_
_
_
_

Los siete usos cosméticos de las cremas de bebé más vendidas en farmacia

Para las bolsas de los ojos, como hidratantes faciales o desmaquillantes. Estos productos son básicos, pero también todoterreno.

Los usos de las cremas de bebé son muchos y sorprendentes.
Los usos de las cremas de bebé son muchos y sorprendentes.@ Getty Images (Getty Images)

¿Quién no desearía tener una piel de bebé? Suave hasta el extremo, hidratada, tersa. Tan nueva. Pero lo cierto es que esta piel tan perfecta tiene características específicas que la hacen más frágil y más sensible, ya que es más delgada y no todavía cumple su función de barrera de una manera tan efectiva como un adulto. De ahí que cuando aparece sequedad o irritación requiera una atención y unos cuidados especiales con productos de alta tolerancia. Lo mejor de estas cremas y pomadas es que están diseñadas para ser todo lo suaves que necesita la piel de un bebé pero al mismo tiempo, para ser muy efectivas. Ingredientes naturales como la caléndula, aceites esenciales como el de almendras dulces, el de sésamo o el de jojoba, cera de abeja y manteca de karité pueden ser altamente beneficiosos también en pieles adultas.

Y es eso lo que ha convertido a algunos clásicos de farmacia en productos tan popularizados que sus usos originales se han reinventado incontables veces por todo aquel que haya tenido un bebé, pero también por dermatólogos y facialistas como recomendación para pieles sensibles que reaccionan fácilmente a los productos para el cuidado de la piel y que padecen síntomas como enrojecimiento, picazón, erupciones cutáneas o piel escamosa. Algunas celebridades, incluso, han dado la bendición definitiva a las cremas de bebé: según han revelado en distintas ocasiones Alexa Chung y Jessica Alba utilizan la misma crema de caléndula de Weleda como hidratante facial, Hailey Baldwin bebe los vientos por las pomadas de pañal (que utiliza como prebase de maquillaje y como tratamiento para las bolsas de los ojos) y algunos maquilladores profesionales recomiendan el bálsamo regenerante con dexpantenol (que acelera la regeneración de la piel, como Bepanthol de Bayer) como mascarilla nocturna.

Lo que tienen (y lo que no tienen) las cremas de bebé: la clave

Para comprender su fama, tan importante es saber lo que llevan estas cremas como lo que no llevan. Por un lado, los principios activos de este tipo de cremas tienen propiedades anti-inflamatorias y antisépticas, funcionan como poderosos cicatrizantes y están formulados como una auténtica bomba de nutrientes (con aceites naturales altamente hidratantes, pero también carotenoides y flavonoides) con ingredientes biológicos. Todo esto ayuda a preservar la grasa natural necesaria de la barrera protectora de la piel, que puede erosionarse con algunos limpiadores o exfoliantes de adultos.

Pero además, las cremas de bebé contienen menos conservantes y ninguna fragancia, dos de los ingredientes más habituales en la cosmética adulta y dos de los principales irritantes de las pieles sensibles. La formulación de estas pomadas suele ser física y no química, para proporcionar una protección más suave de la piel, y además son hipoalergénicas, no comedogénicas (es decir, no obstruyen los poros), y no llevan parabenos, ftalatos ni fenoxietanol para que no produzcan reacciones. Por último, pero no por ello menos interesante, suelen tener un olor neutro, a limpio, muy agradable.

Todo esto las hace muy interesantes para quienes padecen afecciones como eczema, rosácea o psoriasis, pero también para aquellos que desean reducir los conservantes innecesarios de sus cosméticos y buscan formulaciones más estables.

Siete usos cosméticos de las cremas de bebé más populares

Como contorno de ojos y como prebase del maquillaje

Uno de los usos más sorprendentes: “He descubierto que la crema de pañal es genial para reducir las rojeces y curar la piel. Si lo piensas es realmente para lo que se utiliza, piel irregular, así que es esencialmente lo mismo”, contaba Hailey Baldwin en Refinery29. La modelo utiliza esta pomada sobre la piel antes de maquillarse y asegura que reduce cualquier textura irregular, pero sin duda su gran descubrimiento ha sido aplicarla en el contorno de los ojos como tratamiento contra las bolsas. Otros ejemplos: la Crema Bálsamo 123 de Mustela (con perseose de aguacate, un ingrediente natural que refuerza la barrera de la piel) o la Crema para el Cambio del Pañal de Avène (con óxido de zinc para reparar las zonas irritadas, aceite de almendra dulce y glicerina como hidratantes y agua termal calmante y desensibilizante).

Como hidratante facial (e iluminador)

Decía la modelo y diseñadora Alexa Chung en el portal Into the Gloss que su piel es, por naturaleza, “más seca que el desierto del Sáhara o un papel de lija”. Tiempo antes se declaró “adicta” a la crema de bebé, asegurando que la usa mañana, mediodía y noche como hidratante facial. Después de tiempo usando la clásica Crema Facial Caléndula de Weleda que se vende en farmacia (y que cuesta menos de diez euros), le descubrió un sorprendente uso: “Para hacer que mi piel brille, después de maquillarme extiendo esta pomada en las manos y las pongo sobre el rostro durante unos segundos”, contó. Emulsionada con aceite de almendra bio, cera de abeja y aceite de sésamo, la caléndula crea una capa protectora natural que hidrata la piel. También la actriz Jessica Alba contó en la británica InStyle que ella misma utilizaba la crema de sus hijas como hidratante facial.

Para los codos

Una de las zonas más olvidadas en el cuidado de la piel, los codos tienen ya de por sí una piel más seca, que con el paso del tiempo y ciertas posturas (como la clásica de estudio o frente al ordenador) se vuelve áspera, rugosa e incluso irritada. Una crema con aguacate, vitamina E o glicerina de origen vegetal como por ejemplo Hydra Bebé Leche Corporal de Mustela tendrá una doble función: la de reforzar la barrera cutánea de la zona (aliviando el escozor) y suavizar las durezas.

Como desmaquillante

Quienes conocen el uso del aceite de bebés para desmaquillar saben que, además de eliminar los restos de base o máscara de pestañas, en ese mismo gesto se aporta un extra de hidratación a la piel, con lo que queda suave. Su fórmula anti irritaciones es segura para el contorno de los ojos y, aunque los productos waterproof exigen limpiadores más exhaustivos, en la propia firma Johnson’s lo consideran una buena opción (y rápida) para prevenir la sequedad y la acumulación de bacterias en la piel. El hecho de que los frascos sean de medio litro asegura, además, un precio muy económico como desmaquillante.

Un aceite de bebé puede ser un excelente desmaquillante. Como este, de Johnson’s. Compra por 10,47€/pack de 3 en Amazon.
Un aceite de bebé puede ser un excelente desmaquillante. Como este, de Johnson’s. Compra por 10,47€/pack de 3 en Amazon.@ Johnson’s

Para un “efecto medias”

Explican desde Johnson’s que la piel del bebé es un 30% más fina y pierde hasta dos veces más rápido la hidratación que la piel de un adulto. De ahí que muchas marcas elaboren cremas que hidraten intensamente, en profundidad y con una acción que dure hasta 24 horas. Añade unas gotas de tu bronceador habitual a una loción hidratante de rápida absorción como la Crema de Hidratación Intensa de Johnson’s o la Loción Corporal Baby Sensitive de Dove y conseguirás un bronceado sutil y progresivo (que los maquilladores profesionales han bautizado como “efecto medias”) para los primeros días que lleves las piernas al descubierto.

Loción Corporal Baby Sensitive, de Dove: mezclada con unas gotas de autobronceador, es ideal para las piernas. Compra por 3,49€ en Amazon.
Loción Corporal Baby Sensitive, de Dove: mezclada con unas gotas de autobronceador, es ideal para las piernas. Compra por 3,49€ en Amazon.@ Dove

Como tratamiento de hidratación del cabello

Uno de los clásicos para bebés de farmacia con más usos alternativos es Bepanthol, de Bayer. Con un gran poder calmante (gracias a un alto contenido en dos ingredientes clave, pantenol al 5% y lipídico al 60% que protegen la piel frente al contacto de sustancias irritantes), rápida absorción y elevada capacidad de hidratación, además de aliviar las irritaciones causadas por el pañal se suele utilizar como pomada cicatrizante para tatuajes (existe, de hecho, una versión específica pero sus componentes son esencialmente los mismos), como bálsamo labial, crema de manos, mascarilla facial de noche o para reparar las grietas en los pezones causadas por la lactancia. Pero sin duda, el uso más inesperado de este producto es como tratamiento de hidratación del cabello (en su versión líquida, eso sí), reduciendo la aparición de puntas abiertas y mejorando los síntomas de la inflamación del cuero cabelludo.

Un clásico multiusos de la farmacia: Bepanthol, de Bayer. Compra por 6,25€ en Amazon.
Un clásico multiusos de la farmacia: Bepanthol, de Bayer. Compra por 6,25€ en Amazon.@ Bayer

Como champú seco

El pelo también puede beneficiarse de otro producto tradicional de bebés, el polvo de talco. Tradicionalmente usado en las zonas de humedad de la piel, desde hace un tiempo ha sido sustituido por una versión más segura, el polvo de almidón de maíz. Su uso cosmético inesperado es para eliminar el exceso de aceite del cuero cabelludo entre un lavado y otro. Su formulación es más suave que la de los champús en seco convencionales y aunque requiere de un masaje a conciencia, es sencillo de utilizar. La clave está en coger pequeñas cantidades de producto con las yemas de los dedos y aplicarlo solamente en las raíces. Si hay polvo sobrante, un cepillado evitará que el cabello se blanquee con el residuo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_