_
_
_
_

Inditex cierra sus 502 tiendas en Rusia y sigue la estela de otros grandes grupos de moda españoles

El grupo gallego ha anunciado el cierre temporal de sus establecimientos en el país así como el cese de la venta ‘online’. Una decisión a la que también se ha sumado Tous y Tendam, que tiene 50 tiendas de Women’secret en el país.

Inditex tiene 86 tiendas de Zara en Rusia.
Inditex tiene 86 tiendas de Zara en Rusia.Cortesía Inditex
Clara Ferrero

Después de que una creciente lista de firmas hayan cesado su actividad comercial en Rusia los últimos días (Burberry, Puma o H&M, entre ellas) y de que Mango se convirtiera en la primera marca de moda española en tomar posición haciendo lo propio, Inditex acaba de informar a la CNMV que suspende temporalmente su actividad en las 502 tiendas y en el canal online del país. «En las actuales circunstancias no podemos garantizar la continuidad de las operaciones y de las condiciones comerciales en la Federación Rusa. Rusia constituye alrededor del 8,5% del EBIT global del grupo. Todas las tiendas operan en régimen de alquiler, por lo que la inversión no es relevante desde el punto de vista financiero», ha explicado el grupo gallego.

Rusia supone para Inditex la segunda mayor red comercial del mundo solo por detrás de España. Es un mercado que emplea a más de 9.000 personas sumando tiendas y centros logísticos; una plantilla a la que Inditex dará apoyo con «un plan especial», según han comunicado. Por su parte, en Ucrania el grupo tiene 79 tiendas, que ya permanecían cerradas tras el inicio del conflicto, y da empleo a 1.170 trabajadores.

Otras de las firmas de moda españolas con presencia en Rusia como Tendam (antiguo Cortefiel) o Tous también se han sumado a paralizar su actividad en el país. Tendam anunció el cierre de las 50 tiendas de la marca de lencería Women’secret que tiene en Rusia y en las que trabajan 400 personas. «La decisión de suspender temporalmente la actividad en Rusia se efectuará garantizando la máxima protección a todos los empleados y colaboradores», ha asegurado la compañía, que ya cerró tras el estallido de la guerra las 15 tiendas en régimen de franquicia que tiene en Ucrania. Además, Tendam ha hecho una aportación inicial de 100.000 euros en apoyo a la Cruz Roja Internacional y ha creado una cuenta para que sus empleados y colaboradores puedan efectuar sus donaciones. Su filial en Hungría «se ha puesto a disposición para atender peticiones de refugiados».

Por su parte, Tous ha echado el cierre de sus sesenta establecimientos en el país, así como de su canal de comercio electrónico. “La compañía está estudiando fórmulas para ofrecer apoyo a los equipos de Tous en el país, esperando que la situación mejore lo antes posible”, contaba la firma joyera en un comunicado.

Con la decisión de Inditex y Tendam, los tres grandes grupos de moda española que operan el Rusia ya están fuera del país. Mango fue la primera compañía de moda española en suspender su actividad en el país atacante horas antes que sus competidores. «Todas las personas que formamos Mango nos sentimos muy cerca de todos aquellos que están sufriendo en un momento tan incierto como el actual […] Por responsabilidad con nuestros 800 compañeros en Rusia, así como con nuestros franquiciados y partners, hemos tratado de proteger la operativa en el país hasta el último momento. Sin embargo, finalmente Mango ha tomado la decisión de cesar temporalmente sus operaciones en Rusia, cerrando sus tiendas propias y su plataforma online y paralizando el envío de nueva mercancía hacia el país», reza el comunicado. Consultada por S Moda, la compañía reconoce que «Rusia es un mercado importante para la marca», pero no ofrece datos sobre la aportación que supone a sus ventas globales.

Mango cuenta con 120 tiendas en Rusia, de las cuales 65 son franquicias. Tanto los franquiciados como los marketplaces (plataformas online que venden productos de varias marcas) podrán «continuar distribuyendo las prendas de Mango en función de su disponibilidad de stock». La empresa, que también ha donado 100.000 euros al Movimiento Internacional de la Cruz Roja y de la Media Luna Roja para atender a la población ucraniana y reducir el impacto humanitario de esta crisis, aprovechó el comunicado para reforzar su posición de apoyo y solidaridad con sus empleados ucranios, que suponen un total de 120. «Estamos en contacto constante y directo y haciendo un seguimiento individual con cada uno de ellos», afirman, aclarando que la marca está proporcionando apoyo legal y económico a los colaboradores y sus familiares, tanto a aquellos que han salido del país como los que aún permanecen en Ucrania.

Sumando la presencia de las distintas marcas de moda nacionales en el país (Tous o Camper también operan allí), el total de establecimientos de origen español en Rusia roza los 800, siendo Inditex la compañía con mayor número de tiendas. El país gobernado por Putin es uno de los quince principales destinos para nuestra moda y, de hecho, en 2021, las exportaciones españolas de moda (incluyendo complementos, cosmética y joyería) al país recuperaron niveles prepandémicos sumando 521,2 millones de euros, según datos de Icex España Exportación e Inversión.

A nivel internacional son cada vez más las firmas que están cerrando de forma temporal sus tiendas allí. Nike, que a principios de semana anunció el cese de sus ventas online, ha ampliado la restricción también a sus puntos de venta físicos. En las últimas horas, conglomerados del lujo como los grupos LVMH (124 tiendas en el país y 3.500 empleados), Hermès (tres puntos de venta físicos en Moscú), Richemont (cinco tiendas de Cartier y presencia de otras de sus firmas como Montblanc o Chloé), Chanel (seis tiendas en Moscú y una en Sant Petersburgo) o Kering han confirmado a través de sendos comunicados y/o publicaciones en sus páginas de LinkedIn el cese de su actividad. Si bien los rusos de alto poder adquisitivo son grandes consumidores de artículos de lujo, los analistas aseguran que la proporción de ventas generada por estos clientes es pequeña en comparación con los principales motores de crecimiento de la industria, China y Estados Unidos. Según datos de Morgan Stanley, los ciudadanos rusos representan menos del 2% de las ventas mundiales de Kering y Richemont, incluido el gasto ruso en el extranjero.

Además, tótems del lujo como LVMH, Kering o el grupo L’Oréal, se han comprometido a brindar apoyo económico a las organizaciones que ayudan a los refugiados ucranios. En el caso del primero, la donación de cinco millones de euros al Comité Internacional de la Cruz Roja se completa con una acción para apoyar el talento ucranio en la moda. A través del premio LVMH que conceden a creadores emergentes, darán ayuda financiera a los tres diseñadores ucranios que han resultado semifinalistas a lo largo de sus ediciones: Anna October, Julie Paskal y Anton Belinskiy. 

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Clara Ferrero
Es redactora en S Moda, revista en la que ha desarrollado la mayor parte de su carrera. También es cocreadora de 'Un Podcast de Moda', el primer podcast en castellano especializado en la temática. Es licenciada en Periodismo y Comunicación Audiovisual, y especialista en Comunicación de Moda por la Universidad Complutense.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_