Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

España cierra 2019 con el menor número de fallecidos en carretera

La Dirección General de Tráfico espera que el número de muertos definitivo esté en torno a los 1.100

Accidente en Gondomar (Pontevedra) que dejó un fallecido y tres heridos.
Accidente en Gondomar (Pontevedra) que dejó un fallecido y tres heridos. EFE

España cerrará 2019 estableciendo un nuevo récord con el menor número de víctimas mortales en accidentes de tráfico. La Dirección General de Tráfico espera que las víctimas mortales estén por debajo de las 1.188 personas que se dejaron la vida el año pasado. Hasta ahora el mejor registro se produjo en 2015, cuando hubo 1.131 fallecidos. La reducción de la máxima velocidad permitida de 100 a 90 kilómetros por hora en las carreteras secundarias es una de las principales causas del descenso de los accidentes mortales tras varios años de estancamiento con un ligero repunte de fallecidos.

Sin renunciar a uno de los estímulos más efectivos, las campañas que muestran con toda su crudeza el drama de las muertes en el asfalto, la Dirección General de Tráfico (DGT) se ha dado un respiro estas navidades. La ocasión lo merece: 2019 relevará a 2015 como el año con menos fallecidos en vías interurbanas desde el inicio de la serie histórica de accidentes en los años sesenta. “Este año contamos menos. Menos lágrimas. Llamadas. Carreras. Sirenas. Menos emergencias. Menos huérfanos y menos tragedias. Menos ausencias. Porque este año el número de víctimas en carretera vuelve a ser menos”, es el mensaje elegido en el cierre del año.

Fallecidos en carretera

–82%

1989 fue el año con más muertos en vías interurbanas desde que hay registros

5.940

6.000

5.000

4.241

4.000

3.000

1.729

2.000

(17 dic)

1.053

1.000

0

1990

95

00

05

10

15

19

Fuente: DGT.

EL PAÍS

Fallecidos en carretera

–82%

1989 fue el año con más muertos en vías interurbanas desde que hay registros

5.940

6.000

5.000

4.241

4.000

3.000

1.729

2.000

(17 dic)

1.053

1.000

0

1990

1995

2000

2005

2010

2015

2019

Fuente: DGT.

EL PAÍS

Fallecidos en carretera

–82%

1989 fue el año con más muertos en vías interurbanas desde que hay registros

5.940

6.000

5.000

4.241

4.000

3.000

1.729

2.000

(17 dic)

1.053

1.000

0

1990

1995

2000

2005

2010

2015

2019

Fuente: DGT.

EL PAÍS

España cierra 2019 con el menor número de fallecidos en carretera

El cómputo de víctimas mortales el 17 de diciembre, último día del que hay cifras oficiales, era de 1.053 personas, 95 menos —descenso del 8%— que las 1.148 contabilizadas en el mismo periodo de 2018. Desde entonces se han producido al menos 25 muertes en la Operación Especial de Tráfico de Navidad. “Después de casi siete años en los que apenas nos hemos movido, todo apunta que se va a reducir el número de fallecidos en vías interurbanas por encima del 5%. Eso es una barbaridad y marca un cambio de tendencia”, apunta Ramón Ledesma, asesor de PONS Seguridad Vial. En el Ministerio del Interior coinciden en que los datos no son fruto de la casualidad: “Hay una consistencia detrás”. Y tiene nombre y apellidos: Pere Navarro, el director General de Tráfico desde julio de 2018, cargo que ya desempeñó entre 2004 y 2012. “Su regreso se ha notado. Ha vuelto a traer el debate de la seguridad vial a la agenda política”, valora Ledesma.

Pocas figuras generan tanto consenso como Navarro, el visionario que implantó el carnet por puntos en el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El resultado fue inmediato, con una caída progresiva del número de fallecidos entre 2004 y 2011 (de 3.464 a 1.484). A la espera del balance que el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, realizará esta semana, en el Gobierno hablan del efecto Navarro para resumir todas las medidas que han contribuido a dar un salto cualitativo.

El tope de 90 km/h

El principal, según todos los expertos, es la entrada en vigor el pasado enero del tope de 90 kilómetros por hora en 7.000 kilómetros de vías con un arcén de 1,5 metros de anchura. Desde entonces solo se permite circular a un máximo de 100 en las carreteras secundarias que estén separadas por una mediana. “Sin duda es la clave y se ha notado muchísimo en verano”, asienten en el Gobierno. Los datos provisionales así lo indican: 220 personas fallecieron en accidente de tráfico durante los meses de julio y agosto, 40 menos que el verano pasado. Una caída del 15% que, en el caso de las carreteras convencionales fue del 23% con 154 muertos, la cifra más baja de la serie histórica en vías secundarias.

Este tipo de carreteras concentró el 69% de accidentes mortales esos dos meses (140), un 22% menos respecto a 2018. Las colisiones frontales fueron las que más descendieron desde la entrada en vigor del nuevo límite de velocidad, con 17 fallecidos menos, seguidas de las colisiones laterales y frontolaterales, con 11 menos. “En las vías de alta capacidad los accidentes son menos graves. Reducir la velocidad a 90 kilómetros por hora y haber trasladado la vigilancia a estas carreteras secundarias tiene un impacto inmediato”, valora Francisco Canes. El presidente de la Asociación DIA de Víctimas de Accidentes reclama una mayor plantilla de la Guardia Civil como medida disuasoria. “Sin vigilancia la gente se relaja”, sentencia.

Interior señala que se destinan 9.100 agentes a la atención y cuidado del tráfico. Y subraya que en el último año y medio se han recuperado 300 efectivos. Con el consiguiente aumento de los controles de droga y alcohol. Cuando Mariano Rajoy ganó las elecciones generales de 2011 había 9.661 guardias civiles para este cometido. Cuando dejó La Moncloa había casi 800 menos.

La siguiente reforma de calado que ya tiene preparada el Gobierno en funciones es reducir la velocidad de 50 a 30 kilómetros por hora la velocidad máxima en ciudad. Navarro lo pretendía aplicar este año, pero la interinidad del Ejecutivo lo hizo imposible. En 2018 hubo 489 fallecidos en vías urbanas, de los que 237 eran peatones. El 66% tenía 65 años o más.

31 muertos más en Madrid que en 2018

La tendencia general es a la baja salvo en cuatro comunidades autónomas en las que los fallecidos en carreteras interurbanas han aumentado respecto a 2018. Madrid es la que presenta los peores números, con 31 muertos más (de 46 a 77) según los datos de la DGT a 17 de diciembre. Le sigue Andalucía, donde se incrementan desde los 161 del año pasado a 190. En La Rioja también suben, de seis a 15. En País Vasco había 36 víctimas mortales a mediados de mes, cinco más que en el mismo periodo anterior.

Francisco Canes, presidente de DIA, echa en falta más controles en el área metropolitana de Madrid. “Las competencias de Guardia Civil se limitan a la M40, M50... La responsabilidad del tráfico depende muchas veces de las policías locales. Se pone el acento en lo que hace la Guardia Civil pero no se habla nada de los Ayuntamientos”, observa.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >