Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Siete personas atendidas por picaduras leves de carabelas portuguesas en Benidorm

El baño en las tres playas de la localidad alicantina ha vuelto a la normalidad tras ser retirados dos ejemplares

carabelas portuguesas benidorm
Una carabela portuguesa en una playa del litoral mediterráneo.

El Ayuntamiento de Benidorm (Alicante) ha activado este domingo durante dos horas el protocolo por carabela portuguesa tras detectar dos ejemplares en aguas de sus playas y asistir a siete personas por picaduras leves. Los animales han sido retirados y las playas han vuelto a funcionar con normalidad.

El consistorio de la localidad alicantina ha activado el protocolo tras detectar dos ejemplares de carabela portuguesa, retirados por los servicios de salvamento. Por precaución y durante una hora se ha prohibido el baño en las playas de Levante y Poniente, y durante algo más de dos en Mal Pas, ha detallado el Ayuntamiento en un comunicado.

El primer ejemplar se ha localizado en la playa del Mal Pas, y el segundo en la plataforma flotante de Levante en una de las batidas realizada por los equipos de salvamento tras activarse el protocolo. 

Falsa medusa

La carabela o fragata portuguesa (Physalia physalis), también conocida como falsa medusa, es en realidad un hidrozoo sifonóforo polimorfo, es decir, una colonia de animales de la misma especie con distintas formas y funciones diferentes que se comportan como un solo individuo. Este ser viscoso recorre grandes distancias impulsado por el viento gracias a su neumatóforo, una especie de flotador de unos quince centímetros que le sirve de vela y del que cuelgan largos tentáculos muy urticantes, con los que provoca graves y dolorosas picaduras, casi tan peligrosas como las de los avispones de mar. Se suele encontrar en mar abierto en todas las aguas cálidas del planeta. 

La concejala de Playas, Mónica Gómez, ha explicado que, "siguiendo los protocolos fijados, tras detectarse el primer ejemplar en el Mal Pas se ha procedido a la colocación de la bandera roja y de medusas en esta playa; una medida que posteriormente se ha hecho extensiva a Levante y Poniente".

Inmediatamente las embarcaciones de la Policía Local y de la empresa concesionaria de las playas han realizado batidas e inspecciones por toda la bahía en busca de otros posibles ejemplares.

Tras confirmarse la ausencia de más carabelas portuguesas, se ha vuelto a permitir el baño en primer lugar en Levante y Poniente, y posteriormente en Mal Pas. A estas horas, y por precaución, en las tres playas ondea la bandera amarilla y la de medusas.

Gómez ha indicado que "siete personas han sido atendidas en la misma playa del Mal Pas por picaduras leves de esta falsa medusa". De ellas, "cinco han sido trasladadas, por precaución y tal y como marcan los protocolos, al hospital de Villajoyosa donde se les ha hecho un seguimiento de la picadura". En estos momentos, "solo una permanece en observación aunque no reviste gravedad, y las otras cinco no han presentado reacciones adversas".

La edil ha subrayado que se ha actuado "rápida y diligentemente, siguiendo todos los protocolos establecidos, e impidiendo el baño por precaución hasta comprobar que no había más ejemplares".

Asimismo ha subrayado que "la costa mediterránea no es el hábitat habitual de estas falsas medusas, por lo que su presencia afortunadamente suele ser testimonial".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información