Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar tilda de “comienzo del fin de la caja única” ceder a Euskadi el régimen económico de la Seguridad Social

El expresidente cree que el Gobierno "comunista y nacionalista" trata de cambiar el régimen de España

El expresidente José María Aznar junto a Carlos Urquijo, presidente de la asociación Esteban de Garibay.
El expresidente José María Aznar junto a Carlos Urquijo, presidente de la asociación Esteban de Garibay.

El expresidente del Gobierno José María Aznar ha criticado duramente el acuerdo entre el PSOE y el PNV para que Euskadi gestione el régimen económico de la Seguridad Social, un punto que incluía el Estatuto de Autonomía firmado con Euskadi hace 40 años. El expresidente del PP, partido con el que dirigió el Ejecutivo entre 1996 y 2006, ha definido este pacto como "el principio del fin de la caja única de la Seguridad Social", a la que ha catalogado como "instrumento de igualdad y solidaridad entre todos los españoles". Aznar ha incluido esta medida en el grupo de "cosas que no se pueden hacer" y se ha mostrado diametralmente "en contra" porque el Estado no cumple el deber de "mantener la igualdad y solidaridad". A su juicio, se ha dado "un paso más para el desmantelamiento de España".

El expresidente del Gobierno ha recalcado que "los conservadores crearon la caja de la Seguridad Social" y que "en la historia del pensamiento socialista" esta caja "era sagrada". Por eso cree que existen "socialistas o comunistas de buena fe" que no entienden que "colegas suyos" abran "grietas" en esta caja. La izquierda actual, ha abundado, "es identitaria y defensora de diferenciar entre españoles".

El expresidente ha intervenido en un encuentro en Bilbao sobre el fortalecimiento de España en el País Vasco, convocado por la asociación Esteban de Garigay, presidida por el exdelegado del Gobierno en Euskadi Carlos Urquijo. Aznar ha enunciado un discurso en el que ha cargado contra el nacionalismo tanto vasco como catalán y ha considerado que el Gobierno actual, sustentado por varias formaciones secesionistas, trata de cambiar "el régimen español". Para evitarlo, ha añadido, el centroderecha tiene que resistir "y acertar en el diagnóstico" para que en el futuro pueda formar mayorías y evitar "la expulsión" que "la izquierda y los nacionalistas" planean.

El expresidente del PP ha explicado que el PSOE y la izquierda negocian con un nacionalismo al que entiende en progresiva radicalización: "Están negociando el Estado con sus enemigos". Aznar ha echado la vista atrás, a su salida de La Moncloa en 2004, como momento en el que su sucesor, José Luis Rodríguez Zapatero, "acabó en brazos" de quienes criticaban los acuerdos constitucionales. El exmandatario piensa que el actual Gobierno está pactando "con los herederos políticos de ETA", en referencia a EH Bildu, y se ha ufanado de haber dejado a la banda "en estado crítico", aunque el cese de su actividad armada llegó cuando el PP ya no estaba en el poder.

José María Aznar también ha dicho sentirse "representado" por el grupo de su partido en el Congreso de los Diputados, en contraposición a su predecesor en la presidencia, el socialista Felipe González, que en la mañana de este jueves ha afirmado que no siempre se siente así. El discurso también ha recordado cuando los populares contaron con siete escaños procedentes de Euskadi, tras las eleccciones del 2000, con él como candidato.

La conferencia de Aznar ha tenido entre los asistentes a Beatriz Fanjul, única representante del PP vasco en Madrid,o a Amaya Fernández, secretaria general de la formación en Euskadi, junto a Iñaki Oyarzábal, presidente de los populares en Álava. La ponencia ha durado aproximadamente una hora y media y no ha permitido preguntas a los medios que han asistido para cubrirla.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información