Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Y las mujeres tomaron el Congreso

El nuevo Parlamento es el más paritario de la historia y el más igualitario de la Unión Europea. Las nuevas diputadas reflexionan sobre este avance

Meritxell Batet, nueva presidenta del Congreso.

El hemiciclo ante el que Clara Campoamor reclamó el derecho al voto femenino con un célebre discurso el 1 de octubre de 1931 solo contaba con tres parlamentarias: la propia Campoamor, Victoria Kent y Margarita Nelken. 88 años después de que las mujeres pudieran votar en España, el Congreso que se ha constituido este martes no solo es el más paritario de la historia nacional. Con 166 mujeres diputadas, el 47,4% de los 350 escaños, el Parlamento español es el más igualitario de la Unión Europea y el quinto del mundo, según datos de ONU mujeres. El salto de España en menos de un siglo a la vanguardia mundial en el papel de las mujeres en política se refleja también en que una mujer presidirá la Cámara baja: Meritxell Batet (PSC), que sucede a otra, Ana Pastor (PP).

La Mesa que gobernará la Cámara también es paritaria: con dos vicepresidencias de cuatro, Pastor y Gloria Elizo (Unidas Podemos); y la mitad de las secretarías: Sofía Hernanz (PSOE) y Patricia Reyes (Ciudadanos). El empuje femenino se notó en las primeras palabras de la nueva presidenta, que mencionó la necesidad de avanzar hacia “una España más feminista” y se dirigió a “las señoras y señores diputados”. Ellas primero.

El PSOE es el partido que más mujeres aporta al nuevo Parlamento: 64 diputadas socialistas suponen el 52% de sus escaños. Tanto socialistas como populares y Unidas Podemos son más mujeres que hombres. UP, con 23 parlamentarias, hasta el 54,8%, y el PP, con 34, el 51,5%. Les sigue Ciudadanos, con 21 parlamentarias (el 38,6%).

Y las mujeres tomaron el Congreso

Muchas de esas legisladoras pisaban ayer por primera vez las alfombras de los pasillos del Congreso. De distintas generaciones, unas con más experiencia que otras, algunas con gran proyección, pasaron frente al escritorio del palacio que preside el busto de Clara Campoamor. La efigie de la sufragista lleva ahí solo desde 2017, cuando se reubicó en la zona noble bajo el mandato de Ana Pastor.

Las nuevas parlamentarias ponen en valor el hito del Congreso más igualitario. “Las niñas de este país necesitan referentes femeninos en todos los ámbitos y sectores de la vida. Necesitamos seguir aumentando las figuras de liderazgo femenino y la eliminación de barreras que siguen truncando las carreras de muchas mujeres”, reflexiona Inés Arrimadas (37 años), diputada de Ciudadanos y previsible nueva portavoz parlamentaria del grupo. “Nunca el Congreso se pareció tanto a España”, subraya su compañera de grupo Aurora Nacarino (32). También en el PP comparten el júbilo. “Es una buena noticia que no debe pasar desapercibida. La presencia de mujeres en política abre un camino para las niñas de hoy, para que piensen que pueden ser lo que quieran”, asiente la diputada popular Cuca Gamarra (44 años).

¿Y cómo hemos llegado hasta aquí? Beatriz Corredor, exministra de 50 años y una de las incorporaciones al grupo socialista, reivindica la contribución relevante del PSOE: “La paridad es una conquista social impulsada por el PSOE en España”. “Los primeros Gobiernos paritarios fueron los de José Luis Rodríguez Zapatero, el avance de las mujeres en todos los ámbitos ha sido fruto de la lucha feminista que está en el ADN del PSOE”. El Gobierno de Pedro Sánchez es el que tiene más ministras de Europa.

Pero las más jóvenes, como María Teresa Pérez, flamante diputada de Unidas Podemos a sus 25 años, contraponen que la composición del Congreso es fruto “de la influencia del feminismo y del 8 de marzo”. “Esto beneficia a la democracia”, cree Pérez, pero no le parece suficiente. “Está bien que se rompan techos de cristal, pero hace falta también aplicar políticas feministas. Y hay que despatriarcalizar la política, lo que pasa por una forma de dialogar más empática, con menos testosterona y sobreactuación”, reflexiona.

El contraste en las nuevas parlamentarias de la XIII legislatura lo pone Vox. Una de sus diputadas, Cristina Esteban (43 años), confiesa no darle importancia a la igualdad en el Congreso: “No lo veo ni bien ni mal”.

¿De quién se acordaron este martes las nuevas diputadas? Beatriz Corredor, de las socialistas Carme Chacón, Teresa Fernández de la Vega y Bibiana Aído. Cuca Gamarra citó a referentes del PP: Luisa Fernanda Rudi y Ana Pastor. La joven diputada de Podemos, María Teresa Pérez, mencionó a referentes del feminismo como Simone de Beauvoir y Nancy Fraser. Y Aurora Nacarino, de Ciudadanos, se acordó de su madre, fallecida: “Ojalá pudiera verme hoy. Quiero pensar que estaría orgullosa”.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >