_
_
_
_

¿Está Paris Hilton acabada?

Su alumna aventajada Kim Kardashian la está destronando tras aprender todos los trucos del negocio de ‘cómo hacerte más rico enseñando tu vida de rico’.

Paris Hilton
Beatriz García

SAN FRANCISCO.- Paris Hilton fue la primera en eso de 'ser famosa por ser famosa'. Sin ninguna razón en particular, a excepción de ser la heredera de una gran fortuna, Paris se convirtió, de la noche a la mañana, en la celebrity por excelencia. Famosa hasta en el último rincón del planeta, creó con su imagen un imperio al margen de su herencia hotelera. Para ello no necesitó ningún talento especial. No es especialmente buena cantando; no sabe actuar; y su físico no da la talla para ser una modelo profesional. Sin embargo, tuvo buen ojo para el mundo de televisión y creó un personaje, que en pleno auge de los 'reality-shows', le ha servido para dar imagen a sus perfumes, que son su principal fuente de ingresos y le han reportado cientos de millones de dólares.

Pero toda ha cambiado en la vida de Paris Hilton. Ahora, la reina de las celebrities está destronada y ya nadie se corta en decir que debe reinventarse pronto si quiere seguir ganando dinero 'porque sí'. Su carrera, llegados a este punto, está al borde de estar acabada.

¿Qué ha ocurrido para que el mundo rosa de Paris se vuelva negro? La principal razón de su declive tiene nombre propio y se llama Kim Kardashian. Ha sido precisamente su alumna aventajada la que, después de aprender todos los trucos del negocio de 'cómo hacerte más rico enseñando tu vida de rico', la ha destronado sin piedad.

Paris presentó a Kim a todos los peces gordos de la industria y la metió en sus círculos sociales. En la actualidad, las que un día fueron BFF (Best friends forever) no se dirigen la palabra. La razón: los celos de Paris porque a su alumna le va de perlas mientras a ella la suerte ya no le sonríe.

Buena prueba de ello es que mientras Kim Kardashian batía récord de audiencia con su boda en el canal de televisión E!, París veía como los productores de 'El mundo según Paris Hilton', su último 'reality', se planteaban quitarlo de antena por falta de público. En las próximas semanas se decidirá si el show se cae definitivamente de la parrilla, pero los escasos 400.000 espectadores hacen sospechar que lo más probable es que no haya segunda temporada.

Los números de Twitter tampoco engañan.
A Kim Kardashian le siguen más de once millones de personas. Paris se queda con cinco millones, una cifra modesta para un personaje tan famoso como ella. Además, las marcas cada vez cuentan menos con Paris para sus eventos. Y como si esto fuera poco, Chloë Sevigny acaba de decir que prefiere que Snooki de Jersey Shore lleve su colección antes de que una de las hermanas Hilton aparezca en público con su ropa.

En una entrevista con el canal ABC, Hilton dejó claro, de un modo un tanto infantil, que la situación le preocupa. Cuando el periodista le preguntó por el “éxito de Kim Kardashian” y “si creía que su momento se había terminado”, la más rubia de las celebrities abandonó la entrevista casi llorando. Más tarde se reincorporó y contó que después de 15 años en el negocio es normal que tenga que reinventarse. “Llega un momento que tienes que reinventarte. Hay mucha gente rica que no hace nada. Yo trabajo duro porque quiero poder hacer lo que me apetezca y comprar lo que quiera, sin necesidad de pedir permiso a nadie. Todo lo contrario a lo que hacen algunos amigos míos que son adultos pero viven como si fueran niños”.

Paris Hilton, que reconoce que cuando está detrás de las cámaras su voz es mucho más fuerte y no habla como si fuera un bebé, está estos días concentrada en su equipo de moto GP. ¿Una manera de reinventarse? Puede. Aunque un ego como el suyo necesita mucho más que eso para estar satisfecho.

El pasado día 6 en Valencia, tras ver competir a su equipo de Moto GP:

Getty Images

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Beatriz García
Redactora jefe web de S Moda. Inició su carrera en Soitu.es y más tarde trabajó desde Estados Unidos en El Mundo (edición América) en Los Ángeles y Miami. Es licenciada en periodismo por la Universidad Complutense de Madrid y graduada en periodismo de moda por Central Saint Martins College of Arts and Design de Londres.
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_