Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El responsable anticorrupción del PP, tras declarar como imputado: “Está todo justificado”

Alfredo Prada ha comparecido ante el juez por las obras de la Campus de la Justicia de Madrid

A la izquierda, Alfredo Prada, a su llegada a la Audiencia Nacional, este miércoles.
A la izquierda, Alfredo Prada, a su llegada a la Audiencia Nacional, este miércoles. EFE

El pasado junto a Esperanza Aguirre ha llevado a Alfredo Prada a los tribunales. Dos veces en poco más de un mes. Si el pasado febrero declaraba como testigo en la Audiencia Provincial en el juicio por el denominado caso espías, que abordó la supuesta trama de seguimientos a adversarios políticos de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Prada ha acudido este martes a la Audiencia Nacional, citado ya como investigado, por su labor al frente de la empresa que creó el Gobierno regional para la construcción del Campus de la Justicia. "Está todo justificado", ha afirmado a su salida el dirigente del PP, elegido por Pablo Casado para encabezar la oficina impulsada dentro del partido para combatir la corrupción.

José de la Mata, magistrado del Juzgado Central de Instrucción número 5, citó a Prada, consejero de Justicia con Aguirre, para "ser interrogado como responsable del desarrollo económico y contractual de la sociedad". El ahora imputado, que ha permanecido en la Audiencia durante casi tres horas, ocupó entre 2005 y 2008 el cargo de presidente y consejero delegado de la empresa creada para desarrollar el proyecto, que dejó un agujero patrimonial superior a los 105 millones de euros en la Comunidad. El juez investiga delitos de prevaricación, malversación y tráfico de influencias.

El instructor señala en un auto, firmado este marzo, que el Campus de la Justicia no seguía ningún criterio de racionalidad económico y organizativo, además de presentar un "claro desequilibrio" al contar con un "potente ámbito de personal directivo y una infraestructura de personal administrativo sumamente débil". Además, "todos los puestos de trabajo de la sociedad se cubrieron por personas de confianza de los gestores políticos del proyecto y, en algunos casos, vinculados a intereses privados". A eso se suman gastos sospechosos con una tarjeta platinum, retirada de efectivo y el pago de un máster.

"He contado la verdad al juez", ha resumido brevemente Prada a su salida de la Audiencia Nacional, donde no ha querido hacer declaraciones a los medios. Casado recuperó a este exparlamentario del PP el pasado verano tras ganar las primarias. Y lo colocó en la ejecutiva de la formación, al frente de la Oficina del Cargo Popular, encargada de evitar la corrupción dentro de las filas populares.

La construcción del Campus, que se puso en marcha en 2005 y se prolongó hasta 2015, tenía como supuesto objetivo llevar todas las sedes judiciales dependientes de la Comunidad de Madrid a unas parcelas al norte de la capital de España. Pero fue un fracaso y solo se levantó uno de los 12 edificios previstos: el que iba a albergar el Instituto de Medicina Legal, que ni siquiera se encuentra actualmente en funcionamiento.

Además de citar a Prada, uno de los primeros padrinos políticos de Casado, el magistrado también ha llamado a declarar como imputados a otros tres ex altos cargos del Campus de la Justicia: Isabelino Baños, ex director general técnico; José Sanz Piñar, subdirector técnico; y Alicio de las Heras, director del área financiera. Todos ellos ocuparon puestos clave en la empresa creada supuestamente para levantar la Ciudad de la Justicia de Madrid.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información