Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dos sindicatos policiales denuncian a Julen Arzuaga por llamarles “nazis”

Los sindicatos piden a la Fiscalía que aclare si hay responsabilidad penal del parlamentario de EH Bildu y le reclaman 3.000 euros

Parlamentarios del PP se encaran con Julen Arzuaga (EH Bildu) durante un bronco pleno de la Cámara vasca este jueves pasado.
Parlamentarios del PP se encaran con Julen Arzuaga (EH Bildu) durante un bronco pleno de la Cámara vasca este jueves pasado. EFE

Dos sindicatos policiales han iniciado acciones judiciales contra el parlamentario de la izquierda abertzale, Julen Arzuaga, por llamar “nazis” “franquistas” y “asquerosos” a los agentes que asistían como público al pleno parlamentario que se celebró en Vitoria el pasado jueves. Los insultos, que provocaron el abandono del pleno de los parlamentarios del PP, se produjeron durante el debate de la norma que reconoce a las víctimas de abusos policiales cometidos en Euskadi entre 1978 y 1999. Fue aprobada con los votos del PNV y PSE, la abstención de EH Bildu y Elkarrekin Podemos en la mayoría de los artículos y la oposición del PP.

El Sindicato Profesional de Policía (SPP) presentó ayer una denuncia contra Arzuaga ante la Fiscalía General del Estado por un delito de injurias a las fuerzas y cuerpos de seguridad del Estado. En la denuncia, la organización sindical mayoritaria entre las escalas superiores del cuerpo, destaca que Arzuaga insultó y menospreció a los representantes y miembros de las fuerzas de seguridad. Arzuaga comenzó su ataque verbal cuando interpretó que los agentes le insultaban haciendo un gesto con sus manos que en realidad describía una letra con la que empieza el nombre del sindicato Jusapol, que nació para reivindicar la equiparación salarial entre los cuerpos policiales nacionales y autonómicos.

Arzuaga mostró su desprecio “más absoluto” por las organizaciones corporativas policiales y les acusó que hacer “un lobby infecto, asqueroso, para que no se reconozca a las víctimas que ellos mismos han generado”. El SPP, que incorporó ayer en su denuncia varios párrafos con las declaraciones de Arzuaga para que la Fiscalía aclare si hay responsabilidades penales, reprochó al Gobierno su “inactividad”. Para el SPP, las declaraciones de Arzuaga desde la tribuna de la Cámara vasca suponen “graves ofensas” no solo contra policías y guardias civiles, sino también contra las “víctimas del terrorismo y de toda la sociedad española”. El Sindicato Unificado de Policía (SUP), mayoritario en el cuerpo, hizo lo propio pero en Vitoria. El sindicato policial anunció en una nota la inminente presentación en los juzgados de Vitoria de un “acto de conciliación” contra el diputado de EH Bildu, en el que le exigen que pida perdón y una indemnización de 3.000 euros por los “daños morales sufridos”.

El destino de ese dinero será la Fundación de Huérfanos de la Policía. En la interposición del citado acto de conciliación, previo al procedimiento penal, el SUP exige a Julen Arzuaga, que “justifique los motivos que le llevaron a realizar esas manifestaciones y solicite el perdón a todos los ofendidos de forma pública”. El Reglamento del Parlamento Vasco y el Estatuto de Gernika establecen que los parlamentarios autonómicos gozarán de inmunidad y serán inviolables por los votos y opiniones que emitan en el ejercicio de su cargo.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >