Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Defensor del Pueblo alerta sobre la xenofobia contra los menores inmigrantes desatada en campaña

La institución pide que se proteja a estos jóvenes, “los más vulnerables de los vulnerables”, que se han convertido en blanco de los ataques de Vox

Centro de primera acogida en el barrio de Hortaleza.
Centro de primera acogida en el barrio de Hortaleza.

El defensor del Pueblo en funciones, Francisco Fernández Marugán, ha reiterado este viernes su preocupación ante “los ataques sufridos por menores extranjeros no acompañados en los últimos días”. La Institución se ha referido a los “mensajes xenófobos y racistas dirigidos a la ciudadanía” contra estos niños y adolescentes que llegan a España sin sus familias. “Se criminaliza al distinto, al diferente, al foráneo e incluso se justifican determinadas formas de violencia contra este colectivo”, ha dicho en un comunicado.

El mensaje de Marugán no menciona a ningún partido, pero su declaración es una clara llamada de atención ante la estrategia electoral adoptada por Vox de asociar inmigración con criminalidad. El partido de ultraderecha ha puesto a los extranjeros, y especialmente a los menores no acompañados —"los más vulnerables de los vulnerables", según el defensor— en el centro de su diana. La portavoz de Vox en la Asamblea de Madrid, Rocío Monasterio, ha acudido en dos ocasiones en los últimos días a la puerta de centros de menores tutelados para referirse a ellos como “manadas de MENAS” y reforzar su discurso con algunos testimonios de vecinos incómodos con la presencia de los adolescentes. El líder de la formación, Santiago Abascal, también atacó al colectivo este lunes durante el debate de los candidatos a la presidencia y asoció a los menores inmigrantes con robos y agresiones sexuales.

Fernández Marugán se ha referido además “a un grado todavía más grave de ataque insidioso dirigido contra los menores extranjeros no acompañados, que se encuentran tutelados en distintos centros de acogida”. Los menores inmigrantes vienen siendo víctimas de algunas agresiones desde hace meses, pero en los últimos días se han agravado. En apenas dos semanas, se han sucedido varios ataques contra jóvenes que residen en el barrio madrileño de Hortaleza. El centro de recepción de este barrio sufrió al menos una tentativa de invasión nocturna por parte de un grupo de 30 personas armado con palos, porras, botellas y piedras. En la misma zona ya se habían registrado otros incidentes y algunas paredes muestran mensajes ultras contra los chavales. La última agresión fue hace pocos días, cuando tres chicos inmigrantes recibieron una paliza por parte de una decena de personas, según denunció Más Madrid esta semana. En Zaragoza, se hizo público este jueves que dos hombres habían atacado a un joven tutelado de 17 años. Le hundieron parte del cráneo y tuvo que ser operado e ingresado en la UCI.

Para el defensor, estos incidentes “no pueden volver a repetirse” y ha pedido a ciudadanos y administraciones públicas su implicación “en la lucha contra tales actitudes xenófobas, pues son inadmisibles en una sociedad democrática”. “Es lamentable y falsa la imagen que algunos se empeñan en presentar de estos menores describiéndolos como delincuentes”, mantiene en su comunicado. “La realidad es que están solos, lejos de sus hogares y en muchos casos desasistidos, con los peligros que ello conlleva”. La Institución ha recordado que es deber legal y moral cuidar de este colectivo. No hay un dato oficial que demuestre las afirmaciones de Vox que criminalizan este colectivo. Un estudio de hace un año de la Generalitat de Cataluña, una de las comunidades que más adolescentes acoge, aseguraba, que apenas un 9% de los más de 2.000 niños que tutelaba, habían tenido algún requerimiento policial o judicial.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información