Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Eurocámara acepta la decisión del Supremo y retira a Junqueras el acta de eurodiputado

El Parlamento Europeo establece que el líder de ERC no es parlamentario desde el 3 de enero

Oriol Junqueras
David Sassoli, nuevo presidente de la Eurocámara. AP

El Parlamento Europeo anunció este viernes que retirado a Oriol Junqueras la condición de eurodiputado, tras comunicarle el jueves el Tribunal Supremo que el dirigente independentista se encuentra condenado en firme a 13 años de prisión e inhabilitación por la sentencia del procés. Fuentes de la Cámara han adelantado a este diario que deja de considerar al líder de ERC europarlamentario desde hace una semana. "Teniendo en cuenta la decisión de la Junta Electoral Central y de conformidad con la decisión del Tribunal Supremo, el mandato de Junqueras expiró con efecto del 3 de enero de 2020", ha afirmado el presidente de la institución, David Sassoli, en un comunicado hecho público esta tarde.

Ese día, la Eurocámara recibió la comunicación de la Junta Electoral Central en la que resolvía que, en aplicación del artículo 6.2 de la Ley Orgánica del Régimen Electoral General, “son inelegibles los condenados por sentencia firme a pena privativa de libertad, en el período que dure la pena”. Sin embargo, el Parlamento Europeo sí estima que en los primeros seis meses de legislatura Junqueras fue eurodiputado, lo que podría permitirle percibir los salarios no cobrados. "Los mandatos de los señores Junqueras, Puigdemont y Comín comenzaron el 2 de julio de 2019 como consecuencia de la declaración oficial de los resultados de las elecciones europeas [celebradas el 26 de mayo] por las autoridades españolas competentes", indica Sassoli.

Con su negativa a mantenerle en el cargo de eurodiputado, la Eurocámara interpreta que no cabe oponerse a una decisión de la justicia española, tal como explica el propio Sassoli. "Según la jurisprudencia del Tribunal de Justicia de la Unión Europea, el Parlamento Europeo está obligado a tomar nota sin dilación de las decisiones que con carácter definitivo tomen las autoridades judiciales competentes de los Estados miembros".

La defensa de Junqueras no se ha dado por vencida, y ha anunciado que recurrirá al Tribunal General de la Unión Europea. En su sentencia de hace tres semanas, los magistrados comunitarios dejaban en manos de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo la responsabilidad de “apreciar los efectos aparejados a las inmunidades de que goza el señor Junqueras”.

La medida, que será comunicada oficialmente por el presidente del Parlamento Europeo el 13 de enero al comienzo del pleno, llega un día después de que la Eurocámara recibiera la resolución por la cual el Tribunal Supremo estima que el líder de ERC ha quedado inhabilitado para ejercer como parlamentario y, por tanto, no le otorga permiso para acudir a la primera sesión de 2020 este lunes en Estrasburgo. La Eurocámara recibió la carta de la justicia española este jueves en torno a las 14.15 y, tras analizar su contenido, los servicios legales han concluido que el exvicepresidente de la Generalitat y líder de ERC ha dejado de ser eurodiputado y España debe comunicar "con celeridad" el nombre de su sustituto.

La Cámara europea, de esta manera, da marcha atrás al proceso que, bajo el argumento de cumplir la sentencia de la Corte de Luxemburgo, puso en funcionamiento el pasado lunes. A comienzos de semana reconoció a Junqueras como eurodiputado en una nota interna enviada a los servicios administrativos, le incluyó en la lista de parlamentarios que figura en la web y habilitó un buzón con su nombre en su sede de Bruselas, todo ello en cumplimiento del fallo del Tribunal de Justicia de la UE del pasado 19 de diciembre.

Entre los miembros de la Eurocámara ha habido reacciones inmediatas al quedarse Junqueras sin escaño. La portavoz del PP en la capital comunitaria, Dolors Montserrat, ha celebrado la medida como “una nueva victoria para los demócratas y una derrota para aquellos que atentaron contra la democracia y pretenden utilizar las instituciones europeas para mentir y dañar a España”. Su homólogo de Ciudadanos, Luis Garicano, también ha aplaudido el resultado. "Inmunidad no es impunidad. Junqueras no es, ni será, eurodiputado". El eurodiputado de Vox Jorge Buxadé estima que todavía "hay dos injusticias pendientes", en referencia al reconocimiento como eurodiputados del expresidente Carles Puigdemont y el exconsejero Toni Comín. Mientras que la representante de Unidas Podemos Sira Rego considera que los jueces pueden terminar desacreditando al Parlamento Europeo en el futuro. "Se ha unido al sainete sabiendo que el resultado, una vez agotados los cauces, seguramente les haga quedar en evidencia".

La líder de los socialistas europeos, la española Iratxe García, ha elogiado la figura del presidente del hemiciclo. Cree que el italiano Sassoli, también miembro de la familia socialdemócrata, ha sido siempre "escrupuloso con la legalidad", pero ha pedido al líder del PP, Pablo Casado, que no busque rentabilizar el veto a Junqueras en beneficio propio. "Respeten las instituciones y dejen de utilizar la cuestión catalana para sacar rédito político porque perjudica la credibilidad de nuestro sistema jurídico. Su irresponsabilidad la terminamos pagando todos", ha criticado.

Sin noticias del suplicatorio de Llarena

Fuentes del Parlamento Europeo señalaron en la tarde de este viernes que todavía no han recibido el suplicatorio —solicitud de permiso— remitido al Parlamento Europeo por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena para poder proceder penalmente contra el expresidente catalán Carles Puigdemont y el exconseller Toni Comín. Las mismas fuentes indican que el presidente del Parlamento Europeo, David Sassoli, informará en el pleno cuando la reciba, y a renglón seguido la pasará a la comisión de Asuntos Jurídicos de la Cámara. El magistrado del Supremo pide que se suspenda su inmunidad para que Bélgica pueda reanudar la euroorden dictada en contra de los líderes independentistas, aunque el proceso para despojarles de dicha protección puede durar meses.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información