Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ESPACIO

El segundo turista espacial vuela ya hacia la Estación Espacial Internacional

El surafricano Mark Shuttelworth pagó 22 millones de euros para formar parte de la expedición 'Marco Polo'

La nave Soyuz ha partido esta mañana hacia la Estación Espacial Internacional (ISS) desde la base de Baikonur, en Kazajistán. A bordo del cohete portador viajan el cosmonauta ruso Yuri Gudzenko, el astronauta italiano Roberto Vittori y el segundo turista espacial de la historia, el surafricano Mark Shuttelworth, quien ha pagado 22 millones de euros por formar parte de la expedición.

El cohete portador fue instalado ayer ceremonialmente en la plataforma Número Uno de Baikonur, la misma desde donde partió hace 41 años el histórico vuelo de Yuri Gagarin, primer hombre que viajó al espacio. De acuerdo con el programa previsto, las banderas de Africa del Sur, Italia y Rusia fueron pintadas en el exterior de la Soyuz-U.

Cuando alcance la órbita, la nave tripulada pondrá rumbo a la ISS, donde se acoplará automáticamente a uno de los módulos rusos. Fuentes del centro de control de vuelos espaciales han informado de que la Soyuz probablemente se acoplará al segmento Zariá, y en caso de fallo los tripulantes deberán hacer la maniobra manualmente.

Especialistas del Centro Yuri Gagarin para la preparación de cosmonautas de Rusia han explicado que Shuttleworth pasó todas las pruebas médicas y concluyó con éxito los entrenamientos, "pero está un poco flojo en el idioma ruso".

El sueño de un 'cerebro' de la Red

Shutteworth se convirtió de golpe en millonario en 1999 cuando vendió su compañía, pionera en programas de seguridad para Internet, por unos 575 millones de dólares. Luego se dedicó a otros proyectos financieros, entre ellos algunos relacionados con el espacio, y así maduró este viaje, para el que ha tenido que pasar ocho meses de entrenamiento.

También ha tenido que pagar más que Tito, quien abonó entre 18 y 20 millones de dólares por su capricho de inaugurar en mayo pasado el turismo espacial. A diferencia de éste, quien realizó en solitario todas las negociaciones sucesivas, Shuttleworth cuenta con un equipo detrás de 12 personas.

Reemplazar una cápsula

Su página personal de Internet, titulada El Primer Africano en el Espacio, ha seguido minuto a minuto el proyecto, que incluye médico, cineasta, fotógrafo y otros ayudantes. "Ésta es la realización de un sueño personal, sueño que comenzó en el extremo de Africa, y espero que mi ejemplo inspire a muchos africanos de todas las edades que creen en el poder de sus sueños", manifestó Shuttleworth en vísperas del lanzamiento.

La misión principal de la expedición Marco Polo, tercera de una nave rusa, será reemplazar la cápsula Soyuz TM-33 que actualmente se encuentra acoplada a la ISS como vehículo de escape.

Una vez instalado en Alfa, el joven surafricano contribuirá al apretado programa de actividades, como observaciones astronómicas, geofísicas o médicas y experimentos científicos elaboradas por científicos surafricanos y rusos.