión es voluntaria".

En expansión

"Me han acusado de racismo, pero es infundado. Yo he visto de cerca -adoptó a un bebé con síntomas de adicción al crack- como los niños de madres drogadictas vomitan, sufren y tienen problemas en la escuela", comenta Harris, que fundó la asociación hace casi diez años en la costa oeste y está en pleno proceso de expansión, con oficinas ya en Orange (California), San Francisco, Kansas City, Albuquerque y Florida.

La polémica se ha ampliado los últimos días sobre de dónde proviene el dinero para amortizar los gastos. Según la propia organización, miembros conservadores sufragan la mayor parte, además de existir una extensa lista de "donaciones". Las asociaciones de libertades civiles no han tardado en reaccionar.

"Esto recuerda a cuando los nazis decían que había que esterilizar a los enfermos y a los judíos para mejorar la economía", aseguraba en The New York Times Lynn Paltrow, presidenta de National Advocates for Pregnant Women, que acusa a Project Prevention de poner en marcha un programa que promueve la eugenesia, practicada en Estados Unidos hace varias décadas, cuando fueron esterilizados miles de deficientes mentales, disminuidos físicos, homosexuales, presos y personas "conflictivas".