Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Rey Juan Carlos archiva la investigación sobre el título del líder del PP de Aragón

La universidad no ve indicios “comprobables” de irregularidad en la licenciatura de Luis María Beamonte, que sacó Derecho 35 años después de empezar la carrera

El presidente del PP de Aragón, Luis María Beamonte, con el líder del partido, Pablo Casado, en la sede nacional del PP en Madrid este martes.
El presidente del PP de Aragón, Luis María Beamonte, con el líder del partido, Pablo Casado, en la sede nacional del PP en Madrid este martes.

La Universidad Rey Juan Carlos ha archivado la investigación abierta el pasado mes de mayo sobre la licenciatura de Derecho del presidente del PP de Aragón, Luis María Beamonte. Según fuentes de la universidad, la inspección de servicios no ha hallado indicios “comprobables” de irregularidades, pues "administrativamente" todo es correcto. Es decir, no habría manera de contrastar los aspectos que despertaron las sospechas y, por tanto, no hay posibles delitos que obliguen a trasladar el caso a la Fiscalía.

EL PAÍS reveló en mayo que Beamonte terminó Derecho en la URJC en 2017, 35 años después de empezar la carrera, con 45 convalidaciones, algunas de ellas dudosas, y dos exámenes en los que obtuvo sendos sobresalientes, los únicos de su expediente. Hay al menos siete asignaturas convalidadas sin una correspondencia clara y aparente con ninguna de las que Beamonte cursó anteriormente. Entre las materias convalidadas hay tres materias relacionadas con el derecho comunitario europeo, un contenido que resulta imposible que Beamonte estudiara en los ochenta, porque aún no se ofertaban y España entró en la UE en 1986

Pero lo más extraño es que el líder del PP aragonés llegó a mentir y ocultar su titulación en la Rey Juan Carlos en septiembre de 2018, cuando tuvo que dar explicaciones sobre su currículum. Tras la publicación de la noticia en EL PAÍS en mayo reconoció en rueda de prensa que en 2018 mintió y que aquel paso fue “un error”. Aseguró que lo hizo para no verse mezclado en los escándalos que en ese momento rodeaban la URJC, pero que no tenía nada que ocultar. Negó cualquier trato de favor con el mismo argumento que en su día utilizó Pablo Casado sobre su máster: “He hecho lo que se me ha pedido”.

Beamonte sacó casi toda la carrera de Derecho entre 1982 y 1989 en Zaragoza, pero no llegó a terminarla. Cuando obtuvo la licenciatura en la URJC ya era un título antiguo extinguido desde hacía años: ya no se ofertaba ni había clases. Solo se realizaban las últimas convocatorias de exámenes para alumnos que arrastraran alguna asignatura pendiente, antes de la eliminación del título. Pero el dirigente popular nunca había estado matriculado en esa universidad. De hecho fue inscrito bajo la denominación "Grupo Especial”, un grupo en el que solo estaba él, para examinarse de las únicas dos asignaturas que no le convalidaron. Había otros alumnos de la antigua licenciatura con asignaturas pendientes, como Beamonte, pero todos los demás grupos eran los de estudiantes matriculados anteriormente: grupo de mañana, de tarde o único.

El elevado número de convalidaciones, 45, sorprende porque se suele exigir el certificado académico, el plan de estudios sellado y el programa de cada asignatura que se desea convalidar, con el temario y el contenido, para que se pueda comprobar si son equivalentes. Además es un trámite burocrático complejo que puede llevar meses y debe aprobarlo una comisión. Beamonte confirmó a este periódico que solo mandó su certificado y no presentó más documentación. Trasladó el expediente a Madrid el 27 de octubre de 2016 y se examinó en enero de 2017.

El caso de Beamonte ha sido el primero bajo investigación en la URJC que afecta a una licenciatura, y no a un máster, tras los escándalos en 2018 de Pablo Casado, Cristina Cifuentes y Carmen Montón. Es decir, quedaba fuera del polémico Instituto de Derecho Público (IDP) de Enrique Álvarez Conde. Sin embargo, hay elementos comunes: cuatro profesores que estuvieron imputados o prestaron declaración en aquellos sumarios, aparecen en el caso de Beamonte.

Cuando la URJC abrió una investigación oficial sobre esta licenciatura la jefa de la inspección de servicios estaba relacionada con el caso, pues en aquella época era la vicedecana de Estudiantes de la facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales, e intervenía en las convalidaciones. Al ser publicada la noticia, portavoces de la universidad aseguraron que no tuvo relación con el expediente de Beamonte y "no formó parte de ninguna comisión" como vicedecana. No obstante, la URJC comunicó que la jefa de inspección finalmente se abstuvo de participar en la investigación.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información