Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Conmoción en el PP vasco tras la decisión de apartar a su presidente

La ejecutiva apoyará este lunes a su líder y dará la bienvenida a Iturgaiz

El presidente del Partido Popular del País Vasco, Alfonso Alonso. En vídeo, García Egea confirma la retirada de su candidatura. Lino Rico | Vídeo: EPV

Más allá de las afinidades o de las discrepancias, de filias y fobias, fuentes de la dirección del PP en las tres provincias vascas mostraron este domingo su solidaridad con Alfonso Alonso y le trasladado su inquietud y malestar por las formas que ha exhibido la dirección nacional del PP para apartarle como candidato a lehendakari en las elecciones del 5-A. “Se han manchado las manos”, asegura una persona muy próxima al presidente vasco que lamenta que Pablo Casado se haya apresurado a eliminarlo a la vista de que “estaba dispuesto a resistir y a luchar”. “No se ha ido, le han echado”, confirman en su entorno más próximo. “No ha sido una decisión de mutuo acuerdo, Casado no le ha dado opciones”, subrayan en la dirección del PP vasco.

Varias personas más de la ejecutiva regional se mostraron conmocionadas con todo lo que ha sucedido con una persona “que lo ha dado todo por el PP”. “Estaba clara la falta de sintonía entre Alonso y la dirección nacional, pero todo esto era absolutamente innecesario”, asegura una dirigente de Bizkaia.

Más allá del enfado por las formas, ninguno de los dirigentes consultados era capaz de adivinar cuál iba a ser la actitud del todavía presidente del PP vasco, Alfonso Alonso. La reunión de la junta directiva regional convocada para este lunes por la tarde en Vitoria, que iba a servir para trasladar una posición común en torno a la coalición del PP y Ciudadanos, ha cambiado totalmente el sentido. Hay quien especula con que Alfonso Alonso, el que consolidó un suelo electoral en Álava que le llevó a la alcaldía de Vitoria y después al Ministerio de Sanidad, podría dimitir también como presidente del PP vasco, habida cuenta de que el PP no es un partido acostumbrado a la bicefalia, como el PNV. Los candidatos a presidentes son además los máximos mandatarios del partido.

La llegada de Carlos Iturgaiz, que llevaba alejado de la política vasca quince años desde que en 2004 cediera la presidencia a María San Gil, abre nuevas incógnitas sobre lo que pueda pasar esta tarde con Alonso y por cómo va a quedar la organización a partir de la confección de las nuevas listas. Con Iturgaiz en cabeza y Ciudadanos en los números dos de Bizkaia y de Álava, se podría dar la circunstancia de que la renovación en los nombres sea prácticamente total en los puestos de salida, con el coste electoral que puede acarrear. La decisión de colocar a Iturgaiz al frente del cartel conservador fue este domingo cuestionado por casi todas las personas consultadas, aunque nadie dudó de que será bien recibido. Sí hay serias dudas sobre su capacidad para aglutinar al electorado de centro que poco a poco se ha ido desenganchando del PP en busca de opciones más moderadas

 

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >