Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar: “Me angustia que los comunistas entren en el Gobierno por primera vez desde la Guerra Civil”

Sarkozy advierte, en una charla con el expresidente español, del riesgo de "efecto dominó" en Europa si Cataluña se independiza

El expresidente del Gobierno José María Aznar, este lunes en un desayuno informativo en la sede de FAES. En vídeo, declaraciones de Aznar durante el acto.

"Estoy junto al magnífico. Tiene un carácter tan fácil como el mío y por eso nos llevamos tan bien", dijo el expresidente francés Nicolás Sarkozy

"En tiempos de liderazgos inexistentes, aquí tienen a un líder. Le echamos de menos", declaró José María Aznar

Los expresidentes francés y español intercambiaron piropos, palmadas en la espalda y choques de manos mientras compartían un pesimista diagnóstico sobre el panorama político actual en una charla este martes en el aula de liderazgo de la Universidad Francisco de Victoria de Pozuelo (Madrid).

"Me encuentro en una situación de máxima preocupación. No estoy dispuesto a aceptar la posibilidad de que la nación española se rompa", declaró Aznar. "Y mientras dure esta situación voy a hacer que mi voz se oiga. Quiero advertir a los españoles de la coalición de radicales de izquierdas. Por primera vez desde la Guerra Civil los comunistas van a entrar en el Gobierno. Son comunistas chavistas con el consentimiento y el apoyo del independentismo. Y eso es una situación de máximo riesgo. Se está intentando formar un Gobierno con la complacencia de alguien que está condenado por sedición y de un terrorista convicto y confeso. No deseo que ocurra y por eso expreso mi angustia" añadió.

Sarkozy presentó el desafío independentista en Cataluña como "un problema para todo el continente europeo". "Si después del Brexit, Cataluña se independiza, sería un trauma para vosotros, pero tendría consecuencias para todos los demás porque podría provocar un efecto dominó". El expresidente francés achacó al "inmovilismo" de las democracias europeas el auge de los movimientos secesionistas. "Los ciudadanos necesitan tener una aspiración. Y es el inmovilismo el que permite que quienes tienen ganas de romperlo todo se conviertan en los únicos portadores de un sueño. Si no actuamos, nos llevarán por delante", añadió.

Poco después, tras la reunión del comité de dirección del PP, el vicesecretario de Comunicación de los populares, Pablo Montesinos, preguntaba: "¿Está dispuesto Pedro Sánchez a vender España a cambio de seguir en La Moncloa?". La independencia de Cataluña no está sobre la mesa y el líder socialista ha señalado la Constitución como el límite del diálogo con las fuerzas independentistas como ERC, con quienes ahora negocia el apoyo a su investidura.

Sin citar nombres, Aznar aseguró que en España sobra "mediocridad" y señaló como uno de los "grandes problemas de los líderes actuales" su tendencia a asegurar que todo es posible. "El liderazgo no es satisfacer a todo el mundo todo el tiempo sino un ejercicio de opciones. Hay demasiadas frustraciones que generan cólera y revueltas contra el sistema. Las democracias liberales viven uno de los momentos más angustiosos en mucho tiempo. Es una revuelta de carácter general contra el sistema. En Hong Kong, Barcelona, Chile hay movimientos antisistema que solo tienen una conexión: la revolución tecnológica y las democracias estamos perdiendo esa batalla", advirtió. 

Sarkozy habló, también sin citarlos, aunque en una de las ocasiones se refirió expresamente a Donald Trump, de la "vulgaridad" de algunos líderes actuales. "Cuando Aznar y yo ocupábamos el poder, las discusiones no eran fáciles, pero había unos códigos. No se podía decir cualquier tontería. No había reacciones impulsivas, tuits insultando a la mujer del otro...". El exmandatario francés lamentó "la presión de las redes sociales y lo que está de moda". "Nuestras sociedades se han convertido en democracias donde todo el mundo puede impedir que se hagan cosas y nadie tiene poder para hacerlas porque para actuar tenemos que contar con la opinión de la última diminuta asociación".

Ambos expresaron su preocupación por las consecuencias del Brexit —"Estamos de brazos cruzados viendo cómo Europa pierde el segundo motor del cohete europeo", declaró Sarkozy—, y mostraron su rechazo a las llamadas "sociedades multiculturales". "Nuestras fronteras están enormemente presionadas y hay un problema de seguridad. Los países tienen una capacidad de acogida limitada para mantener sus valores. Una cosa es reconocer la diferencia y otra las sociedades multiculturales que rompen la escala de valores de los países occidentales y generan más radicalismo, más populismos de izquierda y de derechas", señaló Aznar.

El expresidente español se mostró partidario de que los países europeos inviertan más dinero en la OTAN. "Vivimos en un mundo muy desordenado donde todo el mundo hace lo que le da la gana. Para tratar de evitar el caos es importante mantener el pacto atlántico. ¿Pero cuánto dinero de su presupuesto está dispuesto a invertir España para mejorar la defensa europea? Como me temo la respuesta, lo mejor que podemos hacer es reconstruir la OTAN. Si se cuestiona el pacto atlántico, más pacto atlántico. Si se cuestiona la economía libre, más economía libre", señaló Aznar.

Sarkozy también se reunió por la tarde con el presidente del PP, Pablo Casado, en la sede del partido. Durante el encuentro, ambos políticos compartieron que sus respectivas formaciones son la "única alternativa de Estado a la izquierda y los populismos", segun fuentes populares. "Siempre es un placer volver a ver a Nicolas Sarkozy, un gran amigo de España que nos apoyó frente al terrorismo y el separatismo", declaró el líder del PP.

El PP contempla la posibilidad de unas terceras elecciones

El PP insiste en que no facilitará la investidura del líder socialista y contempla la posibilidad de que haya unas terceras elecciones generales consecutivas. "Si vamos a unas terceras elecciones, será responsabilidad de Pedro Sánchez. Él nos ha metido en este lío. El PP va a estar en su sitio, ejercer una oposición firme, responsable y coherente", ha señalado este martes el vicesecretario de comunicación de los populares, Pablo Montesinos, tras el comité de dirección del partido.

Montesinos ha pedido "luz y taquígrafos" en la negociación entre el PSOE y ERC y animado a los barones socialistas a rebelarse contra su líder. "¿Comparten el precio fijado por Sánchez para seguir en La Moncloa? ¿Creen, como Miquel Iceta [líder del PSC],que Cataluña es una nación?", preguntó.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información