_
_
_
_

Multiplicador de efectos

Añaden un paso más al ritual de belleza, pero su reclamo es que con ellos la piel funciona mejor. Son los boosters, que magnifican los resultados de todas las demás cremas.

Ampificadores

La piel envejece porque las células se hacen mayores y, como le sucede a cualquier mujer madura, con el paso del tiempo ve mermadas alguna de sus capacidades. Lo que en una persona puede suponer mala memoria y algo de sordera, en el sistema celular epidérmico significa la pérdida de su capacidad más importante: la regeneración, precisamente la razón de ser de su existencia. Ahí es donde entra en juego toda una nueva generación de productos que están pensados para mejorar las condiciones de las células: las obligan a funcionar a pleno rendimiento y eso supone que, todas las cremas que se apliquen después, van a encontrar un terreno abonado para aumentar sus efectos. 

01. ALIMENTO PARA LA PIEL

Previos a la aplicación de cremas de rostro, tanto de día como de noche, los serum con efecto booster persiguen un objetivo: recargar de energía las células para que puedan comportarse de la misma manera que cuando la piel tenía 20 años. «Eso significa que no están pensados para jóvenes, sino para los rostros de más de 45 años, ya que es a partir de esta edad cuando las células se vuelven perezosas y empiezan a tener necesidades», explica Laura Girón, directora general de Skinc.

El sistema de reciclaje de la piel es una de las cosas que antes empieza a fallar. Denominado proteasoma, se dedica a eliminar las toxinas moleculares a través de ciertas enzimas. «Pero con la edad colapsa y no puede asumir todo el material de desecho que debe eliminar», explican en Dior. Los amplificadores actúan sobre el proteasoma para reactivar todas sus funciones. «Es como reiniciar un ordenador», añaden. Y cualquier activo que se aplica después, del retinol a la vitamina C, puede llegar a ver sus efectos multiplicados hasta por cuatro.

02. UN EMPUJÓN PARA EL CUERPO

Igual que en el rostro, la piel de otras zonas se ve sometida a un proceso de envejecimiento, pero los productos específicos de amplificación consiguen revertir el proceso. «Para hacerlo hay que recargar de energía las células, estimular las proteínas y aumentar la comunicación entre los receptores de las moléculas, así se reactiva la función de reparación», explica Paola Gugliotta, fundadora de la firma de biotecnología española Sepai.

03. PARA PEINAR CON MÁS FACILIDAD

En el caso del pelo, los productos de efecto booster no luchan contra el envejecimiento; su objetivo es mejorar la respuesta del cabello ante los productos de styling. Como explican en Wella Profesionals, funcionan como una prebase de maquillaje: alisan la superficie irregular de cada pelo con polímeros de control flexible y así este responde mucho mejor a las espumas y los geles de peinado.

El tono perfecto

Aunque funciona bien en morenas, su interpretación más sutil se da en castañas y pelirrojas. Las rubias corren el peligro de parecer disfrazadas. En cuanto a combinaciones, el verde destaca más en los ojos oscuros. «Es mejor que contraste con el tono de tu iris», explica Bobbi Brown.

Difícil de aplicar

Las sombras tan intensas acumulan una gran cantidad de pigmento. Para evitar desastres a la hora de aplicarlas es esencial preparar la piel del párpado con base de maquillaje. «Un toque de polvos transparentes sella la zona y asegura la fijación», añade el maquillador Vincent Logo.

¿Brillo o mate?

Esta temporada admite todo los acabados, «aunque el mate define mejor
el ojo y se puede ampliar hasta el párpado fijo», concluye Pat McGrath, maquilladora oficial de Max Factor.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_