Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ciudadanos reivindica un “feminismo liberal” para diferenciarse de Vox

Albert Rivera, Inés Arrimadas y las principales dirigentes de la formación presentan un decálogo de principios feministas

Inés Arrimadas en el acto para presentar el manifiesto feminista de Ciudadanos, este domingo en Madrid.

En la batalla electoral por la derecha, Ciudadanos se diferencia del PP, y sobre todo de Vox, con una defensa del feminismo. Un feminismo al que añade el apellido de "liberal", que incluye la regulación de la prostitución o de los vientres de alquiler y carga contra el lenguaje inclusivo, pero que para empezar se reivindica como apuesta política. "El feminismo sigue siendo necesario, en España y en toda Europa", ha defendido este domingo Inés Arrimadas, cabeza de lista del partido por Barcelona para las generales, en la presentación en Madrid de un "manifiesto de feminismo liberal", junto a Albert Rivera y las principales mujeres dirigentes de Ciudadanos. Rivera se ha comprometido si es presidente a llevar la causa feminista de manera transversal al Gobierno.

Ciudadanos quiere diferenciarse de sus competidores en la derecha con la puesta en valor de su alma liberal, en la que el feminismo es parte de su ideario de defensa de las libertades individuales. En una semana clave para los derechos de las mujeres por la celebración este viernes del Día Internacional de la Mujer, que en España se traduce en una convocatoria de huelga feminista, el partido ha tomado la iniciativa y ha querido abanderar su propio feminismo.

La apuesta es también una reacción ante las críticas que Ciudadanos ha recibido de la izquierda por aceptar que su pacto de Gobierno en Andalucía con el PP lo sustente Vox, una formación que pide la derogación de las leyes contra la violencia de género. Sin embargo, las críticas no son nuevas: en la manifestación del año pasado por el 8 de marzo, la delegación de Ciudadanos ya fue abucheada por algunas asistentes.

Sin citar a Vox, Rivera ha marcado distancias claras con este partido con la defensa de que la violencia machista es un problema en España y de que se deben aplicar políticas para revertirla, no derogarlas. "Me comprometo a ejecutar el pacto de Estado [contra la violencia de género] hasta el último céntimo. La violencia machista existe, ojalá no existiera, no se puede negar la evidencia. Una cosa es que no se hagan bien las cosas y otra que neguemos la realidad", ha defendido Rivera. Junto a él, la consejera de Igualdad de la Junta de Andalucía, Rocío Ruiz —Igualdad es una de las carteras del Gobierno andaluz en manos de Ciudadanos— ha prometido que su Ejecutivo no retrocederá en las políticas contra la violencia machista. "Desde esta consejería que yo lidero no vamos a permitir que se dé ningún paso atrás".

"Ni un paso atrás" es uno de los lemas de los colectivos feministas desde la irrupción de la formación de extrema derecha en Andalucía y Ciudadanos lleva esa misma expresión a su decálogo feminista. La firmeza contra la violencia de género es el principal mensaje velado de Ciudadanos contra Vox. "No se pueden aceptar discursos que relativizan o niegan la violencia machista", ha subrayado la responsable de Igualdad del partido, Patricia Reyes. 

"En Ciudadanos lideramos la lucha por la igualdad", ha defendido Arrimadas, que ha recordado su propia experiencia rompiendo barreras en política. "He sido la única candidata mujer a presidir la Generalitat, la primera mujer líder de la oposición y la primera que ha ganado unas elecciones en Cataluña". En las listas para las próximas elecciones autonómicas, no obstante, el 70% de los candidatos de Ciudadanos serán hombres.

Cambiar políticas

En el acto se han criticado también los postulados de Podemos respecto al feminismo. "El feminismo no es decir portavozas, es cambiar políticas", ha incidido Arrimadas, en referencia al término que utilizó Irene Montero, portavoz parlamentaria de Podemos, que reabrió el año pasado el debate sobre el lenguaje inclusivo. Según Arrimadas, esta práctica "no es solo inútil, es contraproducente. Expulsa a mucha gente del feminismo". La crítica al lenguaje inclusivo es otro de los puntos de su propuesta. 

El manifiesto es más una declaración de principios que un decálogo de iniciativas. Ciudadanos reivindica un feminismo transversal a las ideologías, en el que llama a participar a los hombres y que dice no ser paternalista, porque en su opinión algunas feministas lo son. "La mujer no se ha sacudido la tutela del varón para caer en la tutela de otras mujeres que pretendan hablar en su nombre", apunta el texto.

Con la "tutela" de algunas mujeres se refieren a la posición de varios colectivos feministas contrario a la regulación de la prostitución o a la gestación subrogada, que ellos defienden. Ciudadanos sostiene que la libertad de elegir de las mujeres con su cuerpo debe primar sobre el resto de consideraciones. "Ahí donde las mujeres podemos elegir más, hay más feminismo", ha opinado Arrimadas. Las feministas que discrepan de esto argumentan que la libertad de elección no es real si está condicionada por factores económicos (como la pobreza) o sociales.

En el acto se ha hecho referencia a la educación y a las medidas de conciliación como la ampliación de los permisos de paternidad, o a la custodia compartida, pero no se han detallado compromisos concretos, más allá de cumplir con el Pacto de Estado contra la violencia de género. Rivera ha cerrado con el aviso de que Ciudadanos va a seguir hablando de feminismo "liberal" en los próximos días. "Quiero una España de mujeres libres e iguales, en la que cualquier mujer pueda volar todo lo alto que quiera", ha concluido el candidato.

Decálogo de "feminismo liberal" de Ciudadanos

1. El feminismo es una causa de todos: no es patrimonio de nadie. Su defensa la abandera cada ciudadano comprometido con la igualdad entre hombres y mujeres.

2. Nunca habrá igualdad sin libertad. El liberalismo percibe la emancipación del individuo sin distinción de sexo, nacimiento, etnia, raza o religión. Por eso, el feminismo liberal es el que defiende que toda mujer tiene igual libertad individual que el hombre.

3. El feminismo es necesario en España y en Europa: queda mucho camino para la igualdad. Por muchos avances obtenidos, sigue existiendo una desigualdad notable en las oportunidades de las mujeres, una brecha salarial inaceptable y la evidencia de una mayor dificultad de las mujeres para alcanzar sus metas. Mientras la igualdad plena no esté conseguida, el feminismo será el arma principal para dar esa batalla.

4. Que ninguna mujer tenga que elegir entre su carrera y su familia. La incorporación de la mujer al mercado laboral no ha ido acompañada de políticas efectivas que permitan ejercer la corresponsabilidad entre mujeres y hombres que demanda la sociedad del siglo XXI.

5. Feminismo no es decir ‘portavozas’, es cambiar políticas. El objetivo de la igualdad no se logra confrontando a los ciudadanos con ideologías caducas, se consigue con políticas públicas efectivas que eliminen las barreras que existen a la igualdad de oportunidades entre mujeres y hombres.

6. El feminismo liberal no excluye al hombre: es una batalla de toda la sociedad. Los hombres son imprescindibles para la tarea que se propone el feminismo liberal. No podemos ignorar a la mitad de la sociedad para emprender la batalla de la igualdad de derechos y deberes.

7. El feminismo liberal pone la educación en el centro. Los ciudadanos deben ser formados de tal manera que se reconozcan en igualdad de derechos y deberes, oportunidades y aspiraciones, posibilidades y metas.

8. Ni un paso atrás en la lucha contra la violencia machista. Tan reduccionista resulta decir que todas las mujeres nacen víctimas como falso que la violencia machista no existe. Es urgente implementar el pacto contra la violencia machista para erradicar esta lacra.

9. Nadie habla por mí: en el siglo XXI, paternalismo NO, solidaridad entre mujeres SÍ. La mujer no se ha sacudido la tutela del varón para caer en la tutela de otras mujeres que pretendan hablar en su nombre.

10. Guerra de sexos es pasado, feminismo liberal es presente y futuro. El feminismo liberal representa el futuro en la lucha por la igualdad. Ningún grupo de presión puede hablar en nombre del conjunto de las mujeres.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información