_
_
_
_
_

Cómo es el flequillo mariposa y todo lo que tienes que saber antes de cortártelo

Un corte abierto, capeado y peinado hacia atrás que se funde con una melena larga y deja el rostro al descubierto. La opción menos arriesgada para las que se inician con el flequillo y huyen de cortes radicales

Flequillo mariposa Kate Middleton
Kate Middleton, fotografiada el pasado 12 de octubre en Marlow.Chris Jackson (Getty Images)

El universo de la belleza tiende a dar nombres peculiares a cada corte de pelo que sube como tendencia. En una temporada en la que triunfan los bob, los midis y los microflequillos, el butterfly cut hair o corte de pelo mariposa, acuñado por la estilista Sunnie Brook, reclama su sitio. Un estilo retro a medio camino entre el corte de Farrah Fawcett de los años setenta y los estilos de capas largas de finales de los noventa. El fenómeno arrasa en TikTok y el hastagh #butterflyhaircuttutorial (tutorial del corte de pelo mariposa) sobrepasa los 135 millones de visualizaciones. Matilda Djerf es una de las estrellas de esta red social responsable de popularizar este look a capas, igual que celebridades como Sabrina Carpenter o Kaia Gerber. La última en caer rendida a la melena mariposa ha sido Kate Middleton. El nuevo estilismo de la princesa de Gales es un corte de pelo degradado en el conjunto de la melena, con un cepillado propio de los años setenta y ondas muy marcadas.

“Un corte realizado en dos largos que rejuvenece y suaviza el rostro. Sin duda, es la opción menos arriesgada para las que dudan entre la difícil decisión de cortarse el flequillo o no. En este corte de capas largas el protagonismo lo tiene el flequillo mariposa que se peina hacia atrás y se separa del rostro. Para que el resultado sea armónico y tenga movimiento, se determina un punto entre la punta de la nariz y el tabique nasal y se va haciendo un degradado hacia los laterales. Además, el peinado con ondas favorece la sensación de movimiento y fluidez. Las piezas cortas están en la parte frontal y aparentan un corte bob, pero siempre con longitud”, explica Eduardo Sánchez, director de Maison Eduardo Sánchez.

Tras varias temporadas con el foco puesto en el color asistimos a un cambio. “En este momento triunfa el healthy hair que consiste en tener un cabello sano y pulido, pero a esta moda se le suma el deseo de tener movimiento. Y esto se consigue con el butterfly hair cut, una melena capeada en la parte frontal del rostro con un flequillo muy abierto. La idea es que la parte del rostro se vea desfilada, despejada y muy volátil”, explica el peluquero Juan Diego Teo. ¿Y en qué se diferencia de los cortes de capas típicos? “Las capas típicas van hacia adentro y enmarcan el rostro. En este corte, las capas van hacia atrás y están alejadas de la cara, formando la forma de las alas de una mariposa”, comenta Juanjo Gabriel, estilista de Bigudí.

Las claves del corte

El juego de capas y desniveles definen la esencia del corte mariposa. “Se llama así porque ofrece la posibilidad de llevar dos cortes en uno. Este estilo conserva la longitud de una melena larga con la frescura y el estilo del bob, ya que es más corto en la parte delantera y más largo atrás. Así, si recogemos la parte posterior en una coleta parece que nos hayamos cortado el pelo”, comenta Raquel Saiz, de Salón Blue. Es un estilo elegante y fácil de mantener que da al cabello mucho volumen en las raíces y movimiento en todas partes. Aunque la tendencia gana fuerza en los cortes de pelo más largos, también funciona en medias melenas. “La clave para lograr un corte mariposa en cualquier longitud suele ser crear muchas capas alrededor del rostro adelgazando las puntas para dar una sensación ligera y plumosa. Al eliminar peso creamos volumen y movimiento en los mechones cortos para lograr así el efecto mariposa”, explica Juanjo Gabriel. ¿Podemos realizar este corte en casa sin necesidad de ir al salón? “Para hacerlo el método de la cola de caballo es la mejor opción. Eso sí, solo funciona con el pelo rizado u ondulado, donde los errores no se notan tanto. Pero no está exenta de riesgos y siempre puede salir mal. Como siempre, lo mejor es ponerse en manos de profesionales que definan el corte según la forma del rostro y el tipo de cabello”, aclara Gabriel.

Para que quede bien ¿funciona en todos los tipos de cabello?

“Personalmente creo que queda bien en cabellos lisos, gruesos u ondulados. En cabellos muy finos no lo recomiendo porque perderíamos densidad en la melena. Pero como siempre aconsejo, lo mejor es hacer un estudio personalizado para buscar el punto medio entre necesidades y gustos”, apunta Juan Diego Teo. “Al cabello liso y grueso estos flequillos largos le quedan bien porque aportan textura y movimiento. Los ondulados son fantásticos porque se abren hacia los lados de forma natural sin necesidad de mucho trabajo de secado. Los cabellos finos, encrespados o muy rizados deben optar por otro tipo de corte”, afirma el peluquero David Lorente.

A quién favorece según la forma del rostro

Los expertos consultados afirman que este desfilado setentero resalta los pómulos y favorece, sobre todo, a los rasgos faciales finos. “Los flequillos largos resaltan los ojos y los pómulos y sientan especialmente bien a aquellas mujeres con rostros triangulares invertidos, ya que disimulan la frente ancha, y también a los rostros alargados y cuadrados. Es una opción muy recomendable, también, para las que se inician en el mundo del flequillo porque se puede sujetar fácilmente y camuflar entre el resto del cabello”, apunta la directora Mª José Llata, de Llata Carrera. “En mi opinión, este look favorece a los rostros ovalados. En caso de frentes anchas, rostros angulosos y caras muy alargadas también puede quedar bien pero hay que estudiar el caso en particular y tener en cuenta otros detalles como la nariz o el tipo de cabello. No lo recomiendo en rostros largos con nariz prominente”, aclara Eduardo Sánchez.

Cómo secarlo y peinarlo bien en casa

Peinarse el flequillo no es una tarea fácil, y más el estilo mariposa donde el uso secador u otras herramientas de styling es imprescindible. “Este corte se caracteriza por un flequillo marcado hacia los lados y ondas al más puro estilo años setenta. Necesitamos un cepillo ancho y cilíndrico con el que secar el cabello, alisándolo en la parte superior sin aplastar y dibujando ondas en las puntas para crear un efecto de volumen extra. Si quedan muy marcadas puedes peinarlas para quitar intensidad”, apostilla Juanjo Gabriel. Para lograr las ondas de Kate Middleton “es importante que haya un presecado y que, posteriormente, se trabaje con una tenacilla”, dice Sánchez. En TikTok, las entusiastas de la tendencia utilizan el famoso moldeador Dyson Airwrap para dar volumen en la coronilla, ondular el flequillo hacia atrás y rizar las puntas del cabello en cuestión de minutos.

¿Funciona bien en todos los tonos?

En este tipo de estilo cualquier color de cabello queda bien. “Para que las ondas se marquen más y se vean mejor, siempre favorecen los reflejos tipo sunlight o balayage. Kate Middleton añade unas mechas en tonos caramelo a su ya clásico castaño oscuro para aportar dimensión, contraste y mucha luz”, dice Eduardo Sánchez. Entre los tonos que más se llevan este otoño “se mantienen en el podio los castaños iluminados o flash lights, una técnica de coloración que consiste en aportar tonos de luz a una base castaña de forma hipernatural, donde el mantenimiento tiene por objetivo acentuar y cuidar el brillo del cabello, ya que al ser un color integrado y sutil no requiere visitas frecuentes a la peluquería. Con estos tonos se logra aportar luz a las zonas más cercanas al rostro para destacar pómulos, ojos o incluso difuminar aquellos rasgos muy marcados”, explica Fran Galán, de The Beauty Concept Hair. Juan Diego Teo lo tiene claro: “No soy partidario de que haya puntos de luz muy marcados en la parte frontal cuando se lleva flequillo porque no queda demasiado natural. Si se apuesta por los puntos de luz deben ser muy sutiles y estar perfectamente integrados en la melena”.

Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_