_
_
_
_
_

Julie Mehretu: “En la abstracción hay posibilidades radicales”

Museos como el Whitney o el Lacma le han dedicado exposiciones a Julie Mehretu. Ahora muestra sus dibujos en la galería Carlier | Gebauer de Madrid.

La artista Julie Mehretu.
La artista Julie Mehretu.JOSEFINA SANTOS

Para Julie Mehretu (Adís Abeba, 51 años) este ha sido un buen año: el museo Whitney de Nueva York, la ciudad donde vive, le ha dedicado una retrospectiva para analizar sus más de dos décadas como referente de la abstracción y ahora tiene dos exposiciones en Europa. Ambas en la galería Carlier | Gebauer, pero en dos ciudades distintas: en Berlín mostrará pinturas y la cita de Madrid “tendrá un carácter más íntimo”, explica por teléfono, con los dibujos que ha creado los últimos meses. “El dibujo es la parte primordial de mi práctica, el origen, la fuente que me permite acceder al pensamiento creativo”, señala. Mehretu es una de las artistas contemporáneas más reconocidas, Time la incluyó en su lista de las personas más influyentes de 2020. Nació en Etiopía –su madre, estadounidense, era profesora del método Montessori; su padre, etíope, profesor universitario–, pero la familia tuvo que abandonar el país en 1977 por motivos políticos y mudarse a Estados Unidos. The New York Times asegura que “es a la vez agente de cambio y miembro del establishment“, con unas obras que analizan la sociedad desde la abstracción, un lenguaje que no se cansa de explorar.

Untitled, 2021, uno de los dibujos que la artista ha preparado para la exposición Metoikos (in between drawings).
Untitled, 2021, uno de los dibujos que la artista ha preparado para la exposición Metoikos (in between drawings).CATHY CARVER, CORTESÍA DE JULIE MEHRETU Y DE CARLIER | GEBAUER, BERLÍN / MADRID Y MARIAN GOODMAN GALLERY, NEW YORK / PARÍS

¿Nunca se ha planteado crear obras figurativas?
Aunque solemos pensar que abstracción y figuración son divisiones diferentes en realidad para mí es algo binario, me parece que resulta casi imposible mirar una obra abstracta sin tener referencias del mundo representativo, y creo que también es difícil crear algo muy fi gurativo y no ver las abstracciones que contiene. Lo que me interesa en mi trabajo es explorar esa unión, ese espacio intermedio.

Sus obras suelen estar ligadas a la actualidad, analizan cambios sociales y políticos, ¿qué ha inspirado los dibujos que muestra en Madrid?
Hablan sobre el lenguaje de la abstracción, ese espacio de invención y posibilidades. He prestado siempre mucha atención a la historia del dibujo y del grabado. Estoy muy interesada en la conversación que han abierto a lo largo de los siglos y en las colecciones que hay en Madrid, especialmente en los dibujos de Goya. Además, hemos vivido un año y medio muy complicado y estamos atravesando una época de cambio global. Y eso se refleja, es parte de la conversación.

Dissident Score, 2019-2021, una pintura de Julie Mehretu.
Dissident Score, 2019-2021, una pintura de Julie Mehretu.TOM POWEL IMAGING, CORTESÍA DE JULIE MEHRETU Y CARLIER | GEBAUER, BERLÍN / MADRID Y MARIAN GOODMAN GALLERY, NEW YORK / PARÍS

Ha expuesto en el Whitney o el Lacma. ¿Las grandes instituciones buscan redefinir el canon?
Las dos exposiciones fueron muy emocionantes porque se trata de unas instituciones que crecí observando y admirando, y se ha permitido dar cabida a una voz diferente de la abstracción dentro de estos espacios. Creo que en la abstracción hay posibilidades radicales, tipos de ideas diferentes.

¿El mundo del arte es más abierto ahora?
Se ha producido un cambio, y eso se percibe en el tipo de exposiciones que estamos viendo, desde luego. Pero creo que en términos de ver una redefinición mayor hace falta que pase más tiempo. Estoy superinteresada en cómo los cambios culturales han influido en la forma en que pensamos en el arte y los artistas, y también en cómo el arte participa en la cultura. Vamos a ver muchos desafíos en el mundo, con la catástrofe climática, la globalización y las migraciones, los cambios que provocamos. Necesitamos hacernos preguntas que vienen de estos grandes problemas. Vivimos un momento muy particular, creo.

Uno de los dibujos recientes de la artista (Untitled, 2021).
Uno de los dibujos recientes de la artista (Untitled, 2021).CATHY CARVER, CORTESÍA DE JULIE MEHRETU Y DE CARLIER | GEBAUER, BERLÍN / MADRID Y MARIAN GOODMAN GALLERY, NEW YORK / PARÍS

¿Qué siente al ver imágenes de afganos huyendo de su país, usted que también tuvo que emigrar?
Veo exactamente lo mismo que viví. Y es realmente devastador. Cuando creces pensando que tu vida va a ser de una forma y de pronto no tienes literalmente nada se produce una especie de ruptura primaria en tu vida. Eso es muy triste y siento muchísima empatía. Ha pasado durante siglos; la gente tiene que dejar sus sitios de origen porque está siendo perseguida.

¿Va a inspirar algunos de sus próximos trabajos?
No lo sé, siempre estoy atenta a lo que ocurre en el mundo y ahora siento que están sucediendo muchas cosas. En EE UU la pandemia ha sacado a la luz muchos de los fallos de esta sociedad, tenemos que cuidar a nuestras comunidades y proteger el medio ambiente y buscar nuevos caminos para el futuro.

Uno de los dibujos recientes de la artista (Untitled, 2021).
Uno de los dibujos recientes de la artista (Untitled, 2021).CATHY CARVER, CORTESÍA DE JULIE MEHRETU Y DE CARLIER | GEBAUER, BERLÍN / MADRID Y MARIAN GOODMAN GALLERY, NEW YORK / PARÍS

Uno de esos problemas es el racismo que combate Black Lives Matter, ¿cómo ha influido este movimiento en el mundo del arte?
Sacó a la luz una ruptura social y a una generación joven de nuevas voces. Ahora tenemos un deseo profundo de trabajar para reconstruir, pensar en por qué esto existe aún y cómo lograr cambios reales. Son preguntas transversales, están ocurriendo en todos los campos: en las universidades, el cine, la literatura… Y también en el mundo del arte, donde hay una intención real de repensar quién participa en los museos, quién está presente en la creación de exposiciones y en la toma de decisiones. Hay mucho trabajo por delante, pero las cosas no son como hace 20 años.

¿También para las mujeres artistas?
Desde luego. Todavía hay poca representación, pero hay muchas que están haciendo un trabajo realmente interesante. Hay un cambio y se ve interés.

Ha creado una utopía creativa en las Catskills, donde pasó el confinamiento. ¿Ese es el futuro?
Varios amigos apostamos por ello en 2004, vienen artistas cada verano a trabajar, es un laboratorio para experimentar nuevas formas de ver la creatividad, el medio ambiente, la agricultura… Somos como un think tank de pensamiento radical y posibilidades.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Ana Fernández Abad
La editora de estilo de vida de S MODA está especializada en temas culturales y personajes de actualidad. Es licenciada en Periodismo por la Universidad de Navarra y ha escrito en medios como Diario 16, El Comercio o Descubrir el Arte.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_