Un adolescente muere aplastado bajo un camión en el puerto de Ceuta

La Guardia Civil investiga las causas del suceso en el que ha fallecido un joven marroquí

El cadáver del joven, tapado con una manta, en el puerto de Ceuta.Foto: atlas | Vídeo: JOAQUIN SÁNCHEZ / ATLAS

Un menor inmigrante de 15 años ha sido hallado muerto la tarde de este jueves en el puerto de Ceuta, en una zona de carga y descarga de mercancías para los buques que enlazan la ciudad con la Península. Las primeras investigaciones apuntan a que el joven ha sufrido un accidente mientras intentaba "meterse bajo un camión", según han explicado fuentes de la Guardia Civil, que no ha efectuado ningún arresto. En estos momentos, los agentes intentan esclarecer las circunstancias del suceso.

Más información
Ceuta, el limbo migratorio hacia Europa
Ceuta y Melilla, vía cegada a los subsaharianos

Los hechos se han producido en el muelle de Poniente sobre las 16.30. Un camión se encontraba estacionado a unos 30 metros del cantil del muelle, justo después de haber descargado de un barco una góndola con una excavadora. Cuando el vehículo ha emprendido la marcha, ha dejado al descubierto que bajo él se encontraba el cadáver del menor con varios traumatismos, entre ellos, uno en la cabeza, según ha confirmado la Guardia Civil.

La principal hipótesis que bajara el instituto armado es que, al ver el camión estacionado, el joven se introdujo debajo con la esperanza de que la carga acabase en uno de los buques que conectan la ciudad autónoma con la Península, cuando, en verdad, esta ya había sido descargada. Los agentes creen que el menor ha acabado aplastado, bien por el peso de la suspensión del vehículo o porque se cayó de los bajos del vehículo cuando el conductor ha reemprendido la marcha para abandonar las instalaciones portuarias. En principio, la Guardia Civil cree que el trabajador "ni se percató de lo ocurrido".

Otro transportista se ha dado cuenta de la presencia del menor tumbado en el suelo del puerto y herido mortalmente, según ha explicado Manuel Sánchez Cuesta, vicepresidente de la Asociación de Transportistas de Ceuta. El testigo ha avisado a los servicios de emergencia, pero estos no han podido hacer nada por salvar la vida del chico. Hasta el puerto se han trasladado también agentes de la Guardia Civil, que han localizado al transportista del camión implicado en el suceso y han tomado declaración a los testigos presenciales. Minutos después, la autoridad judicial ha autorizado el levantamiento del cadáver.

Será la investigación la que tendrá que confirmar que se trata de un accidente o si existe algún tipo de responsabilidad. Para ello, además de los testigos presenciales, los agentes han recurrido a las cámaras de vigilancia que controlan el muelle de Poniente. Las primeras indagaciones de la Guardia Civil apuntan a que se trata de un menor migrante, de origen marroquí, de unos 15 años. El joven llevaba unos dos meses viviendo en las inmediaciones del puerto, a la espera de intentar pasar en las mercancías de uno de los barcos regulares que conectan la ciudad autónoma con la Península.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.
Suscríbete

Se trata de la segunda muerte de un joven inmigrante en el puerto en menos de un año. El pasado 6 de abril un transportista acabó detenido acusado de homicidio doloso después de atropellar a Omar, un joven que acaba de cumplir la mayoría de edad. El chico se encontraba en el mismo muelle Poniente e intentaba acceder a uno de los camiones que van a la Península. Tanto el camionero investigado como otro compañero iniciaron una persecución a bordo de sus cabezas tractoras que acabó con el atropello del chico.

Zona restringida

Los camioneros del puerto de Ceuta llevan años denunciando la inseguridad que supone que decenas de migrantes malvivan en un muelle de mercancías a la espera de intentar colarse en las cargas de los camiones que conducen. "Si no hubiese nadie en una zona que es restringida, esto no habría ocurrido", ha explicado Sánchez. El portavoz denuncia que en esta zona portuaria, pese a estar limitado el acceso, suele haber un grupo "de entre 70 y 80 personas" que esperan su oportunidad para cruzar el Estrecho.

Es a la ciudad autónoma de Ceuta a la que compete la tutela de los menores extranjeros no acompañados. Muchos de ellos viven en los centros para niños que gestiona el área municipal de Menores, pero otros se marchan de estas instalaciones. Ante el incremento de jóvenes que pasan a vivir en la calle o en los alrededores del puerto, el Ayuntamiento puso en marcha hace un año un proyecto para la prevención de la delincuencia de estos chicos, coordinado con el Observatorio Criminológico del Sistema Penal ante la Inmigración de la Universidad de Málaga.

Sin embargo, el activista ceutí Reduan Mohamed denuncia el abandono que sufren los menores que malviven en el puerto. El ceutí suele acudir con frecuencia a la escollera del muelle para proporcionar bocadillos y asistencia a los jóvenes y ha constatado la presencia de un grupo numeroso de personas originarias de Tetuán. "Están desesperados y con la incertidumbre de que cualquier día los deporten. La criminalización ya está incrustada en los genes de la ciudadanía y políticos con todo lo que han estado sembrando los gobiernos y oposición de la derecha y la izquierda", ha condenado Mohamed.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Jesús A. Cañas

Es corresponsal de EL PAÍS en Cádiz desde 2016. Antes trabajó para periódicos del grupo Vocento. Se licenció en Periodismo por la Universidad de Sevilla y es Máster de Arquitectura y Patrimonio Histórico por la US y el IAPH. En 2019, recibió el premio Cádiz de Periodismo por uno de sus trabajos sobre el narcotráfico en el Estrecho de Gibraltar.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS