Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Sánchez: “No es no; no habrá referéndum en Cataluña”

El líder del PSOE se compromete a rechazar las peticiones de los independentistas

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, durante un acto de precampaña en Zaragoza este domingo.

Han pasado algo más de dos años y medio desde que Pedro Sánchez, secretario general del PSOE, alzara el grito de “no es no” a una abstención que facilitara la formación de un Gobierno de Mariano Rajoy. El líder de los socialistas recupera ahora esa expresión para dotar del máximo compromiso su afirmación de que no permitirá que en Cataluña se produzca un referéndum de autodeterminación. Con ello quiere taponar el mensaje de PP y Ciudadanos de que se entregará a los independentistas con tal de volver a La Moncloa. “No es no; no habrá un referéndum de autodeterminación en Cataluña”, ha asegurado este domingo en Zaragoza el presidente del Gobierno y líder de los socialistas.

Faltan 20 días para la celebración de las elecciones generales, el 28 de abril, y los dos principales rivales de Pedro Sánchez, a cuyo partido los estudios demoscópicos sitúan en cabeza de las preferencias de los votantes, han centrado su estrategia sembrar dudas sobre las contrapartidas que el líder socialista tendrá que entregar a los independentistas para ser investido presidente del Gobierno. Unas acusaciones que indicen en que Sánchez negociará la celebración de un referéndum de independencia en Cataluña a cambio de mantenerse en el poder.

Esas insinuaciones de pacto con “independentistas, comunistas y herederos de ETA” a la que aluden con asiduidad Albert Rivera y Pablo Casado en sus actos, pero también Vox, perturba notablemente al electorado potencial de los socialistas. Y el líder del PSOE está decidido a taponar esa vía de fuga de votos hasta el final de la campaña.

Los mensajes para intentar contrarrestar esos mensajes que hacen tanto daño en el posible granero de votos socialista han sido contundentes este domingo en Zaragoza. “No es no; no habrá referéndum en Cataluña, no habrá independencia y no habrá quiebra de la Constitución, que no reconoce ese derecho a la autodeterminación”, se ha comprometido el secretario general del PSOE en el Palacio de Congresos de la capital aragonesa ante unos 1.500 asistentes, según datos de la organización.

Pedro Sánchez adujo algunas razones más para rechazar las demandas de los partidos soberanistas. “Los catalanes no quieren irse de España; el problema de Cataluña no es la independencia sino la convivencia”. Una fórmula esta que repite con ahínco el líder socialista en todos sus actos e intervenciones públicas. “Nosotros vamos a defender con uñas y dientes el Estado de las autonomías”, ha proclamado frente “a los vientos recentralizadores” que el jefe de Gobierno atribuye a la derecha. “Lo que más me preocupa de la ultraderecha, además de lo que dice y lo que pretende, es cómo está influyendo en la radicalización del PP y de Ciudadanos”, ha afirmado.

Los debates sobre la eutanasia, el aborto, los derechos de los homosexuales, que se han abierto en las últimas semanas son ejemplos que Sánchez ha señalado, sin distinguir quién los está manteniendo, colocando en el mismo saco a Vox, Ciudadanos y el PP. Pero en forma y fondo, el líder socialista, dista mucho de emplear en un lenguaje agresivo contra los adversarios. Las referencias personales a Pablo Casado y a Albert Rivera, son irónicas, con preguntas sobre qué les ha hecho para que estos no paren de mencionarle se hable de lo que se hable.

El grueso del discurso de Pedro Sánchez es el clásico de un partido de Gobierno socialdemócrata, con tintes moderados, buscando la centralidad y con énfasis en las políticas sociales.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información