Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

IU logra la mayoría absoluta en Zamora

Paco Guarido revalida el bastón de mando con 14 concejales y no necesitará pactar, con el 99% escrutado

En vídeo, Francisco Guarido en una entrevista con EL PAÍS previa a las elecciones.

Consulte aquí todos los resultados de las elecciones en Zamora

Zamora rompe con el resto del país y, por segundo mandato consecutivo, tendrá un alcalde de IU. Paco Guarido, hasta ahora único regidor de la coalición de izquierdas en una capital de provincia, ha logrado este domingo revalidar el bastón de mando del Ayuntamiento. Y lo ha hecho con holgura. El dirigente político ha obtenido mayoría absoluta —14 escaños sobre un total de 25— y se ha convertido, además, en la primera fuerza (48% de las papeletas) de una ciudad de 61.000 habitantes donde tradicionalmente arrasaba la derecha. De hecho, Vox, Ciudadanos y PP sumaron aquí el 56% de los votos en las pasadas elecciones generales.

Guarido, un conserje de instituto de 60 años, asumió la alcaldía en 2015. Tras 16 años como concejal de la oposición, acabó con dos décadas de Gobiernos del PP. Entonces, los populares quedaron primeros con 10 ediles, pero IU (con ocho concejales) y PSOE (con cinco) sumaron para hacerse con el bastón de mando. "Llevábamos muchos años en la oposición y conocíamos muy bien cómo funciona el Ayuntamiento. Además, con el PSOE dividido —cuatro de sus seis concejales dimitieron en la precampaña por diferencias internas—, nos convertimos en 2015 en el grupo de referencia de la oposición. Incluso la candidata del PP, Clara San Damián, nos señaló directamente, lo que nos convirtió en la lista a batir", explicaba el alcalde a EL PAÍS hace apenas unas semanas.

Ahora, en cambio, al dirigente de la coalición de izquierdas no le hará falta pactar. Los 14 ediles del partido son suficientes para gobernar en solitario, sin el apoyo de los socialistas. Y quedan, además, muy lejos de los seis del PP, con el 20% de los votos; de los tres del PSOE, con el 11%; y de los dos de Ciudadanos, con el 8%. Vox y Podemos, con apenas el 4% y 1% de las papeletas, no logran entrar en la corporación.

En una ciudad donde el 25% de la población tiene más de 65 años —casi seis puntos por encima de la media española—, Guarido ha logrado sanear las cuentas del Ayuntamiento durante su mandato. Eliminó la deuda bancaria, que alcanzó los 27,1 millones de euros con el PP, y cerró 2018 con un superávit de seis millones. Además, bajó el IBI. "Invertimos en cuatro años el doble que durante los ocho anteriores. En aceras, asfaltos, parques...", señalaba el alcalde durante la campaña, cuando destacó que, "sobre todo", no se metieron "en ningún lío" y no prometieron "gigantescos proyectos que no saldrían adelante".

"¿Por qué voy a llevar corbata cuando soy alcalde si antes nunca la he llevado?", añadía el regidor. "Hemos demostrado que somos gente sencilla de izquierdas con los pies en el suelo. En cierta manera, somos previsibles. Y hemos normalizado las siglas de IU", argumentaba Guarido, que siempre ha defendido que IU y Podemos son dos izquierdas distintas y que el partido de Pablo Iglesias le resta votos en la ciudad. Y, por lo tanto, se han presentado por separado a las municipales. 

Consulte aquí todos los resultados de las elecciones

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información