_
_
_
_
_

Desnuda o 2.000 euros: los fotógrafos de famosas que abusaban de modelos anónimas

Uno era fotógrafo de Kim Kardashian, Donald Glover o Ariana Grande y otro de las modelos de Victoria’s Secret: los dos han sido expuestos como supuestos depredadores a través de la cuenta de Instagram Diet Prada.

Kim Kardashian junto al fotógrafo Marcus Hyde, que la celebrity ha condenado públicamente después de que varias mujeres le acusasen de abusos.
Kim Kardashian junto al fotógrafo Marcus Hyde, que la celebrity ha condenado públicamente después de que varias mujeres le acusasen de abusos.

El mundo de la moda ha vuelto a revolverse al hacerse públicas las conversaciones de dos fotógrafos habituales entre las celebrities que utilizaban su poder para intentar fotografiar desnudas a mujeres anónimas. Uno de estos dos fotógrafos es Marcus Hyde, quien cuenta entre su extensa clientela con famosos de la talla de Kim Kardashian, Ariana Grande, Donald Glover o Snoop Dog.

La historia salió a la luz el pasado fin de semana, cuando la modelo Sunnaya publicó una serie de conversaciones privadas que supuestamente mantuvo con Hyde a través de su cuenta de Instagram. La modelo contactó con el fotógrafo cuando este anunció que se encontraba buscando modelos para un proyecto. En la conversación, Hyde le pidió a Sunnaya fotografías desnuda para ver si «valía la pena». Cuando ella se negó a enviárselas, Hyde le dijo que entonces le tendría que pagar 2.000 dólares por fotografiarla. La modelo se negó asegurando que no estaba interesada y Hyde respondió: «Encuentra a otro. Yo seguiré haciendo fotos a celebrities«.

Capturas de las conversaciones que el fotógrafo mantuvo con la modelo.
Capturas de las conversaciones que el fotógrafo mantuvo con la modelo.Sunnaya

A raíz del post de la modelo, otras mujeres han compartido desde el anónimato múltiples historias de abusos sexuales supuestamente perpetradas por Hyde.

Tanto Kim Kardashian como Ariana Grande se han pronunciado sobre la polémica mostrando su apoyo a las mujeres que han alzado la voz y cortando lazos con el fotógrafo. A través de Stories de Instagram, Kim Kardashian declaró: «He estado leyendo todos los mensajes y las historias de mujeres hablando sobre el comportamiento inapropiado e inexcusable de un fotógrafo con el que he trabajado en el pasado. Mis propias experiencias siempre han sido profesionales y estoy profundamente impactada, triste y decepcionada al saber que otras mujeres han vivido historias muy distintas. Apoyo absolutamente el derecho de cualquier mujer a no ser acosada o presionada a hacer nada con lo que no esté cómoda. No podemos permitir que este tipo de comportamiento pase desapercibido y aplaudo a aquellas que han hablado«.

Ariana Grande también se pronunció por la misma vía dirigiéndose a las modelos y artistas de Los Ángeles y de todo el mundo: «Acabo de ver unos Stories realmente chocantes y desoladores y detesto que esto tenga que ser una conversación, pero, por favor, no hagáis sesiones de fotos con fotógrafos que os hagan sentir incómodas o que os hagan sentir que tenéis que quitaros la ropa si no queréis. Si queréis, genial. Pero si no es así, por favor no lo hagáis. Si os dicen que tenéis que pagar más dinero por posar vestidos es mentira y siento mucho que os haya pasado. Prometo que hay un montón de fotógrafos talentosos, respetuosos y majos ahí fuera. Odio saber que pasan cosas como esta. Siento que esta haya sido la experiencia de alguien, sabed que esto no debería ser así».

Mensaje de apoyo de Ariana Grande
Mensaje de apoyo de Ariana Grande

El fotógrafo Marcus Hyde eliminó su cuenta de Instagram cuando se destapó la noticia.

La historia de Sunnaya llegó a una mayor audiencia cuando fue recogida y compartida a través de la cuenta dedicada al mundo de la moda Diet Prada y una vez allí, se viralizó en redes y en medios. Tras la exposición de los mensajes de Hyde, la cuenta Diet Prada también recogió las historias que muchas modelos compartieron relacionadas con el fotógrafo Timur Emek, un habitual de los desfiles de Victoria’s Secret y del mundillo de las supermodelos. El modus operandi de Emek era similar al de Hyde, ya que también se aprovechaba de su fama para intentar organizar sesiones de fotos con aspirantes a modelos con la condición de que fueran desnudos. Varias mujeres también han relatado historias de abusos en sesiones con el fotógrafo.

La figura del #follógrafo

En España se les ha bautizado como «follógrafos». Son fotógrafos profesionales o amateurs que utilizan su fama o su poder para aprovecharse de mujeres. En Estados Unidos y a raíz del movimiento #MeToo, algunas mujeres relacionadas con el mundo de la moda han denunciado los abusos de fotógrafos de la talla de Terry Richardson, Patrick Demarchelier o Bruce Weber. En un reportaje de investigación publicado en The Boston Globe sobre abuso y explotación sexual en el mundo de la moda para el que entrevistaron a más de 50 modelos se reveló el escalofriante dato de que más del 60% habían sido «tocadas de manera inapropiada durante alguna sesión de fotos».

Las acusaciones vertidas por muchas mujeres han conseguido, en casos como el de Richardson, que la industria de la moda le diese la espalda.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_