Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marlaska presume de haber salvado a 60.000 inmigrantes en el mar

El ministro del Interior defiende su política migratoria y asegura que ejecutará el plan de retirada parcial de la concertinas en Ceuta y Melilla

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante el pleno de este jueves en el Congreso.
El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, durante el pleno de este jueves en el Congreso. EFE

La política migratoria no estaba en el orden del día de la comparecencia de este jueves del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ante la Comisión de Interior del Congreso, pero ha terminado ocupando una parte de ella. Criticado por la oposición, sobre todo por el diputado de Unidos Podemos Marcelo Expósito, Marlaska se defendió presumiendo de haber salvado 60.000 vidas en el Mediterráneo "porque cumplimos la legislación internacional". El ministro llegó a afirmar que España había dado "una lección a toda Europa" antes de espetar que "nadie va a dar lecciones a este gobierno de salvar vidas".

Marlaska acudía al Congreso para dar cuenta del cambio de la política penitenciaria con los presos de ETA, de los detalles de la detención el 16 de enero de dos alcaldes secesionistas y de la autorización a los Mossos d'Esquadra para comprar armas de guerra. Sin embargo, buena parte de los grupos de la oposición han aprovechado la sesión para iniciar el enfrentamiento electoral sacando a debate otros temas. Entre ellos, el de la inmigración. El más duro fue el representante de Unidos Podemos, quien acusó al ministro de conculcar los derechos humanos en la frontera y de "dejar abandonados a los inmigrantes en el mar mediterráneo".

Expósito le afeó que, como adelantó este jueves EL PAÍS, pretendiera que los barcos de Salvamento Marítimo pudieran en ciertas circunstancias desembarcar en un puerto marroquí a los inmigrantes que rescatara, en lugar de llevarlos a las costas españolas como hasta ahora. También le recriminó por no haber cumplido su promesa de retirar las concertinas de las vallas de Ceuta y Melilla, y no haber creado los cauces necesarios para regular los flujos migratorios.

Marlaska rechazó de plano las acusaciones y aseguró que el plan para la retirada parcial de las concertinas que aprobó recientemente el Gobierno se ejecutará en breve. En este sentido, recordó que tiene previsto viajar en breve a Ceuta y Melilla para dar a conocer los detalles del mismo. El ministro defendió su política y, en concreto, la apuesta por buscar la colaboración con los países de origen de los inmigrantes "para que los que vengan lo hagan porque quieren y no por necesidad".

Sobre el fin de la política de dispersión de los presos de ETA, Grande-Marlaska ha sufrido ataques de buena parte de los grupos. En el caso del PP y Ciudadanos, por considerar los acercamientos una cesión del Gobierno de Pedro Sánchez a los nacionalistas vascos para mantenerse en el poder. Y por parte de EH Bildu y Unidos Podemos, por insuficiente. Frente a ello, Marlaska ha insistido en que la actual política de acercamientos de presos etarras a cárceles más próximas al País Vasco se ajusta a la legalidad y que se sustenta en criterios muy concretos: la no existencia de delitos de sangre, la duración de la condena, haber extinguido buena parte de la pena, tener una buena conducta en prisión y haber aceptado la legalidad penitenciaria. En este sentido, el ministro ha recordado al PP que los acercamientos que hizo su partido cuando José María Aznar era presidente y ETA aún estaba activa fueron muchos más de los 22 realizados por él en los ocho meses de su gestión al frente de Interior.

Marlaska también ha cargado contra el PP y Ciudadanos por acusarle falsamente de autorizar la adquisición de armas de guerra a la Generalitat de Cataluña. El ministro ha esgrimido que, según los datos de la Intervención de Armas de la Guardia Civil, esa autorización para la adquisición de esas armas se hizo en 2016, cuando aún estaba en el poder Mariano Rajoy. También, que de la partida autorizada, la Generalitat solo había materializado la compra de 22 fusiles calibre 5,56 por 45 milímetros. Una compra que tuvo lugar, ha añadido, en enero de 2017, todavía "con el PP en el Gobierno", como ha recalcado en varias ocasiones.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información