Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Putin, sobre Cataluña: “No queremos que se desmorone ningún Estado europeo”

El presidente de Rusia sostiene que es un "delirio absurdo" decir que su país "es una amenaza" y critica las declaraciones de Borrell

El presidente ruso, Vladimir Putin, hoy en San Petersburgo.
El presidente ruso, Vladimir Putin, hoy en San Petersburgo. AFP

El debate sobre la injerencia rusa en las crisis de Cataluña vuelve a estar sobre la mesa. A una pregunta sobre el referéndum por la independencia en Cataluña, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, aseguró que Moscú “no quiere que se desmorone ningún Estado europeo”. “España debe decidir cómo ser, incluso con sus regiones problemáticas con Cataluña y en el norte”, recalcó en un encuentro con los responsables de las agencias de noticias globales, entre ellas Efe, en los márgenes del Foro Económico de San Petersburgo. "Esperamos que estos problemas se resuelvan mediante el diálogo y en base a decisiones legítimas aprobadas en ese debate”, ha dicho.

El líder ruso volvió a manifestar que el tema catalán es un asunto interno. “Ante todo nos pronunciamos por la estabilidad, por la preservación de la integridad territorial”, ha declarado. Aunque ha añadido: “La vida es más compleja que algunos postulados recogidos incluso en conocidas normas del derecho internacional”. “Eso lo entendemos perfectamente”.

Pero al margen de que en Rusia se ha mantenido a nivel oficial la postura de que la crisis secesionista es un asunto interno, también ha habido quien ha criticado lo ocurrido durante el referéndum de independencia, con unas cargas policiales que Human Right Watch ha considerado “desproporcionadas”, para criticar el doble rasero de la UE. “Es esta la Europa que quiere hablarnos sobre el referéndum de Crimea y defender los derechos”, se preguntó entonces la portavoz del Ministerio de Exteriores, María Zajárova, en un post de Facebook.

Putin ha resaltado este jueves las buenas relaciones con España. “Tenemos una actitud de sumo respeto hacia España, el pueblo español y la historia española”, dijo. “Para nada estamos interesados en que los países europeos se desmembren unos detrás de otros. En general es un mito que Rusia quiera que Europa sea débil. ¿Para que lo necesitaríamos? El 40% de nuestras reservas de oro y divisas están denominadas en euros La Unión Europea es nuestro principal socio económico. ¿Por qué querríamos que allí todo estuviera convulso? No tiene sentido”, ha señalado tras la pregunta del presidente de Efe, Fernando Garea. “Pero se busca la huella de Rusia”, ha añadido.

A finales de 2017, el Gobierno del Partido Popular aseguró que había constatado la intervención de hackers procedentes de Rusia y Venezuela en la crisis institucional de Cataluña. “Muchos mensajes e intervenciones que se han producido a través de las redes sociales vienen del territorio ruso”, dijo la entonces ministra de Defensa, María Dolores de Cospedal. “Territorio ruso. Eso no quiere decir que tengamos constatado que es el Gobierno ruso”, añadió. Esos hackers según el Gobierno del PP se dedicaron a falsear o tergiversar informaciones relativas a Cataluña y España. Transmitieron, según explicó el Ejecutivo, por ejemplo que desde las Islas Baleares se aboga por la independencia. O que en las escuelas de Cataluña no se enseña el castellano.

El Centro Nacional de Inteligencia (CNI) volvía a incidir en ello el año pasado, aunque sin aportar detalles, en un informe del Centro Criptológico Nacional (CCN): “Parece demostrada la presencia de activistas patrocinados por instituciones rusas en la expresión mediática del conflicto derivado de la situación creada en Cataluña durante 2017, como consecuencia del alejamiento de la legalidad constitucional vigente de ciertas instituciones autonómicas catalanas”.

Sobre ese ambiente de amenaza rusa también ha hablado Putin en el encuentro con las agencias de información globales. El líder ruso aconsejó al ministro de Exteriores español, Josep Borrell, que deje ver a un enemigo en Rusia y trabaje en el campo de la construcción de relaciones beneficiosas para ambos países. Se refería Putin a las declaraciones de Borrell en una entrevista reciente en las que hablaba de Rusia como un “viejo enemigo” que “vuelve a ser una amenaza”. Unas declaraciones que Rusia consideró “hostiles” y por las que el Ministerio de Exteriores convocó al embajador de España en Moscú hace unas semanas. El Gobierno español cree que Rusia ha “sobre reaccionado” por unas declaraciones que, según el departamento de Borrell, fueron hechas en clave europea.

“Hablar de amenaza por parte de Rusia a España, que se encuentra en el otro extremo del continente europeo, es otro desvarío”, ha resaltado Putin. “Por lo visto, el ministro ya no se siente ministro, sino político y quiere con esas declaraciones reafirmarse en esa condición. No pasa nada, seguramente trabaja como ministro hace poco tiempo. Pasarán los años y hará declaraciones más sopesadas”, ha dicho el presidente ruso. “Que se ocupe de sus labores el ministro de Exteriores de España, que piense en cómo desarrollar las relaciones en beneficio a nuestros países y pueblos”, ha añadido el presidente ruso, que afirmó que en Rusia "se quiere a España" y que él mismo mantiene “muy buenas relaciones” con el rey emérito Juan Carlos I y con Felipe VI.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información