Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Revilla gana en Cantabria por primera vez

El PP deja de ser el partido más votado en la región, pero mantiene por la mínima la alcaldía de Santander

El diputado del Partido Regionalista de Cantabria (PRC), José María Mazón (izquierda), se abraza al secretario general de la formación, Miguel Ángel Revilla. En vídeo, declaraciones del presidente de Cantabria. EFE | Vídeo: EUROPA PRESS

Consulte aquí todos los resultados de las elecciones en Cantabria

A la décima fue la vencida. Miguel Ángel Revilla, presidente de Cantabria y líder del Partido Regionalista Cántabro (PRC), ha logrado al fin su anhelado primer puesto en las elecciones autonómicas y aspira, con sus 15 escaños con casi el 100% escrutado, a gobernar la región por cuarta vez. La repetición de la coalición con el PSOE, esta vez con el candidato Pablo Zuloaga, que mejoró el resultado de su partido pasando de cinco a seis escaños, parece la opción de Gobierno más probable.

El PP continúa su tendencia a la baja iniciada en 2015 —pierde tres escaños y se queda en nueve— y deja de ser la fuerza más votada en la región, un título honorífico que habían obtenido las diferentes fuerzas conservadoras desde la constitución de Cantabria como comunidad autónoma, salvo en 1991.

Sin embargo, los populares han conseguido mantenerse en el poder en la ciudad de Santander, donde la izquierda ha estado a punto de lograr la alcaldía por primera vez en democracia. Al 100% escrutado, el PP ha sido la fuerza más votada, con 11 concejales y, aunque pierde dos con respecto a 2015, puede sumar los 14 escaños necesarios para la mayoría absoluta con Ciudadanos (dos concejales) y Vox (uno). La actual alcaldesa, Gema Igual, continuaría a priori al frente del Consistorio. El socialista Pedro Casares, que buscaba lo que denominaba "un cambio histórico", se ha quedado finalmente a las puertas: durante gran parte de la noche electoral, la suma de izquierdas entre PSOE, PRC y Unidas Podemos sumaba mayoría. Pero al final, el desempate de un concejal entre los regionalistas y populares ha beneficiado a estos últimos, que han logrado mantener el bastón de mando.

En las anteriores elecciones autonómicas, en 2015, el PRC quedó segundo en Cantabria con 12 escaños, a tan solo uno de los populares, que fue la fuerza más votada. Durante esta legislatura, Revilla ha gobernado en coalición con el PSOE y con apoyos puntuales de Podemos o Ciudadanos para sacar adelante los presupuestos provinciales y diferentes proyectos, ya que el Gobierno se encontraba a un escaño de la mayoría absoluta. Antes, Revilla fue presidente entre 2003 y 2011, cuando fue elegido como tercera fuerza pero investido presidente con el apoyo del PSOE, que optó por las consejerías importantes.

La última legislatura cántabra ha sido especialmente movida. Los problemas internos han sido la tónica en los partidos de nuevo cuño, como Podemos y Ciudadanos, que no han conseguido acabarla intactos, tras sufrir casos de transfuguismo. En el PP y el PSOE, el conflicto ha llegado de las diferentes sucesiones y cambios de equipo: el candidato socialista, Pablo Zuloaga, es totalmente ajeno a la dirección anterior, que son los que están desde 2015 en el Gobierno; mientras que en el PP la nominación y posterior retirada de la atleta Ruth Beitia como candidata autonómica causó daño a la imagen del partido y a las opciones de su presidenta, María José Sáenz de Buruaga.

En Santander, los partidos conservadores han sido históricamente los más votados: desde la Transición, las distintas marcas de la derecha (UCD, AP, PP) han gobernado siempre en la capital, en muchas ocasiones con mayoría absoluta, la última obtenida por Íñigo de la Serna entre 2011 y 2015. Ese año, el PP perdió la mayoría absoluta pero conservó el bastón de mando, con 13 de un total de 26 concejales, y consiguió sacar adelante los diferentes proyectos de legislatura con el apoyo de uno de los dos ediles de Ciudadanos. Sin embargo, el alcalde que ganó aquellas elecciones, y que gozaba de bastante popularidad en la capital cántabra, De la Serna, dejó el cargo para ser ministro de Fomento, por lo que estas eran las primeras elecciones en las que concurría Gema Igual como cabeza de cartel.

Consulte aquí todos los resultados de las elecciones

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información