Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La alcaldesa que se llevó el bastón de mando tras perder las elecciones

La anterior regidora de Melón, en Ourense, asegura que lo compró y que es de su propiedad

La exalcaldesa de Melón (en el centro mirando a cámara) María Cristina de Francisco.
La exalcaldesa de Melón (en el centro mirando a cámara) María Cristina de Francisco. efe

Tras casi cuatro décadas de Gobiernos del PP, el socialista Emilio Díaz alzó el sábado pasado el bastón de mando del Ayuntamiento orensano de Melón. No la vara al uso sino un grueso cayado que improvisadamente un vecino le pasó: no había otro.

El matrimonio que se ha sucedido en la alcaldía desde 2003 (Alberto Pardellas y Cristina de Francisco) se llevó a su casa el bastón protocolario con el que ambos tomaron posesión. De Francisco sostiene que es suyo: lo heredó de su marido y lo había comprado él. “Deberían centrarse en lo importante y no en anécdotas”, recomienda la exalcaldesa que asegura que solo quiere “lo mejor” para su pueblo.

En Melón, un municipio de 1.200 habitantes situado en la comarca del Ribeiro, el matrimonio Pardellas-De Francisco (la mujer sucedió al marido cuando este fue inhabilitado a ocho años y medio por un delito de prevaricación) ha vaciado el Ayuntamiento. El nuevo regidor asegura que además de llevarse el bastón de mando la pareja ha dejado 14.000 euros en caja y una deuda de 52.000 “solo en recibos de luz”. Díaz ya ha encargado una auditoría para saber la magnitud del agujero.

Las arcas municipales temblaron para acabar desmoronándose cuando el alcalde Pardellas decidió construir un polideportivo a 75 metros del monasterio —del siglo XII y declarado Bien de Interés Cultural— sin licencia de Política Territorial, sin informe de Patrimonio y en suelo rústico. La Diputación le concedió para ello 200.000 euros de fondos europeos “pero no solo se ha perdido ese dinero sino también lo que ha costado la demolición, los abogados que Pardellas contrató y todos los juicios”, lamenta Díaz.

“Ha sido vergonzoso y tremendo; muchos años de enfrentamientos políticos con denuncias en un pueblo tan pequeño... Supongo que todos tenemos parte de culpa pero no se podía cerrar los ojos a lo que ocurría”, informa el nuevo regidor, que asegura que en "40 años solo se han aprobado cinco o seis presupuestos”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >