Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Audiencia Nacional registra la vivienda del abogado Gonzalo Boye por una causa de blanqueo

La juez Tardón cita como imputado al letrado por el supuesto lavado de dinero del narco Sito Miñanco

abogado Gonzalo Boye
El abogado Gonzalo Boye.

La juez de la Audiencia Nacional María Tardón ha puesto en marcha este lunes una operación contra el blanqueo de capitales relacionado con el narcotráfico y ha ordenado varios registros, entre ellos el del domicilio del abogado Gonzalo Boye, según informan fuentes jurídicas. La magistrada ha citado al abogado el próximo miércoles para declarar como imputado por un supuesto delito de blanqueo. La causa ha sido declarada secreta.

Boye, conocido por ser el abogado del expresidente Carles Puigdemont, fugado en Bélgica desde octubre de 2017, y de su sucesor Quim Torra, en la causa contra él por desobediencia, también ha sido representante legal de José Ramón Prado Bugallo, Sito Miñanco hasta hace dos semanas. Fuentes próximas al abogado relacionan los registros de este lunes con la causa en la que está implicado el conocido narcotraficante gallego, bautizada Operación Mito.

La investigación conocida hoy está relacionada, según estas mismas fuentes, con los intentos del letrado para recuperar ante el Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales (Sepblac) 889.000 euros intervenidos en febrero de 2017 en el aeropuerto de Madrid-Barajas y que se hallaron ocultos en el equipaje de cinco ciudadanos colombianos que regresaban a su país.

La Operación Mito se inició en febrero de 2018 con la detención de Sito Miñanco y de 42 presuntos integrantes de su organización de narcotráfico acusados de intentar introducir en Europa dos cargamentos de cocaína que sumaban 4.416 kilos. Entre las funciones de estos integrantes de la trama también estaba recibir el dinero fruto de la venta de droga para, posteriormente, enviarlo a Colombia mediante locutorios y correos humanos (conocidos en el argot policial como mulas). Uno de esos envíos fue, supuestamente, el intervenido en Barajas un año antes.

En el sumario de la Operación Mito, al que tuvo acceso este periódico, se detalla una reunión el 28 de junio de 2017 en una cafetería de Madrid entre varios de los presuntos integrantes de la trama, entre ellos una de las hijas de Sito Miñanco. A la misma se unió el abogado Gonzalo Boye. Aunque el contenido del encuentro no pudo ser captado, la policía considera, por las conversaciones telefónicas intervenidas en días posteriores, que su objetivo era concretar las acciones ante el Ministerio de Hacienda para recuperar dichos fondos, que los responsables de las pesquisas creen que pertenecía Sito Miñanco. En una de estas conversaciones, se habla de documentos mercantiles relacionados con un supuesto préstamo.

Fuentes del despacho de Boye han rechazado este lunes cualquier irregularidad en su actuación profesional "y, mucho menos, la falsificación de ningún documento" para recuperar aquellos fondos. Estas mismas fuentes vinculan el registro al testimonio prestado ante la juez de un supuesto narcotraficante colombiano que fue excarcelado tras prestarse a colaborar con la Policía en la causa. "Es un despropósito. No van a encontrar nada porque no tenemos nada de ocultar. Solo nos dedicamos a trabajar", añaden. Estas mismas fuentes no dudan en vincular la operación al protagonismo mediático que el abogado ha alcanzado en los últimos meses por dirigir la defensa de Puigdemont.

El expresidente catalán ha salido en apoyo de su abogado desde su refugio de Waterloo. En un tuit, el político fugado ha escrito: "Lawfare (guerra jurídica) a todo trapo. Cuando alguno les gana las partidas y les deja en evidencia embisten sin miramientos. Ahora que encaramos la tercera euroorden, a Gonzalo Boye le pretenden dificultar su trabajo. No se saldrán con la suya. Todo el afecto a su familia y trabajadores del despacho".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >