Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Se suspende la búsqueda de los dos desaparecidos en la AP-8 entre críticas por la presencia de amianto

Los trabajos se han suspendido a las 19.00 horas y se reanudará mañana con las primeras luces del día

Imagen de los trabajos en el desprendimiento de la AP-8. En vídeo, los equipos de rescate suspenden la búsqueda tras encontrar amianto. FOTO: SOS DEIAK | VÍDEO: ATLAS

Los trabajos de búsqueda de dos trabajadores desaparecidos en el derrumbe del vertedero de Zaldibar (Bizkaia) que este jueves colapsó la autopista AP-8 se han sido suspendidos hasta el sábado. Los equipos de emergencia habían reanudado los trabajos a mediodía del viernes después de ordenar de madrugada que se paralizaran al detectar amianto entre el material derrumbado, un producto considerado cancerígeno. 

En declaraciones a cadena SER Euskadi, Josu Zubiaga, viceconsejero de seguridad del Gobierno vasco, ha explicado que los técnicos del Instituto Vasco de Seguridad y Salud Laborales (Osalan) "han detectado una gran cantidad de amianto procedente del depósito del derrumbe". Por ello, ha dicho, detuvieron los trabajos hasta tomar  "una decisión" sobre los siguientes pasos a tomar durante el día. Finalmente, han recurrido a una empresa especializada que ha retomado los trabajos ante el medio millón de metros cúbicos de residuos que cayeron sobre la vía.

Zubiaga ha insistido en actuar con calma y "analizar con detenimiento la situación", al tiempo que ha recordado que no hay señales de vida de los dos desaparecidos. El Gobierno vasco ha adelantado en Radio Euskadi que ese vertedero disponía de licencia legal como depósito de amianto. Los técnicos que intervinieron al poco de conocerse el deslizamiento del terreno han quemado las ropas que portaban para erradicar la presencia de este material nocivo. Los sindicatos han censurado que estos operarios estuviesen varias horas expuestos, sin saberlo, al amianto.

Las labores de búsqueda fueron suspendidos a las 19.00 y se reanudarán mañana con las primeras luces del día, según han indicado fuentes del departamento vasco de Seguridad.

Esta mañana, la Ertzaintza ha habilitado un baipás sentido Bilbao entre el kilómetro 74 y 79 de la autopista, mientras que la AP-8 permanece cortada en sentido San Sebastián. La apertura de la desviación se produce después de 15 horas de corte total en el que 25 operarios, 6 excavadoras y 11 camiones han ayudado en la limpieza de la calzada, centrada en la retirada del material que ocupa parte de la N-634 y la vía en sentido Bilbao de la AP-8.

El corrimiento de tierras ha originado un vertido de más medio millón de metros cúbicos de residuos industriales que se trataban en el mismo, incluido amianto, sobre el valle que desemboca en la autopista. El desprendimiento ha ocupado una superficie de 30 metros de anchura. La lengua de material, de hasta cuatro metros de altura, ha entrado unos 35 metros en la calzada de la autopista y la variante.

La limpieza de la otra parte de la autopista, en dirección San Sebastián, va a ser costosa porque, además del hallazgo del amianto, parte del terreno derrumbado está aguantando el desprendimiento de la parte superior de la ladera sobre la que está asentada el vertedero. Los geólogos de la Diputación de Bizkaia van a monitorizar los terrenos para determinar si se puede comenzar a trabajar con maquinaria para retirar esos vertidos. Hasta que los geólogos no tengan la seguridad de que se pueden retirar esos vertidos, los carriles de la autopista por los que habitualmente se circula hacia San Sebastián, seguirán cortados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información