Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rivera ultima el salto de Arrimadas a Madrid y provoca una sacudida en Ciudadanos

El líder del partido y la portavoz en Cataluña comparten mitin este sábado en la capital

Apostar con todo implica no guardarse ningún as en la manga. Albert Rivera ultima el desembarco de Inés Arrimadas en Madrid para hacer tándem en las elecciones generales. El salto a la política nacional de Arrimadas, fraguado en absoluto secreto y que no conocían en la cúpula, se da por hecho por algunas fuentes de la dirección, pese a que aún no hay confirmación oficial. Arrimadas despierta recelos en miembros de la ejecutiva: la operación desató este jueves un vendaval interno. Rivera y Arrimadas comparten mitin este sábado en Madrid.

Inés Arrimadas y Albert Rivera, en un mitin en Barcelona. En vídeo, el portavoz del partido en el Parlament de Cataluña, Carlos Carrizosa, niega que Arrimadas vaya a dar el salto a Madrid. Foto: Joan Sanchez | Vídeo: EFE

La operación Arrimadas sorprendió a dirigentes del círculo más próximo a Rivera, que este jueves por la mañana negaban con absoluto convencimiento que algo parecido pudiera ser posible. Muy pocas personas conocían lo que se estaba fraguando, hasta el punto de que el secretario general, José Manuel Villegas, desmintió a mediodía en el Congreso que estuviera sobre la mesa su desembarco en Madrid. Poco después, el líder de Ciudadanos ensalzó desde Málaga como nunca antes a la dirigente catalana, y dejó todo abierto: “Es la mujer más importante, más valiente y más preparada de la política española”.

Rivera ultima que Arrimadas concurra a las generales como número uno por Barcelona, un puesto que deja vacante Juan Carlos Girauta, portavoz parlamentario, que irá como número uno por Toledo porque traslada allí su residencia. La información del salto de Arrimadas a la política nacional se daba por hecho en fuentes de la dirección a última hora de este jueves, pero no hubo confirmación en el partido. Fuentes oficiales quisieron a última hora modular el desmentido de Villegas, subrayando que había que entenderlo solo referido a la pregunta concreta de si Arrimadas iría como número dos por Madrid.

Pero lo cierto es que las palabras del número dos del partido sonaron tajantes al descartar que Arrimadas abandonara Cataluña, donde deja nada menos que el puesto de líder de la oposición. No está claro si desconocía a esa hora la información que manejaba el líder o si quiso cortar por lo sano las especulaciones. “Inés está cumpliendo un papel fundamental para nosotros en Cataluña; la prioridad de Ciudadanos y de la propia Inés Arrimadas es Cataluña (...) y por tanto va a seguir liderando a los catalanes que queremos seguir siendo catalanes y españoles”, dijo Villegas en los pasillos de la Cámara baja.

Rivera, desde Málaga, fue en cambio deliberadamente ambiguo y no cerró la puerta a ningún escenario. Tampoco Arrimadas, cuyo silencio durante todo el día no fue solo público, sino también privado: no informó de sus planes a sus colegas de la dirección, según ha podido saber este diario, a pesar de que la noticia de su posible abandono de Cataluña era la comidilla en la formación naranja. En el partido que lidera Rivera reinó todo el día la confusión. La mayoría de los diputados y miembros de la dirección reconocían su desconcierto: la llegada de Arrimadas al Congreso provoca rechazo en algunos miembros de la ejecutiva, que este jueves no ocultaban su enfado. “Es un error colosal”, según una de las fuentes consultadas.

La noticia ha provocado una sacudida en un partido acostumbrado a la calma interna y al hiperliderazgo de Rivera. La llegada de la segunda figura más relevante de Ciudadanos a Madrid se interpreta como una apuesta del líder para dar la batalla con todas sus armas al PP en las generales. Rivera no se va a guardar ese as en la manga. Pero nadie tiene claro cómo puede resultar la cohabitación en Madrid de los dos liderazgos fuertes del partido.

Rivera y Arrimadas compartirán un mitin de precampaña este sábado en Madrid, que en principio debería servir para anunciar la noticia. La tensión interna indica, no obstante, que hasta que eso suceda todo es posible.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información