MEDIO AMBIENTE

Más de 200 ciudades españolas celebran hoy el Día Europeo sin Coches

La iniciativa pretende concienciar sobre cambiar los hábitos y usar de forma más racional el vehículo privado

Aún no se conoce el número de personas que se han apuntado a la sana iniciativa de dejar por un día el coche y optar por la bicicleta o el paseo. En el Día Europeo sin coche, más de 20 millones de usuarios españoles en 200 ciudades están llamados a participar en la jornada. En Madrid, la jornada coincide con la Fiesta de la Bicicleta, con una marcha que desde las nueve de la mañana restringe el tráfico de coches por las principales vías de la capital.

El objetivo de la iniciativa es concienciar a la sociedad sobre la necesidad de cambiar los hábitos de movilidad y asumir progresivamente un uso más racional del vehículo privado. Como requisito imprescindible para participar en la jornada, cada ciudad desarrollará e implantará una medida con carácter permanente, escogida entre las propuestas por el Instituto para la Diversificación y Ahorro de la Energía (IDAE) y el Ministerio de Medio Ambiente en un catálogo, dirigida a mejorar la movilidad urbana en detrimento del uso particular del coche.

Entre las medidas que se desarrollarán se incluyen la construcción de carriles bici y carriles bus, peatonalización de las calles, aparcamientos disuasorios en las entradas a los centros urbanos, transporte con combustible alternativo y adaptación del total de los transportes urbanos para los minusválidos.

Pocos españoles ocultan su preocupación por los atascos y la contaminación atmosférica en las ciudades y los sitúan en primer y tercer lugar, respectivamente, en la lista de problemas urbanos.

Ahorro energético

Pereza y poco uso del transporte público. Los datos hablan de que la mitad de los desplazamientos de los vehículos privados que se realizan cada día en el país son para recorrer distancias de menos de tres kilómetros.

Si se evitaran esos viajes se obtendría un ahorro energético del 60% y de las correspondientes emisiones de dióxido de carbono (CO2), contribuyendo así a la lucha frente al cambio climático. Asimismo, la baja ocupación de los vehículos privados convierte al coche en el menos eficiente de los modos de transporte. La conducción agresiva, a causa de las prisas, que se practica en las ciudades puede suponer un aumento del consumo de combustible de hasta un 60%.

Además, el 74% de los españoles está expuesto a niveles sonoros superiores a los 55 decibelios, a causa del ruido producido por la circulación.

Los políticos se bajan del coche

El ministro de Medio Ambiente, Jaume Matas, intentará dar ejemplo dándose un paseo por las calles de Granada, un gesto que seguramente resultará insuficiente para las voces más críticas, las de los ecologistas, que critican duramente la falta de iniciativas de los ayuntamientos para cambiar los hábitos de movilidad en las grandes ciudades.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS