Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno aprueba una batería de medidas sociales centradas en mujeres y jóvenes a dos meses del 28-A

La extensión del permiso de paternidad y la transparencia salarial para evitar la discriminación por sexo marcan el Consejo de Ministros

Carmen Calvo, vicepresidenta del Gobierno.

El Gobierno ha aprobado este viernes una amplia batería de medidas sociales a menos de dos meses para las elecciones del 28 de abril cuyos principales beneficiarios son las mujeres y los jóvenes. La ampliación de los permisos de paternidad hasta 16 semanas en 2021, el registro de tablas salariales para evitar la discriminación laboral por sexo y la recuperación de la cotización de las cuidadoras no profesionales de dependientes forman parte de la primera tanda de decretos que el Ejecutivo prevé aprobar hasta finales de marzo. El PP se plantea llevar a los tribunales la estrategia del PSOE mientras Pedro Sánchez apura su mandato.

El Consejo de Ministros previo a la disolución de las Cortes, el próximo 5 de marzo, ha sido la gran demostración de que quien controla el BOE domina la agenda política. Y anticipa la intención de Sánchez de gobernar “hasta el último minuto” de la legislatura, como dejó claro el presidente cuando anunció el adelanto de las elecciones generales. Los dos reales decretos leyes en materias de vivienda y alquiler y para la garantía de la igualdad de trato y oportunidades en el empleo entre hombres y mujeres adelantan los siguientes pasos que seguirá el Gobierno. Siempre con la bandera social por delante.

Aprobar el subsidio de paro para mayores de 52 años, derogar los aspectos más lesivos de la reforma laboral y desarrollar una oferta de 30.000 empleos públicos serán algunas de las medidas que el gabinete de Sánchez impulsará las próximas semanas. Hasta entonces, ha subrayado la vicepresidenta Carmen Calvo, el Ejecutivo ejercerá sus funciones “con normalidad absoluta” y solo entrará en funciones una vez se hayan celebrado las elecciones.

Aunque en el PSOE dan por segura su victoria en las generales, lo que no sucede desde 2008, al mismo tiempo reconocen que necesitan una mayoría holgada para retener el Ejecutivo. Para que un Gobierno monocolor como el actual, con apoyos externos, sea viable, la conclusión a la que han llegado en el comité electoral del PSOE es que deben apuntalar su condición de partido de centroizquierda. Exministros con Felipe González y José Luis Rodríguez Zapatero destacan que la mayoría del electorado se ubica en la franja entre el 4 y el 6, en una escala de 1 a 10, en la que el 1 es la extrema izquierda. “Ahí se ganan las elecciones”, subrayan.

Guiños al 8 de marzo

La única actividad institucional del Gobierno el próximo viernes, Día Internacional de la Mujer, será la celebración del Consejo de Ministros. De esta manera Pedro Sánchez pretende trasladar su “compromiso absoluto con el espíritu del 8 de marzo”, una movilización sin precedentes en España de la que se cumplirá el primer aniversario. “Es algo que nos define, que nos identifica, que forma parte de las señas de identidad de estas siglas. Llevamos el feminismo en el corazón de este partido”, ha reivindicado este viernes el presidente del Gobierno y líder del PSOE en una carta a la militancia. En su misiva Sánchez recuerda que preside el Gobierno con más mujeres de la OCDE y que los socialistas pusieron en marcha el Pacto de Estado contra la Violencia de Género.

“Este Gobierno no es insensible a una realidad que está ahí. Por eso reduciremos nuestra actividad institucional como acompañamiento a una sociedad que parece que se va a movilizar como ya lo hizo el año pasado”, ha explicado Carmen Calvo. Los sindicatos ya han registrado para ese día paros totales o parciales.

Las medidas aprobadas en el último Consejo de Ministros están orientadas a ese tipo de votante. Con especial énfasis en el voto femenino. En el último CIS, el PSOE aparece como el partido que “está haciendo más” por la igualdad de las mujeres. Así lo piensan el 36,5% de los encuestados (el 27,9% se decantan por los socialistas en primera opción y el 8,7% en segunda). Le sigue Podemos con un 25,7% (12,6% y 13,1% respectivamente). La percepción positiva de los dos principales partidos de izquierdas contrasta con la de Ciudadanos (10,8%) y PP (9,1%). Los consultados les responsabilizan de oponerse y retrasar las iniciativas en materia de igualdad. Los populares tienen la peor imagen (33,4%), casi el triple que Ciudadanos (11,9%).

El partido en el Gobierno afronta con relativo optimismo el mes que aún le queda por delante. La satisfacción en el Ejecutivo era este viernes patente cuando, sin esperar a la comparecencia posterior al Consejo de Ministros, Unidas Podemos explicitó su apoyo a las iniciativas gubernamentales, informa Ana Marcos. Aunque fuera a regañadientes. “Hoy tenemos una celebración a medias. Hemos conseguido llevar al PSOE a su límite en muchas medidas, pero no ha habido valentía suficiente”, expresó Irene Montero.

El nuevo decreto del alquiler no recoge la limitación de rentas como reclamaba Podemos —el anterior es el único de los 29 que el Gobierno no ha sacado adelante en el Congreso, donde contó con el voto en contra del partido de Pablo Iglesias porque no incluía esta condición—, pero incluye la creación de un índice de precios en menos de ocho meses. Pese a que no se regula la limitación de las subidas de precios, vincula las subidas de rentas al IPC y amplía los contratos de tres a cinco años.

Los estrategas de Ferraz y La Moncloa esperan que sea suficiente para convencer a los votantes de entre 18 y 35 años. Según el CIS, el PSOE ha relevado a Podemos como el partido más atractivo entre los nuevos votantes: los socialistas tendrían el respaldo del 17,2% de la franja de edad entre 18 y 24 años, por delante de Ciudadanos y Unidas Podemos —ambos con el 10,3%— y del PP (8,6%). El apoyo al PSOE del electorado con una edad comprendida entre los 25 y 34 años sería dos puntos mayor (19,1%), por delante de Ciudadanos (14,1%) y Unidas Podemos (12,1%) en tanto que el PP acusa su desplome (5%).

Mientras Podemos renunciaba a sus posiciones iniciales en vivienda, Pablo Casado acusó a Sánchez de “instrumentalizar las instituciones” y dedicar lo que llamó “viernes electorales” a hacer “anuncios que no va a poder pagar, porque no tiene Presupuestos y tendrá que tirar de déficit, deuda y poner en riesgo las cuentas públicas”, informa Natalia Junquera. El líder del PP considera que el Gobierno está abusando del uso de los decretos leyes, previstos para casos de urgente necesidad, con el propósito de “financiar su campaña electoral”. Eso es propio de las “repúblicas bananeras”, ha insistido. El PP se plantea incluso llevar al Gobierno a los tribunales. La vicepresidenta del Gobierno reprochó el bloqueo que PP y Ciudadanos han aplicado sistemáticamente con su mayoría en la Mesa del Parlamento a sus propuestas en los nueve meses de Sánchez como presidente.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información