_
_
_
_
_

El Parlamento Europeo reconoce a Clara Ponsatí como eurodiputada

La exconsejera ocupará su escaño pese a saltarse los trámites requeridos por la Junta Electoral Central

Lluís Pellicer
La exconsejera de Educación catalana Clara Ponsatí, junto a su abogado a las puertas de una comisaría de Edimburgo (Reino Unido).
La exconsejera de Educación catalana Clara Ponsatí, junto a su abogado a las puertas de una comisaría de Edimburgo (Reino Unido).NEIL HANNA (AFP)

El Parlamento Europeo ha notificado este viernes oficialmente la entrada de la exconsejera Clara Ponsatí como diputada, según han confirmado fuentes parlamentarias. A pesar de que la Junta Electoral Central (JEC) declaró vacante su escaño, la Eurocámara ha hecho valer la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE. El fallo de la Corte de Luxemburgo dictaba que un diputado adquiere esa condición después de su proclamación, sin la necesidad de pasar más trámites nacionales. Ponsatí, huida al Reino Unido de la justicia española, se unirá a Carles Puigdemont y Toni Comín en el grupo de diputados no inscritos.

Los diputados británicos han dejado este viernes el Parlamento Europeo. El líder del Partido del Brexit, Nigel Farage, salía de las instalaciones acompañado por toda su tropa con una bandera británica al compás marcado por una gaita. Su salida, significa la entrada de nuevos miembros. En concreto, cinco españoles: Marcos Ros Sempere (PSOE), Gabriel Mato (PP), Adrián Vázquez (Ciudadanos), Margarita de la Pisa (Vox) y Clara Ponsatí (Junts per Catalunya).

Más información
La Junta Electoral cita a Clara Ponsatí para acatar la Constitución en el Congreso si quiere ser eurodiputada
La Justicia escocesa deja en libertad bajo fianza a Clara Ponsatí

La JEC había declarado vacante el escaño de Ponsatí después de que esta no acudiera a acatar la Constitución. Sin embargo, dejó la puerta abierta a que pudiera ocupar su escaño en la Eurocámara. "El escaño permanecerá temporalmente vacante hasta que se produzca dicho acatamiento, sin perjuicio de que, conforme a lo declarado en la sentencia del Tribunal de Justicia de la UE de 19 de diciembre de 2019 en el asunto relativo al señor Junqueras i Vies, el acto de proclamación de candidatos electos pueda desplegar los efectos oportunos", apuntaba la resolución.

El requisito de acatar presencialmente la Constitución en el Congreso figura en la Ley Orgánica de Régimen Electoral General (Loreg), pero quedó de facto sin ningún efecto tras la sentencia del caso Junqueras. La sentencia del TJUE supuso un cambio de doctrina al considerar que los Estados miembros no tenían ningún papel en el proceso de asunción del escaño una vez los candidatos habían sido proclamados. Es decir, hacía innecesario el trámite de acatamiento de la Constitución. Como ya hiciera con Puigdemont, Comín y Junqueras, la Eurocámara decidió reconocer el escaño a Ponsatí.

La exconsejera ocupará un escaño junto a sus dos compañeros de filas, que siguen en el grupo de los no inscritos después de que Los Verdes no lo aceptaran en su grupo. Para evitar una votación en la que todo apunta que hubieran perdido, Puigdemont y Comín retiraron su demanda para entrar en el grupo. Ambos políticos afrontan ahora el suplicatorio para que se les retire su inmunidad. En caso de que ese proceso siga adelante, volverían a pasar a manos de la justicia belga, que debería pronunciarse sobre la euroorden emitida por el Tribunal Supremo.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Sobre la firma

Lluís Pellicer
Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_