Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia Nacional confirma la prórroga de la prisión provisional de Villarejo dos años más

Los magistrados alegan riesgo de fuga por las conexiones en el extranjero del comisario

Villarejo en los juzgados de Plaza de Castilla.
Villarejo en los juzgados de Plaza de Castilla.

La Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional ha confirmado este viernes  la prórroga de la prisión provisional por un máximo de otros dos años, hasta el límite legal de cuatro, para el comisario jubilado José Manuel Villarejo, investigado como presunto cabecilla de la mafia policial desmantelada en la llamada Operación Tándem. Villarejo, encarcelado desde noviembre de 2017, está acusado de los delitos de organización criminal, blanqueo de capitales, cohecho, revelación de secretos, falsedad documental, tráfico de influencias, encubrimiento, extorsión y contra la hacienda pública.

En el auto, los tres magistrados rechazan todos los motivos esgrimidos por el comisario jubilado en su recurso a la decisión del juez Manuel García-Castellón, instructor del caso Villarejo, de prorrogar su prisión provisional. Para la Sala de lo Penal, los indicios ya acumulados en la causa sustentan la proporcionalidad de la medida al considerar que persiste el riesgo de fuga y que el policía mantiene una “aparente capacidad para hacerlo, tanto por las conexiones en el extranjero” que presuntamente mantiene, “como por la capacidad económica” que les atribuyen los investigadores. El tribunal también sustenta su decisión en la necesidad de “evitar la alteración u ocultación de pruebas dado que hay diligencias de instrucción pendientes de finalizar y material intervenido que no ha sido analizado totalmente, así como para evitar la reiteración delictiva asegurando que el investigado no pueda servirse de sus actividades empresariales para repetir conductas indiciariamente ilícitas”.

En el auto, el tribunal niega que la prórroga de prisión vulnere el derecho de Villarejo a ser juzgado en un plazo razonable y a disponer de los tiempos y medios adecuados para su defensa, como alegaba la defensa del comisario: “Es la medida cautelar adecuada a las condiciones particulares del apelante justificando la dimensión de la investigación, el tiempo que se está invirtiendo en ella que precisa cooperación judicial internacional y el análisis de material informático encriptado, entre otros, que lleva tiempo”.

Sobre los problemas de hipertensión que el comisario esgrimió para pedir su excarcelación el día de la vista en el que se decidía la prórroga de prisión, los magistrados concluyen que ese episodio se debió, al menos en parte, a la negativa del propio Villarejo a tomar la medicación.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información