_
_
_
_
_

El uniforme de Dua Lipa en Ibiza y Albania: de Celine por las rocas, con tacones en la piscina o de seda blanca para tomar helado

La artista ha pasado estos meses entre las costas del Mediterráneo y ha hecho un despliegue de bolsos icono, transparencias, accesorios imposibles, bisutería de Chanel y prendas con reminiscencias de los primeros años ‘dosmil’.

Dua Lipa en el estreno de 'Barbie' en Los Ángeles el pasado mes de julio.
Dua Lipa en el estreno de 'Barbie' en Los Ángeles el pasado mes de julio.getty images

Dua Lipa entró en el verano unos días antes que el resto del mundo. El 19 de junio publicaba una foto en Instagram (con casi dos millones de corazones) con un microbikini rosa de pedrería y tiras doradas conjuntado con un bolsito de media luna. La imagen pertenecía a una campaña especial que protagonizaba la artista para la firma italiana Versace y que llevaba el premonitorio nombre de La Vacanza. Desde entonces, lo de la cantante (Londres, 28 años) ha sido precisamente eso, una eterna vacación a orillas del Mediterráneo y un impresionante despliegue de looks de playa, chiringuito, mar y piscina a medio camino entre lo imposible y lo epatante, prueba de que domina los códigos estéticos del verano como nadie.

Se ha puesto vestidos de malla prácticamente transparentes (como aquel de Bottega Veneta hecho para ella que llevó a la première angelina de Barbie en julio), ha llevado un minivestido de Celine blanco y negro para caminar por las rocas en las costas de Albania, se ha puesto el bolsito Jackie de Gucci para ir a por un helado en Milán y ha probado las piezas más extravagantes. Desde unas botas mosqueteras en color rosa con el reconocible trenzado de Bottega Veneta, a sandalias con 15 centímetros de plataforma al borde de la piscina en Ibiza y o un vestido de terciopelo negro (sí, terciopelo en verano) con multitud de escotes sobre un sujetador transparente de Gucci. Ha dominado el look marinero para navegar por las islas Peloponesas y ha llevado tops que solo eran mangas (y transparentes) con bikinis de triángulo. Su último look se compone de unas altísimas botas blancas semitransparentes que se ha calzado para posar junto a un lago. Todo amplísimamente documentado en sus redes sociales, también en X. Como ha dicho ella misma, parafraseando a su compañero Ken (Dua Lipa es Barbie sirena en la película de Greta Gerwig), su trabajo ES la playa.

El vestido-malla transparente

Hecho a medida para ella por la firma italiana Bottega Veneta, se trata de un naked dress metalizado (la tendencia más viral del verano), recubierto de cristales, sin mangas y con escote redondo que llevó con ropa interior blanca.

El vestido Barbie de piscina

En un acabado metalizado que parece oro rosa líquido, con tirante espagueti y un detalle de fajín, así disfrutó de una puesta de sol entre la piscina infinita y el Mediterráneo.

Las botas blancas (altísimas y transparentes) para ir al lago

Uno de los últimos estilismos de Dua Lipa: todo al blanco y al llamado efecto desnudo.

De Celine en la playa

Mini, en color negro y con un ribete blanco, decorado con falsos bolsillos y botones dorados, lo combinó con sandalias griegas en su primera postal desde Albania, de donde procede su familia. Llegaba a su país de origen para unas vacaciones con amigos.

El terciopelo en agosto

Con sujetador de encaje de Gucci y collar choker dorado de Chanel.

La bisutería XL de Chanel

Para celebrar su 28 cumpleaños, la artista se puso un vestido camisero rojo escotado en pecho y falda, y lo combinó con una serie de collares de cadenas doradas y eslabones rematados con un frasco del mítico perfume de Chanel.

El vestido lencero (con bolsito de lujo) para tomar un helado

Una noche a finales de julio, en Milán, Dua Lipa salió a tomar un helado (de pistacho, le duró 30 segundos según contaba en Instagram) con su amigo el estilista Lorenzo Posocco y se puso un vestido satinado blanco que llevó con el icónico bolso Jackie de Gucci.

El top que solo son mangas

Reminiscencias Y2K: Dua Lipa, celebrando su 28 cumpleaños en agosto junto a una piscina, con unos pantalones de tiro bajo en color lila decorados con pedrería, un bikini de triángulo con el logo de Gucci y unas mangas largas rojas semitransparentes. Las enormes gafas de sol en color rojo (lente incluida) no podían faltar.

Plataformas altísimas y bolsito de Chanel para ir a la piscina en Ibiza

15 centímetros de tacón, un microvestido azul y un bolsito maletín de Chanel en cuadros Vichy rosa. Un atuendo de lo más Barbie.

El vestido de croché rojo para la puesta de sol

Escote balconet, largo sirena, podría ser una silueta de alfombra roja pero este diseño está hecho en croché, un tejido absolutamente veraniego.

Hubo un tiempo en el que las postales de verano de los ricos y famosos eran pocas y, quizá por ello, muy permanentes. Están las fotos de Jackie Kennedy en la costa amalfitana en los años setenta, las de Wallis Simpson en Portofino en los cincuenta, pequeños flashazos de lo que eran los veranos mediterráneos de la jet, de cómo vestían y qué sitios visitaban. Hoy el álbum de fotos de las vacaciones mediterráneas de las celebridades es del todo público y se fija en la memoria colectiva a base de alimentar las redes sociales. En la cultura popular el verano de 2023 pasará como el verano de Dua Lipa.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_