Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PP vuelve a patinar con el aborto y obliga a Suárez Illana a rectificar

El fichaje de Casado pide disculpas tras declarar que los neandertales también usaban el aborto: "Esperaban a que naciera y le cortaban la cabeza”

Pablo Casado, Adolfo Suárez Illana y Miguel Abellán este jueves en la Puerta de Alcalá de Madrid. En vídeo, declaraciones de Casado.

El PP vuelve a enredarse con el aborto. Pablo Casado ya había desistido de llevar al programa electoral la reforma de la ley y fuentes del partido trasladaron su intención de enterrar el debate, pero todas las semanas, alguien lo resucita. Este jueves ha sido el fichaje estrella del líder popular, Adolfo Suárez Illana. "El aborto se lleva 100.000 vidas al año. Los neandertales también lo usaban, pero esperaban a que naciera y le cortaban la cabeza”, declaró. El partido le pidió que rectificara y Suárez Illana lo hizo horas más tarde, en un acto en Logroño:  "Cuando uno mete la pata, lo mejor es pedir disculpas", dijo.

El PP quería que los titulares de este jueves giraran en torno a las declaraciones del líder del PSC, Miquel Iceta -“Si el 65% de los catalanes quiere la independencia, la democracia deberá encontrar un mecanismo para encauzar eso”, dijo-  y que la imagen fuera la de la fotografía de familia de los candidatos al Congreso por Madrid en la Puerta de Alcalá con sus nuevos fichajes. Pero uno de ellos, el número dos en la lista, el primero por detrás de Pablo Casado, aplastó el discurso con unas incendiarias declaraciones sobre un debate que el partido asegura cada semana que quiere enterrar y que siempre alguien resucita.

Adolfo Suárez Illana mezcló en la misma frase el aborto, los accidentes de tráfico y los suicidios. "Dedicamos cada año 740 millones de euros para la seguridad vial, que se lleva la vida de entre 1.500 y 1.800 compatriotas cada año. Y curiosamente no estamos haciendo nada en dos apartados: uno que se lleva la vida de 8.000 personas cada año, el suicidio, y el aborto, que se lleva 100.000 vidas al año. Es una salvajada que no hagamos nada. Las mujeres tienen que decidir entre ser madres de un niño vivo o un niño muerto ", declaró en una entrevista en Onda cero. A continuación, dijo: "Lo que no es un embrión, es un tumor. Está claro. Si usted no toca ese embrión, termina siendo un señor con barba o una señora maravillosa". Y finalmente, aseguró que en Nueva York se acababa de aprobar "una ley por la cual se permite el aborto después del nacimiento" y que "los neandertales también lo usaban, pero esperaban a que naciera y le cortaban la cabeza". 

Villalobos: "Se me revuelve el estómago al oírlo"

Estas declaraciones no sentaron nada bien en el PP. El aborto divide al partido y ya los comentarios de Casado hace unas semanas vinculando los abortos a las pensiones habían escocido internamente entre quienes consideran que es un debate superado y que no da votos. Casado escuchó esas voces y decidió no incluir en su programa electoral el compromiso de reformar la ley para volver a la de 1985 -de supuestos y la que él prefiere-, pero las palabras de Suárez Illana resucitaron la polémica y el malestar interno. El sector crítico, más moderado, desplazado de las listas, criticó el estrepitoso estreno del fichaje estrella de su líder. "Es un bochorno. Un despropósito", afirma un dirigente de ese sector. "Vaya favor que le ha hecho a la izquierda. Me parece impresentable, una salvajada. Se me ha revuelto el estómago al oírlo", ha declarado la exdiputada Celia Villalobos a EL PAÍS.

"Yo no comparto esas declaraciones", afirma la vicesecretaria de comunicación del PP, Marta González. "En el PP hay muchas sensibilidades al respecto: desde quienes son absolutamente contrarios hasta quienes pensamos que cada mujer tiene una situación personal y familiar diferente que solo ella puede valorar. Sí que estamos de acuerdo en que una mujer no debería verse obligada a tomar esa decisión por falta de apoyo social o por una situación económica o laboral desfavorable. De ahí el tema de la ley de apoyo, en la que todos estamos de acuerdo".

Justo cuando el PP se felicitaba al considerar que la oferta de Albert Rivera de formar un Gobierno de coalición les devolvía al centro, las declaraciones de Suárez Illana les alejaban varios kilómetros de él y la dirección del partido le pidió que rectificara para pasar la página cuanto antes. El número dos de la lista por Madrid al Congreso lo hizo unas horas más tarde, en un acto en Logroño:  "Después de haber hecho la comparación entre los neandertales y la ley de Nueva York, he estado toda la tarde buscando si era correcta o no mi afirmación y un despacho de Nueva York me confirma que no es correcta. Cuando uno se equivoca y mete la pata lo mejor es pedir disculpas. Lo siento mucho y punto, se acabó la polémica", declaró. En 2009, ya había publicado en El Mundo un artículo contra el proyecto del Gobierno del PSOE sobre el aborto titulado “Los neandertales eran progresistas”. El texto arrancaba así: "Resulta que estos primitivos homínidos, extinguidos hace unos 25.000 años, van a ser la reserva ideológica del ala más radical del PSOE de Zapatero".

Antes de la rectificación de Suárez Illana, y tratando de minimizar daños, el vicesecretario de organización, Javier Maroto, había recordado en un tuit que la postura oficial del partido es esperar a que el Tribunal Constitucional se pronuncie sobre el recurso que presentaron a la ley de 2010, de plazos, aprobada durante el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. El PP, en cualquier caso, estuvo presente al más alto nivel en la manifestación contra el aborto y "la cultura de la muerte"  celebrada el pasado domingo en Madrid y a la que asistió el secretario general del partido, Teodoro García Egea.

Suárez Illana pertenece a Red madre, una asociación que ayuda a embarazadas en situaciones en riesgo y de la que también es patrón el exministro Alberto Ruiz-Gallardón, que dimitió tras tumbar Mariano Rajoy su propuesta de reforma de la ley del aborto. "No se trata de meter a nadie en la cárcel, sino de que cuando una mujer no sabe si tener o no un hijo, si tiene un problema porque piensa que su padre le va a decir algo o no tiene posibilidades económicas, el Estado debe estar ahí. Muchas veces se trata simplemente de cariño, de ayuda, de dinero".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >