Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Vox impone a PP y Cs el recorte del dinero para inmigración en Andalucía

El partido de extrema derecha acuerda con la Junta andaluza una comisión de seguimiento del pacto sobre las cuentas

En foto: Acto de la firma del acuerdo alcanzado por Ciudadanos, Partido Popular y Vox para la aprobación de los Presupuestos de Andalucía para los años 2019 y 2020. En vídeo: declaraciones del presidente andaluz, Juanma Moreno. VÍDEO: EFE

El acuerdo presupuestario en Andalucía ha supuesto mucho más que la retirada por parte de Vox de una enmienda a la totalidad. Inaugura también un nuevo tipo de relación más transparente, menos clandestina. Por primera vez en España, los logotipos del Partido Popular, Ciudadanos y Vox figuran en el documento de 34 medidas para avanzar en “una nueva política presupuestaria que refleje el Gobierno del cambio en Andalucía”. El partido de extrema derecha ha acordado con la Junta andaluza la formación de una comisión de seguimiento del pacto sobre las cuentas de 2019, firmado este jueves. 

Como reclamaba el partido de extrema derecha, el acuerdo fue firmado este jueves con cierta solemnidad por “la rama ciudadana” del Ejecutivo bipartito de PP y Cs. En la foto final figuran el consejero de Hacienda, Juan Bravo (PP), y el de Economía, Rogelio Velasco, consejero independiente nombrado por el partido de Albert Rivera. También lo suscriben tres diputados de Vox (Francisco Serrano, Alejandro Hernández y Manuel Gavira).

El texto, con los membretes de las tres formaciones y las firmas de todos ellos, detalla una letra pequeña que no se dio a conocer ayer. El impacto de las medidas acordadas con Vox en el Presupuesto para 2019 apenas supone el cambio de 2,1 millones de euros. Pero entre ellas hay una muy significativa: se detraen 600.000 euros a “la partida 48701 del 31J, para asociaciones relacionadas con la promoción e inserción de personas inmigrantes” que irán destinados ahora a “edificios y otras construcciones judiciales”.

Las medidas de Vox rezuman contenido ideológico en muchas de las asumidas por el Gobierno de derechas, como el de la puesta en marcha de un teléfono de atención para la protección de “víctimas de la violencia intrafamiliar”, un término que Vox contrapone al de la violencia machista. “La violencia no tiene género”, dijo el portavoz de Vox, Alejandro Hernández, cuando las mujeres asesinadas alcanzan ya el millar. Según Vox, a este nuevo servicio, que entrará en vigor en 2020, podrían acudir “hijos de madres alcohólicas”. Este servicio no eliminará el teléfono 016 de atención a mujeres maltratadas, aclaró el consejero de Hacienda.

Para este ejercicio presupuestario, también se incluye una partida de 1,5 millones de euros para auditorias “de firmas privadas” sobre las empresas públicas y la reordenación del sector instrumental. Esta es la fundamental demanda de Vox, aunque la concreción de la misma está por ver. El grueso de los compromisos se ejecutará en 2020, lo que dota de estabilidad política al Gobierno andaluz que preside Juan Manuel Moreno para casi toda la legislatura.

El acuerdo implica la normalización de las relaciones de los tres grupos parlamentarios que apoyaron la investidura del primer presidente no socialista de Andalucía. Hasta hora, Ciudadanos presumía de que su vínculo era solo con el PP, con el que firmó, tras las elecciones del 2 de diciembre, un pacto de coalición. Y se desatendió del pacto de investidura que el PP selló con Vox. Ahora los tres grupos suscriben un mismo documento y además se comprometen a crear un grupo de trabajo con presencia de consejeros de los dos partidos y con el grupo Vox para seguir el cumplimiento de lo firmado.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información