_
_
_
_

Nunca te arreglarás al gusto de todos

Tendencias de maquillaje y peluquería que a nosotras nos encantan pero que ellos odian.

michelle williams

Hace tan solo unas semanas la actriz Michelle Williams comentaba que a los hombres heterosexuales les espantaba su corte de pelo pixie. "Me lo corté por el único hombre heterosexual al que le gustaba el pelo corto, y lo llevo en memoria de alguien que realmente lo amaba", añadía. Es bien probable que se equivocase. El año pasado los lectores de The Huffington Post valoraron su nuevo corte de pelo. La pregunta era fácil: ¿Te gusta el nuevo look de Michelle Williams? El 92% dijo que sí. Ella sigue insistiendo que se solo le gusta a sus amigas y a sus amigos homosexuales.

El pixie de Michelle Williams, según ella, uno de los menos apreciados por los hombres.

Getty Images

En la web de Total Beauty preguntaron a su público masculino cuales son las tendencias capilares que más odiaban. Y lo único que les ha quedado claro es que ni ellos mismos se aclaran: a unos les gusta el pelo corto, a otros largo… Eso sí, muchos coincidieron que la tendencia del bed hair les parecía horripilante, así la llevara la mismísima Sienna Miller. Entre los 10 peinados de moda que no deberían estarlo también se incluía el rizo salvaje, los moños altos e informales o el flequillo. Este último les parecía intimidante y un modo de ocultar algo. Qué susceptibles.

A pocos hombres les gusta el pelo despeinado de Sienna Miller.

Gtres

A pesar de que ya existe una marca de pestañas postizas para hombres, parece que la idea de que las chicas recurramos a ese viejo truco para dar más volumen a la mirada tampoco es algo que les parezca atractivo. En un estudio llevado a cabo por la marca cosmética St. Ives se revela que a los hombres no les gusta que la mujer dependa de apósitos (quien dice pestañas dice extensiones, uñas en gel…). Entre otras tendencias anti-sexy deberíamos incluir los glosses labiales, (porque acaban por resultar pegajosos), las bases de maquillaje bronceadoras o las sombras azules que, por cierto, triunfan en los desfiles de otoño. El eyeliner extra-grueso que llevaba Amy Winehouse y que fue copiado en la pasarela por varias firmas de moda tampoco les parece una estrategia de seducción adecuada. El estudio concluye que el 10% de los encuestados prefieren ver a las chicas sin maquillaje. Eso significa que hay un 90% que está de acuerdo con el maquillaje… pero principalmente prefieren pequeños toques, y muy neutros.

La intensidad de la sombra azul es demasiada para el género masculino

Cordon Press

No queda medio de comunicación que no se haya hecho eco de que en tiempos de recesión se venden más labiales rojos. Para los presentadores estadounidenses Matt Titus y Tamsen Fadal, expertos en el noble arte del cortejo, los labios carmesí "son un imán masculino. (…) Tamién envían el mensaje de que estás abierta a una relación romántica y apasionada". Por otra parte, en el programa especial sobre "cosas que a las mujeres les gustan y a los hombres no" de The Thread  (Yahoo) insisten en que a ellos les da bajona este labial, sobre todo porque creen que dificulta el beso. ¿Cual de las dos corrientes eligen? Sea como fuere, ándense con ojo en el trabajo: el carmín no parece estar sincronizado con los gustos de los jefes. A juzgar por un estudio de la web inmobiliaria Officebroker, al 33% de de los empresarios en Reino Unido les parece que sus empleadas llevan demasiado maquillaje al trabajo. Lo que más les molesta, curiosamente, son los tonos llamativos en los labios. El mundo de la cosmética está lleno de productos que a nosotras nos gustan y a ellos no.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_