Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Casado compara la situación política con la de la España salida de la dictadura

El líder del PP advierte del riesgo de que el independentismo se extienda en Baleares, Comunidad Valenciana y Aragón

FOTO: Pablo Casado y Teodoro García Egea, durante la reunión en la sede del PP. VIDEO: Intervención de Pablo Casado en la Ejecutiva.

El líder del PP, Pablo Casado, ha presentado los comicios generales del 28 de abril y las autonómicas, municipales y europeas del 26 de mayo como "las mismas elecciones distribuidas en dos jornadas" y ha comparado la situación política actual con la de la España recién salida de la dictadura. "Obligan a los españoles a elegir de nuevo, después de cuarenta años, entre enfrentamiento o concordia; ruptura o reformas; radicalidad o integración; privilegios para algunos o ley para todos", ha dicho en su discurso a la junta directiva nacional, el máximo órgano del partido entre congresos. 

Casado ha asegurado que si no lo para el PP, los independentistas están decididos a "lanzar el segundo asalto contra la unidad de España, ahora con la connivencia del PSOE" y que si ellos no consiguen pararlos en las urnas, el conflicto puede extenderse a "Baleares, Comunidad Valenciana o Aragón". El presidente popular ha insistido en que la primera medida si gana las elecciones sería aplicar el artículo 155 en Cataluña "con la extensión y duración que otros partidos no quisieron en 2017", y ha negado que eso fuera una medida de "represión".  "Una vez más nos llaman crispadores, pero lo moderado es hacer que se cumpla la ley". "El PP no se esconde, no disimula, da todas las batallas, empezando por las ideológicas", ha proclamado Casado ante la cúpula del partido y los barones territoriales. "¿No nos dice siempre la gente que quiere ver al PP defendiendo sus principios? Vamos con ellos en la mano". 

Casado ha llamado al voto útil, ha asegurado que el partido está "movilizado" y ha pedido —sin citarlos— que no se dejen arrastrar por otras formaciones como Vox: "Que no nos preocupe lo que hagan". Precisamente, esta es una de las críticas que le hacen a su líder desde el sector moderado del partido.

El presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, ha advertido antes de entrar en la reunión de la junta directiva nacional, que si el voto se dispersa, puede "no sumar" para poder expulsar al PSOE del poder. Preguntado por el tipo de campaña, Feijóo ha asegurado: "Nosotros somos un partido de centro derecha, lo pone en los estatutos, y cada vez que nos hemos presentado a las elecciones como un partido de centro derecha hemos obtenido unos excelentes resultados". 

Tras la reunión de la junta, Casado se ha ido a comer con todos los barones territoriales. Fuentes de la dirección del partido anuncian una importante renovación en la elaboración de las listas electorales para hacer un "relevo generacional".

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >