_
_
_
_

11 premios de 100.000 euros a proyectos liderados por mujeres. La iniciativa de Cartier para apoyar el emprendimiento femenino

Este año, 32 mujeres en 11 categorías han recibido apoyo financiero y asesoramiento para desarrollar sus respectivos negocios en una nueva edición de Cartier Women Initiative, el proyecto de la casa joyera que lleva 16 años fomentando el emprendimiento femenino. Su directora, Wingee sampaio, explica por qué es necesario que la innovación esté liderada por mujeres.

Wingee sampaio durante la ceremonia de premios
Wingee sampaio durante la ceremonia de premios

Wingee Sampaio trabajó como analista financiera durante años, después se trasladó al departamento de innovación de una gran compañía. Fue allí donde descubrió el impacto positivo que podría tener un buen proyecto empresarial en su comunidad de origen. En 2015, Cartier la fichó como directora de su proyecto Women’s Initiative, que lleva desde 2006 premiando económicamente y ofreciendo apoyo y mentoría a negocios comandados por mujeres en distintas regiones del mundo. «En aquel momento, era más un reconocimiento y un premio, pero en los últimos seis años hemos crecido hasta ofrecer distintas categorías por regiones, una que premia la innovación en materia científica y, este año, hemos introducido otra que apoya la diversidad y la inclusión», explica vía zoom. En total, son once categorías y tres mujeres premiadas por cada una (con 100.000, 60.ooo y 30.000 dólares respectivamente).

Wingee Sampaio durante la última entrega de premios, celebrada el pasado miércoles
Wingee Sampaio durante la última entrega de premios, celebrada el pasado miércolesVictor Picon

El criterio para recibir una de estas dotaciones se basa en los parámetros que marcó la ONU sobre el desarrollo sostenible. «A veces es difícil medir el impacto real en las comunidades donde se asientan estos proyectos. Cuando los premios cumplieron quince años, publicamos un informe midiendo dicho impacto en la medida de lo posible», explica Sampaio, que destaca que, por encima de todo el apoyo económico o empresarial que otorgan a estas emprendedoras, «está el sentimiento de pertenencia. El emprendimiento es un camino solitario, y lo es doblemente si eres mujer. Cuando ellas ven compromiso y apoyo todo es más sencillo. Verlas a todas unidas la semana de los premios hace que este trabajo valga la pena». Todas tienen tras la mención un servicio de asesoría para sus respectivos proyectos que les permite estar en contacto entre ellas; les ayudan a buscar inversión, a hablar en público o a contactar con los agentes adecuados.

Jean Picon

La gala de este año, celebrada en la Salle Pleye de París con la presencia de Amal Clooney, nueva embajadora de los premios, galardonó a 32 mujeres, que recibieron entre todas un total de dos millones de dólares por parte de Cartier. «Es que es muy triste», cuenta Sampaio, «no hay región del mundo que no invisibilice a las mujeres. El otro día me contaba una empresaria noruega que solo el 25% de los emprendedores allí son mujeres. En Noruega, que se supone que es un país avanzado en igualdad de género». Ella cree firmemente que cuando es una mujer la que dirige es otro el impacto social, «porque en general, la diversidad, la inclusión y la verdadera innovación van de la mano».

De entre todas las categorías, la directora de la iniciativa considera que  quizá la más importante actualmente sea la dedicada a la ciencia y la tecnología. «Son mujeres que llevan años investigando para ayudar a otros, y en este sector, además son minoría. Por no hablar del dinero que reciben, que a veces es ínfimo. Y no es que no existan, ahí fuera hay científicas alucinantes. De hecho, es la categoría en la que más solicitudes solemos recibir», dice. Este año la ganadora ha sido Poulami Chaudhuri, de India, cuya empresa, Helex, trabaja realizando mapas genéticos accesibles para todas las capas de la sociedad.

Las solicitudes para participar en la nueva edición de Cartier Women’s Initiative están ya abiertas hasta el 30 de junio.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_