_
_
_
_

Vox pide que se aplique la “prioridad nacional” para discriminar a los extranjeros

Abascal asume la bandera de "los españoles primero" de grupos abiertamente xenófobos

Miguel González
Abascal, durante un acto de partido en Ceuta.
Abascal, durante un acto de partido en Ceuta.Antonio Sempere (EUROPA PRESS)

Vox ha ampliado su objetivo y ya no solo tiene en el punto de mira a los inmigrantes irregulares sino también a los extranjeros que residen legalmente en España. El líder del partido ultra, Santiago Abascal, defendió este miércoles en Ceuta la “prioridad nacional” en el acceso a las viviendas de protección social, las subvenciones al alquiler y todo tipo de ayudas sociales. “Estamos hartos de que a los españoles se les discrimine en su propia casa”, clamó Abascal, quien añadió que, “por cada persona extranjera a la que se ayuda, hay un joven español que no puede irse de casa de sus padres”.

Más información
Vox quiere discutir sobre inmigración y no sobre cambio climático
El CIS atribuye a Vox un fuerte retroceso en contra de lo que pronostican las demás encuestas
El PP acusa al PSOE y a Vox de aliarse en una pinza contra Casado

El principio de “prioridad nacional” supone un giro en el discurso de Vox que le acerca a las posiciones de grupos xenófobos como Democracia Nacional, España 2000 y Hogar Social, que han hecho tradicionalmente bandera del lema “los españoles primero”. En las 100 medidas para la España Viva que el partido ultra presentó en octubre de 2018 en Vistalegre y que sigue constituyendo su catecismo ideológico, ya que no ha presentado programa electoral ni a las elecciones del pasado 28 de abril ni a las del próximo 10 de noviembre, no hay ni sombra de esta idea.

El documento del partido ultra propone la deportación a sus países de origen de los inmigrantes ilegales (aunque sean menores de edad) y de los legales que cometan delitos graves o reincidan en delitos leves. También aboga por excluir a los inmigrantes ilegales de la atención sanitaria y establecer el copago para los legales que lleven menos de 10 años de residencia. Nada más.

En los últimos días, sin embargo, Abascal ha alimentado la idea de que los extranjeros (sean legales o no) se benefician de las ayudas sociales en perjuicio de los españoles, cuando la realidad es que estas se conceden en función del número de hijos, los ingresos familiares y otros baremos objetivos.

El pasado domingo, en un mitin, leyó la lista de adjudicatarios de ayudas a la vivienda de la Comunidad de Madrid, subrayando los apellidos que a él no le parecían españoles, y pasando por alto el hecho de que muchos extranjeros de origen han adquirido la nacionalidad española y otros son españoles de nacimiento aunque sus ascendientes no lo fueran.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
SIGUE LEYENDO

Cuando se le preguntó por estas palabras, Abascal negó que hubiera dicho que las personas con apellido extranjero no fueran españolas, pero agregó que “es evidente que las ayudas al alquiler se han producido fundamentalmente a personas extranjeras o de origen extranjero” y que esto “a muchas personas no les preocupa”, pero sí a Vox, que quiere saber cuántas son porque esta información, a su juicio, “se ha ocultado” por parte de la Administración.

La discriminación de los extranjeros comunitarios va en contra de los tratados de la Unión Europea. Se da la circunstancia de que destacados dirigentes de Vox son de origen extranjero, como Rocío Monasterio (cubana) o Javier Ortega Smith (argentino) y otros tiene apellidos centroeuropeos, como el eurodiputado Hermann Tertsch.

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo

¿Quieres añadir otro usuario a tu suscripción?

Si continúas leyendo en este dispositivo, no se podrá leer en el otro.

¿Por qué estás viendo esto?

Flecha

Tu suscripción se está usando en otro dispositivo y solo puedes acceder a EL PAÍS desde un dispositivo a la vez.

Si quieres compartir tu cuenta, cambia tu suscripción a la modalidad Premium, así podrás añadir otro usuario. Cada uno accederá con su propia cuenta de email, lo que os permitirá personalizar vuestra experiencia en EL PAÍS.

En el caso de no saber quién está usando tu cuenta, te recomendamos cambiar tu contraseña aquí.

Si decides continuar compartiendo tu cuenta, este mensaje se mostrará en tu dispositivo y en el de la otra persona que está usando tu cuenta de forma indefinida, afectando a tu experiencia de lectura. Puedes consultar aquí los términos y condiciones de la suscripción digital.

Sobre la firma

Miguel González
Responsable de la información sobre diplomacia y política de defensa, Casa del Rey y Vox en EL PAÍS. Licenciado en Periodismo por la Universidad Autónoma de Barcelona (UAB) en 1982. Trabajó también en El Noticiero Universal, La Vanguardia y El Periódico de Cataluña. Experto en aprender.

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_