_
_
_
_

El botín «Origami» no es de papel

Alejandro Ingelmo se inspira en la papiroflexia para crear esta pieza de femme fatale.

Ingelmo

Estos botines de ante y tacón de 12 centímetros nada tienen de naïf, al contrario, podrían estar en el armario de una femme fatale. Sin embargo su diseñador, Alejandro Ingelmo, se ha inspirado en una técnica tan delicada como la del origami, de ahí sus detalles en piel con forma de pliegue de papel. 

Cuestan 995 dólares (765 euros aproximadamente) y los encontrarás en la tienda online de Alejandro Ingelmo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_