Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los sindicatos piden a Unidas Podemos que se centre en negociar un acuerdo programático con el PSOE

Unai Sordo y Pepe Álvarez aconsejan discreción y bajar el tono en las negociaciones

José María Álvarez (izquierda) y Unai Sordo, el jueves después de reunirse con Pedro Sánchez.

Los sindicatos creen que a la hora de formar un nuevo Gobierno todo pasa por un "acuerdo programático" entre el PSOE y Unidas Podemos. Por eso le piden a la formación morada que se centre en eso. La demanda a ambas formaciones de UGT y CC OO es prácticamente la misma, si acaso cambia algo el tono. "Que empiecen por negociar el programa", reclama Pepe Álvarez, de UGT, en conversación telefónica con EL PAÍS. "El mensaje se lo damos a los dos. Que se avance en ese pacto programático que desbloquee la situación", remacha Unai Sordo, de CC OO, un día después de verse con el presidente en funciones, Pedro Sánchez, en La Moncloa.

Para los sindicatos, todo sería más fácil si Iglesias y Sánchez tuvieran acordado un plan, de ahí que pidan a la formación morada que se siente a negociarlo. "La mejor manera de saber qué competencias va a tener cada ministerio es que haya un programa previsto con acciones, plazos", señala Álvarez, en referencia uno de los escollos que imposibilitaron la investidura fallida, el reparto de ministerios y competencias. El líder de UGT insiste, como hace cada vez que se le pregunta al respecto, en no apostar por un Gobierno monocolor o de coalición —"no vamos a entrar en la fórmula"—. Pero sí que esgrime que con ese documento sería más fácil evitar problemas como los que surgieron a finales de julio.

La estrategia que propone Sordo es la misma: "La negociación anterior quedó muy embarrancada. Hay que madurar la situación desde ahí y sería una buena estrategia". Insiste en que el mensaje que lanza el mensaje a las dos formaciones. No obstante, la estrategia que propone de ir acordando el programa antes de aclarar si el Gobierno que lo va a desarrollar será solo socialista o de coalición, no es una música que agrade a la coalición morada, especialmente entre los más cercanos a su líder Pablo Iglesias. Defienden estos últimos que ese acuerdo se quedaría en papel mojado si ellos no entran en el Ejecutivo.

Que CC OO pida que esas negociaciones comiencen ya, responde a que Sordo cree que ambas partes se equivocan cuando dicen que "llegar a un acuerdo sobre contenidos" será fácil. "No lo creo. En una negociación siempre aparecen escollos y mejor que no sea al final". Entre los escollos que pueden aparecer están los cambios en la reforma laboral y su profundidad o qué visión tienen ambas formaciones políticas sobre las pensiones: el Pacto de Toledo no cerró la legislatura pasada por la oposición de los morados al documento que estaban ultimando los portavoces.

Otra reivindicación, más un consejo de quienes pasa muchas horas negociando, es "discreción". "Hay que calmarse. Sería bueno que apagaran las redes sociales y rebajaran la presencia constante en los medios", aconseja Álvarez. También Sordo lo pide y no solo para recuperar la confianza sino para no demonizar opciones que igual luego aceptan: "Por ejemplo, si dices que nunca vas a aceptar un Gobierno de coalición y después lo haces... bueno, siempre puedes decir que has cedido, pero no parece el escenario óptimo. Y, al contrario, si calificas una propuesta como ministerios florero y luego la aceptas...".

Ir negociando es la fórmula a la que apuntan como mejor medicina para ir curando la brecha abierta tras la investidura fallida. En la reunión del jueves vieron al presidente "dolido", apunta Álvarez, "porque piensa que se avanzó mucho y finalmente se frustró". ¿Quién fue el responsable? "Tengo mi opinión, pero no ayuda", apuntan el sindicalista catalán. "Mi opinión en esto aporta poco", zanja Sordo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información