_
_
_
_

Ariish Wol: «Queremos fingir que llevamos una vida perfecta, y eso daña tanto nuestra salud mental como la de los que nos miran»

Favorita del nuevo Mugler, encarnación de la vanguardia sobre la pasarela londinense, esta joven promesa no escapa a ninguno de los debates contemporáneos. Con ustedes, la sudanesa Ariish Wol.

La modelo Ariish Wol.
La modelo Ariish Wol.TXEMA YESTE

Hoy llega a los quioscos el número de marzo de S Moda con dos portadas. Una de ellas es la brasileña Valentina Sampaio,  la primera modelo transexual que protagonizó una portada de Vogue Paris, cuya historia puede leer aquí.   

La otra protagonista de portada es la sudanesa Ariish Wol, a quien puede leer bajo estas líneas

_____________________________________________

Bastaron un par de meses para que Ariish Wol (Jartum, Sudán, 1997) empezara a aparecer en las páginas de las revistas internacionales tras firmar, en 2019, con una agencia de Montreal, la ciudad en la que pasó la mayor parte de su vida tras huir con su madre de Sudán del Sur por los terribles conflictos bélicos y establecerse en Canadá como refugiada. En este país tampoco consiguió ser feliz del todo: sufrió abusos en su infancia y posteriormente fue diagnosticada como epiléptica. Cuando en 2020 se afincó en Londres y vio su cara impresa en un autobús —acababa de protagonizar la campaña de Marks & Spencer—, se quedó lívida, no porque su carrera hubiese despuntado, sino por algo mucho más complejo e infinitamente más importante: “De repente pensé: ‘soy guapa’, y lo acepté. Las personas que hemos sufrido abusos durante nuestra infancia terminamos viendo los cumplidos como insultos. Me dolía que me lo dijeran porque pensaba que me querían utilizar. En aquel momento me di cuenta de que yo también podía ser guapa, aunque no entrara en el canon, y de que muchos me apreciaban de verdad y abrazaban mis imperfecciones”. Fue entonces cuando Ariish decidió no callarse, mostrar sus debilidades, contar su difícil historia. “No puedo fingir que soy insensible porque ahora me vaya bien. No quiero mirar para otro lado. Me han juzgado muchas veces en la vida y al final he decidido decir: ‘Esta soy yo, respétame”.

Ariish Wol , con top negro de algodón y bañador blanco con ribete negro, ambos de CHANEL.
Ariish Wol , con top negro de algodón y bañador blanco con ribete negro, ambos de CHANEL.TXEMA YESTE

Su madre la ayudó a iniciar su carrera desde muy joven. ¿Siempre quiso ser modelo?

En realidad, no. Ella contactaba con agencias, pero todos me veían demasiado grande, ya de pequeña era muy alta. Así que decidí que quería ser jugadora de baloncesto. Quería entrar en la WNBA.

Hasta que hace poco más de dos años firma con una agencia y empiezan a lloverle trabajos importantes. ¿Cómo se afrontan las inseguridades cuando ocurre algo así?

Lo pasé fatal, estaba aterrada. Porque estaba acostumbrada a mirar revistas y pasar el rato en las redes sociales y sentía que no encajaba en ninguna parte. Decidí tomármelo como un trabajo más. Es muy fácil caer en las inseguridades o tomarte mal que te juzguen, el gran reto para mí y para el resto de modelos es tratar de que nada de eso te acabe afectando. En estos meses, he empezado a respetar a esta industria más de lo que la respetaba.

¿Ha visto que también tiene cosas positivas?

Muchas. El hecho de que demanden a una mujer negra con curvas como yo, o que no tenga que esconder mis problemas del pasado ya es mucho.

¿Cree entonces que la diversidad y la inclusión son reales y no algo pasajero?

Esta industria no es consistente. Se da un paso adelante y veinte atrás. A veces te quieren a ti y al mes siguiente vuelven al canon tradicional. Me encanta pensar que hay niñas que se vean reflejadas en mí y crean que pueden ser modelos, pero debería ser la norma, no la excepción.

Ariish Wol , con top corto negro y falda drapeada de cuero, ambos de BALMAIN.
Ariish Wol , con top corto negro y falda drapeada de cuero, ambos de BALMAIN.TXEMA YESTE

Supongo que es muy sanador poder visibilizar la depresión y la epilepsia…

Absolutamente. He tenido un pasado muy oscuro y, cuando me diagnosticaron epilepsia, a los 14 años, me convertí en una persona muy autodestructiva, porque era lo fácil. He estado a punto de morirme muchas veces y al final algo en mí me decía: “Levántate”. Me he dado cuenta de que cuanto más sincera seas con los demás, más apoyo vas a encontrar.

¿Hay alguna marca o equipo con el que te sientas especialmente cómoda trabajando?

Siempre con el de Mugler. Es increíble trabajar con Casey [Cadwallader, el director artístico de la marca] y con todo su equipo porque siempre quieren mostrar la realidad. El placer de ser una mujer imperfecta que ha aprendido a estar totalmente segura de su cuerpo. Mi madre siempre dice que con ellos soy yo misma. Nunca te juzgan y siempre piensan que estamos aquí para abrazar todo lo que los demás consideran que no es bonito.

¿Qué sueños profesionales quiere cumplir?

Me encantaría crear una asociación formada por modelos y creativos que hayan tenido problemas de salud mental o discapacidades. Pero eso es en lo puramente personal. En el campo profesional, me haría muy feliz ser la embajadora de una gran marca de cosmética. Ver mi cara por la calle, como ha ocurrido en la campaña de Marks & Spencer.

Ariish Wol, con vestido de punto blanco y negro con flecos y zapatos ‘mule’ de cuero, todo de ALAÏA.
Ariish Wol, con vestido de punto blanco y negro con flecos y zapatos ‘mule’ de cuero, todo de ALAÏA.TXEMA YESTE
Ariish Wol, con top y falda drapeados, todo de LOEWE.
Ariish Wol, con top y falda drapeados, todo de LOEWE.TXEMA YESTE
Ariish Wol, con ‘trench’ de ante laminado de MARINA RINALDI, top de látex rosa de VERSACE y botas de piel de CELINE.
Ariish Wol, con ‘trench’ de ante laminado de MARINA RINALDI, top de látex rosa de VERSACE y botas de piel de CELINE.TXEMA YESTE
Ariish Wol, con chaqueta de ‘jacquard’ y ‘leggings’ de encaje, ambos de DOLCE & GABBANA.
Ariish Wol, con chaqueta de ‘jacquard’ y ‘leggings’ de encaje, ambos de DOLCE & GABBANA.TXEMA YESTE
Ariish Wol, con bodi negro de STELLA MCCARTNEY.
Ariish Wol, con bodi negro de STELLA MCCARTNEY.TXEMA YESTE
Ariish Wol , con vestido de piel, top de punto, gafas de sol Peacock Star y botines Moonlight, todo de LOUIS VUITTON.
Ariish Wol , con vestido de piel, top de punto, gafas de sol Peacock Star y botines Moonlight, todo de LOUIS VUITTON.TXEMA YESTE

* Estilismo: Juan Cebrián. Modelo: Ariish Wol (UNO Models). Maquillaje y peluquería: Rubén Mármol (Kasteel) para Le Pure y L’Oréal. Manicura: Pannkss. Diseño de set: Virginia Sancho. Técnico digital: Adrià Fabregat. Asistentes de fotografía: Daniel Gallar y Tomy del Sol. Asistente de estilismo: Paula Alcalde. Atrezo: Beatriz Segura y Marcos Sobreviela.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_